miércoles, 3 de septiembre de 2008

Ya tiene forma

Me han entregado la maqueta del libro. Ya tiene forma lo que antes solo eran palabras, gráficos, fotos y folios. En pocos días ya tendrá forma definitiva virtual y después a la imprenta de la que saldrá ya con forma real.

Después de poco más de un año de trabajo, en el que he dedicado muchas horas para leer miles de documentos, los 250 folios entregados al diseñador, se han convertido en una propuesta de libro de casi 300 páginas. Han sido muchas horas de escribir, repasar, comprobar datos, pedir opiniones a compañeros y otras pocas dedicadas a corregir lo escrito. Y buscar nueva información, porque cada vez que se relee surgen nuevas ideas, nuevas formas de tratar un tema, y vuelta a escribir. Por fin un día sale la enésima versión del primer texto definitivo y dices ¡ya basta!, porque en algún momento hay que terminar; y entonces vas al diseñador con el Pen-drive lleno de folios y fotos y una idea de cómo quieres que transforme folios y fotos en un libro presentable. Cuando un día llega un mensajero con un sobre gordo lleno de folios, eso que te entrega no tiene nada que ver con la idea que tú tenías de “tu libro”, porque ahora “tu libro” es la suma de tus folios, tu fotos y la estética que le pone el diseñador y que, por algún misterio de la ciencia, suele ser mejor que la tuya.

Hechas la vista atrás y te das cuenta que el esfuerzo a merecido la pena. Tu trabajo tiene ya un nombre “1978-2008, 30 años de sindicalismo en libertad”. Estoy contento porque sirve para recuperar la memoria y para que los que no han vivido la transformación de estos últimos 30 años sepan que el sindicalismo sirve de algo. Muchas veces no se comprenden, en lo inmediato, los resultados de la negociación colectiva, pero cuando se mira hacia tras en el tiempo y se recuerdan las condiciones salariales y sociolaborales de hace treinta años es entonces cuando te das cuenta de la utilidad de la negociación colectiva, aunque a veces sea necesaria la critica a la acción sindical de los sindicatos.

Ya están hechas las correcciones. A partir de mañana el diseñador dará forma definitiva a este proyecto de libro, que espero que al menos sea útil para comprender que el progreso social se consigue no con grandes y espectaculares logros sino con pequeños avances poco a poco. Con eso ya me daré por satisfecho.

Salud, República y Socialismo

6 comentarios:

RGAlmazán dijo...

¡Enhorabuena! A ver si está pronto impreso definitivamente y lo celebramos.

Salud y República

Saiza dijo...

¡Enhorabuena! Me alegro mucho por tí, se que es algo que te hace feliz. Me apunto a la celebración. Un beso y como siempre:
¡Salud, Memoria y Libertad!

SELMA dijo...

No sabes como me alegro! Mis más sinceras felicitaciones Antonio...
Un beso!

Antonio Rodriguez dijo...

Gracias a todos por vuestras felicitaciones, yos os iré informando de como ve marchando la edición.
Salud, República y Socialismo

fritus dijo...

Muchísimas felicidades por el libro, estoy deseoso de verlo en alguna estantería, y luego en la de mi casa...

y hago converger en ti todo el agradecimiento que siento a la gente que desde que empezó la revolución industrial ha luchado, pagando un precio muy alto, para que hoy disfrutemos cosas que parecen existir desde siempre....de 40 horas, de subsidios y seguridad social, de condiciones de seguridad,salud e higiene en el trabajo.... y tantas cosas que no sólo no nos ha regalado nadie sino que debemos vigilar cada día como una valiosa posesión porque el sistema nos demuestra que están en peligro constante...
un abrazo muy fuerte.

Antonio Rodriguez dijo...

A los trabajadores nadie nos ha regalado nada, todo ha sido producto del esfuerzo constante y solo cuando miramos hacia atrás nos damos cuenta de la importancia de los logros conseguidos, sobre todo en épocas de crisis, como la actual, en la que los buitres y demás aves carroñeras sobrevuelan sobre nuestros derechos para intentar llegarse una buena tajada.
Las luchas obreras están llenas de pequeños y grandes logros y también de fracasos y errores sindicales, y entonces se hace necesaria la critica a los sindicatos, pero debemos darnos cuentas que lo sindicatos no son nada sin el apoyo de los trabajadores y en este país la tasa de afiliación sigue siendo baja.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails