domingo, 1 de noviembre de 2015

La burrada de la semana, Esperanza Aguirre

Ahora toca reescribir la historia, la historia reciente. Porque cuando las evidencias demuestran los horrores de sus hechos, solo les queda el recurso de la mentira. Pretender hacernos ver lo blanco negro. Y en eso Esperanza Aguirre es una maestra.

Dice la lideresa, venida a menos, que España no estuvo en la guerra de Iraq y que hacerse una fotos en las Azores no es ningún delito. Y lo dice con una sonrisa de oreja a oreja cono si nos estuviera contando un chiste. Pero la cosa no es para chistes, porque por la gracia de esa guerra han muerto más de un millón de personas, se han recortado los derechos y libertades a millones de mujeres, el terrorismo islámico campa a su anchas y como consecuencia de esto último, el mundo se hecho mucho más inseguro.

Primero nos mintieron, pretendiendo dejarnos como unos idiotas que no entendíamos nada. Porque, según ellos, el régimen de Sadan Huseim tenía armas de destrucción masiva. Hasta el propio Rajoy defendió en el debate parlamentario sobre la guerra de Irak la existencia de esas armas. Según Rajoy "estaba demostrado que Irak tenía armas biológicas (llegó a citar el ántrax), misiles nucleares y armas químicas". Nada de ese arsenal se encontró cuando las tropas aliadas invadieron Irak.

Resultó que la CIA, como acostumbra, falsificó las pruebas para justificar la guerra de Irak. Porque el Bush hijo quería continuar los que su padre no quiso hacer, acabar con el régimen de Sadan Huseim. Y para planificar y/o dar carta de naturaleza al inicio de la guerra se fueron a las Azores, Bush, Blair y Aznar, haciendo de anfitrión el entonces Presidente de Portugal, José Manuel Durão Barroso. Nuestro presidente, de manporrero de los otros. Porque Aznar quería darse aires de grandeza. Y claro que no es un delito hacerse una foto en las Azores, pero ese trío de mal agüero no fueron a las Azores a pasar un fin de semana como tres buenos amigos, sino a escenificar el inicio de una guerra injusta y vergonzosa. Por tanto esa foto es cuanto menos la foto de la vergüenza y la obscenidad.

Y claro que España estuvo en la guerra de Iraq. Primero dando apoyo logístico y prestando sus bases para que los invasores hicieran su sucio trabajo y después enviando 2.600 soldados. Soldados que no fueron a repartir caramelos, si no mas bien tiros y bombas. Y a recibirlos, como lo demuestra los 11 soldados muertos durante la permanencia del ejercito español en Iraq. El ejercito español tuvo bajo su control las provincias Irakies de Al Qadisiya y An Naya a la vez que el contingente de soldados sudamericanos. No creo que estuvieran allí participando en un campamento de Boy Scouts. Fueron allí como ejercito de ocupación y por tanto en numerosas ocasiones les toco repeler los ataques de insurgentes irakies. 

Ahora cuando Tony Blair reconoce los errores y lo horrores de esa guerra injusta, el Partido Popular trata de salvar la cabeza de Aznar pretendiendo reescribir la historia. En lugar de reconocer los errores cometido, por esas ansias de protagonismo de Aznar y unas pretendidas compensaciones hacia España que nunca llegaron,  y pedir disculpas por ello, vuelven a utilizar de nuevo la mentira como argumento. Porque ellos están convencidos de que "su fin" justificaba los medios y aunque las consecuencias de sus errores sean terribles, ellos seguirán insistiendo en que invadir Irak era una causa justa. Y por supuesto en que España no estuvo en la guerra de Irak., aunque las evidencias de la participación española en esa guerra no sean como las pruebas de la existencia de las armas de destrucción masiva, es decir una falsedad.

Si Bush, Blair y Aznar hubieran estado en el bando de los perdedores, estarían juzgados como criminales de guerra, pero la historia la escriben "los vencedores", si es que hubo algún vencedores en esa guerra injusta y vergonzosa, más bien hubo perdedores, millones de perdedores. Aunque a veces el tiempo demuestra que "los vencedores" la escribieron mal y entonces la historia juzga a los verdaderos culpables aunque no sean llevando ante los tribunales. Y la historia, mal que le pese al PP y a Esperanza Aguirrre, ha terminado condenando a los instigadores de esa guerra injusta y vergonzosa.

Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails