martes, 24 de noviembre de 2015

Nada justifica la violencia de género

Como cada 25 de noviembre, se conmemora de nuevo el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Pero las cifras  evidencian que la lucha contra esta lacra social no avanza adecuadamente.

Entre 2003 y 2014 has sido asesinadas por violencia de género, 766 mujeres. En 2012, 52; en 2013, 54; en 2014, 54 y en 2015 ya superamos las 50 mujeres asesinadas. Resulta alarmante que de las 54 mujeres asesinadas en 2014, solo había denuncia en 17 casos (31,5%). En 2014 se presentaron 126.742 denuncias y 15.721 renuncias a continuar con el proceso. Estos alarmantes datos evidencian, cuando menos, posibles carencias en la atención jurídica, psicológica, servicios sociales, etc., a las mujeres víctimas de la violencia de género.

Nada justifica estas espeluznantes cifras de violencia de genero. Solo el machismo imperante en una parte de la sociedad española, que no cree en la igualdad entre sexos y que ve a la mujer con un objeto de su propiedad. Por eso es fundamental la educación en valores de igualdad desde las más tierna edad para combatir esta lacra. Educar ciudadanos/as libres e iguales hará que un día lleguemos a una sociedad igualitaria y no discriminatoria sexista. A todo esto nada contribuye la eliminación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía por el Partido Popular en la LOMSE. Mientras tanto, solo queda la prevención y la lucha policial contra la violencia de género.

Según el estudio sobre percepción social de la violencia de genero en la adolescencia y juventud, uno de cada tres jóvenes de 15 a 29 años (33%) considera inevitable o aceptable “controlar los horarios de la pareja”, “impedirle que vea a su familia o amistades, “no permitirle que trabaje o estudie” o “decirle las cosas que puede o no hacer”. Lo que pone de manifiesto la necesidad de una mayor educación en valores de igualdad entre nuestro jóvenes. O los valores de igualdad y no discriminación sexista vuelven a la educación o este anormal porcentaje de las actitudes machistas de nuestros jóvenes no será algo anecdótico, sino una vergonzante realidad.

Pero sobre esta realidad se ceba también la desigualdad social, que afecta de manera muy especial a las mujeres. Durante la crisis económica el desempleo se ha cebado mas entre las mujeres que entre los hombres, son ellas las que soportan mas los contratos a tiempo parcial y son ellas las que encuentran mayor dificultad a la hora de conseguir un nuevo empleo. Y esto incide en las relaciones entre parejas. Porque cuanto el incremento de la desigualdad social entre las mujeres se agrava, muchas de ellas se ven condicionadas para dar el paso de denunciar y abandonar a un potencial maltratador.

La situación de la violencia de genero en España no puede hacernos olvidar las grave situación de otras mujeres en otras partes del mundo, donde hay una mayor discriminación y violencia hacia ellas. En muchos otros sitios las mujeres son consideradas ciudadanas de segunda o tercera clase, cuando no se las niega los más elementales derecho humanos y democráticos. En otros sitios se las viola o asesina solo por el hecho de ser mujer, se las convierte en esclavas sexuales o son objeto de venta para explotarlas sexualmente. Se las somete a matrimonios forzados aún siendo una niñas. Se las somete a la terrible practica de la oblación. Son encarceladas y lapidadas por que el simple hecho de querer tener derecho a decidir libremente sobre su  sexualidad.

No solo hay que luchar por la eliminación de la violencia de genero contra las mujeres en España, si no que hay que exigir a la comunidad internacional su compromiso con la defensa de todas esas mujeres que son objeto de abuso y violaciones graves de sus derechos y que muchas veces son prisioneras de los fundamentalismos religiosos. De lo contrario se será cómplice de los abusos a los que son sometidas por estos grupos fundamentalistas. De nada servirá celebrar cada año este 25N si abandonamos a su suerte a millones de mujeres que son prisionerass de los fundamentalismos religiosos.

Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails