lunes, 14 de marzo de 2011

Metrobus y dignidad política

14 de marzo de 2011

Hoy el  consejero de Transporte de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Echeverría, ha reconocido su error, su gran metedura de pata, pero también lo ha dicho alto y claro: no va a dimitir.

Echeverria_metrobus_existe La degradación de la política española está llegando a superar los limites de lo soportable. La falta de honestidad, altura intelectual, coherencia, ética, dignidad y el abuso de la mentira son las cualidades habituales de muchos de nuestro políticos. Pero de vez en cuando personajes zafios degradan aún más la noble actividad de la política.  Este es el caso del consejero de Transporte de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Echeverría. Ver las imágenes de su intervención, negando la existencia del Metrobus, despreciando  las evidencias puestas por la oposición, burlándose del diputado socialista que le interpeló y con esa actitud chulesca de matón de ferias; hacen sentir vergüenza ajena  de esa clase política que nos representa en las instituciones.

Hoy se ha disculpado y aún admitiendo que es el error mas grave de su carrera política, tiene la desfachatez de  decir que no entiende porque se ha montado tanto revuelo, que se ha sacado todo de contexto y que se le ha hecho mucho daño a nivel personal. Es inaudito, quien intenta ridiculizar a la oposición, quien desprecia las mas mínimas reglas de la cortesía parlamentaria, quien sabiéndose amparado por la mayoría parlamentaria  se dirige a la oposición de forma chulesca acusándola de desconocimiento, cuando el único inculto político es él. A pesar de todo eso dice sentirse la victima.

El problema no es solo la salida de tono y forma de este parlamentario de baja cualidad ética. El problema está que detrás de él su mayoría portica le aplaude, incluida la presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, porque con esos aplausos el error, el desconocimiento, la falta de ética, la deshonestidad , la incoherencia y la baja altura intelectual no es solo de  José Ignacio Echeverría sino de todo el Partido Popular que le jalea y le protege.

Actuaciones como estas no tienen otro camino que la dimisión por muchas razones, pero sobre todo por desconocimiento de la política sobre las competencias que le han sido delegadas y por su actitud política que es todo lo contrario de la que un político debería tener.  Pero ya lo ha dicho, él es una victima y no va a dimitir y ni falta que le hace por las grandes tragaderas que tienen los votantes del P.P.

Salud, República y Socialismo.

4 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Tienes razón que la política ha llegado a unos niveles de degradación realmente difíciles de asumir. El susodicho consejero de Transporte es directamente indigno y un insulto para los ciudadanos, aunque algunos de ellos aún le aplaudan.
Un beso

MENTA dijo...

No me sorprende esa actitud chulesca y sacada del tiesto.
Está muy generalizada en el PP.
Saludos.

RGAlmazán dijo...

A lo que comentas habría que añadir que en la misma comunidad de Madrid, entre sus propios compañeros se le tiene por un vago y va poco por allí. Y no me extraña, no sabe ni lo que es de su competencia, debe trabajar menos que cualquier parado de este país.
Y sí, lo más grave son esos vítores y aplausos de su propia fila ante el error, estos no saben lo que es el transporte público, ni de coña.

Salud y República

m.eugènia creus-piqué dijo...

Espero volver pronto.Un abrazo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails