miércoles, 11 de noviembre de 2015

A Rajoy se le aparece la virgen

Los tiranos tienen la buena o mala costumbre, según se mire, de hacer llamadas al enemigo exterior cuando las cosas se le empiezan a poner crudas en el interior. Eso es lo que le está pasado a Rajoy y al Partido Popular, cuando tienen las cosas crudas nada mejor que hacer "un prietas las filas" frente al enemigo exterior, en este caso Cataluña, para salir de atolladero.

Rajoy ha pasado toda la legislatura haciendo la política del avestruz o lo que es lo mismo la política Rajoy. Pretende que el tiempo lo arregle todo y cuando el tiempo no lo soluciona, tratar de que la justicia solucione un problema que tiene que solucionar la política. Y así llegamos hasta hoy. El problema catalán se ha hecho demasiado grande para que la solución sea la justicia y entonces se recurre al prietas las filas, la llamada a la unidad nacional frente a los que quieren romper España. Un problema que, lo quiera o no Rajoy, solo tiene una vía de solución, la negociación y el acuerdo político. Los problemas políticos se se resuelven con la política y no exclusivamente con la aplicación de la justicia. Y las leyes y las constituciones se cambian para adaptarse a las realidades sociales y políticas del momento.

Ya lo hacia el dictador Franco, cuando cometía alguna barrabasada interna y el pueblo empezaba a soliviantarse y la solidaridad internacional se expresaba. Todo se solucionada llenando la plaza de Oriente con "millones de españolitos de bien", traídos de todos los confines dfel suelo patrio con bocadillo incluido. Y Franco vociferando contra el contubernio judeo-masónico-comunista. Había que demostrar que el pueblo estaba unido contra el contubernio extranjero que solo tenia un objetivo, cargarse a la reserva espiritual de occidente.

Ahora que el Partido Popular tiene que responder ante las urnas por las barrabasadas cometidas durante la negra legislatura de los recortes económicos, políticos y sociales, Rajoy ha encontrado la solución para que en la campaña no se hable ni de los recortes,  que él y su partido han cometido con la ciudadanía de a pie, ni de la corrupcion en la que esta inmerso el PP. Artur Mas y los secesionistas catalanes se lo han puesto en bandeja. Ellos son la excusa con la que Rajoy ha llamado a cerrar filas en defensa de una unidad de España.

Parece como si hubiera un pacto secreto en Rajoy y Mas, porque los dos salen beneficiados. Con "el prietas las filas" de Rajoy y el "España nos roba" de Mas, ambos han hecho que sus mismos problemas queden en un segundo plano en la campaña electoral de las elecciones generales. Porque ambos tienen problemas de recortes. Uno en el conjunto del país y el otro en Cataluña y ambos tienen su organización política como una cochiquera, llenas de maloliente corrupción. 

Pero el problema es que a esta situación contribuyen "los partidos constitucionalistas", el PSOE y la marca blanca del PP, Ciudadanos. Cuanto llamamiento a la unidad nacional y al respeto y defensa de la Constitución y la legalidad vigente ante el problema catalán, que poco llamamiento a la negociación política para solucionar el problema y que poco llamamiento a la unidad nacional y al cumplimiento de la legalidad constitucional para salvar a las personas de los efectos de los recortes, con la excusa de la crisis económica. Que facilidad tienen el PP y el PSOE para llegar a acuerdos que no benefician a las clases populares. Recuérdese la reforma exprés del articulo 135 de la Constitución.

Rajoy y el PP han impuesto su rodillo parlamentario para imponer su contrarrevolución conservadora. Entonces no era necesario la unidad frente a la crisis, ahora si porque de ella se puede beneficiar directamente el PP e indirectamente Ciudadanos. Menudo papelón el de Pedro Sánchez, porque tiene mucho que perder y poco que ganar con esta foto de unidad nacional contra el secesionismo catalán. Mientras escribo se me viene a la mente la foto de las Azores. Porque se llega a esa unidad nacional sin contrapartida alguna, es un cheque en blanco para Rajoy y el PP.

Por eso decía que a Rajoy se le ha aparecido la virgen. Porque su "prieta las filas" le ha salvado la campaña electoral y posiblemente la grave derrota electoral que se merece. Pero es normal, porque tanto imponer medallas a vírgenes y santos, tanto hacer rogativas a santos/as patronos/as para que solucionaran los problemas que ellos eran incapaces de solucionar, tenía que tener su compensación. Lo que no es normal es que los españolitos de a pie nos dejemos confundir y nos olvidemos de todas las barrabasadas cometidas contra nosotros por el PP en esta legislatura y pongamos el foco en la defensa de la unidad nacional con que nos quieren engañar de nuevo Mariano Rajoy y el PP. Si permitimos que Rajoy nos toque la fibra de la unidad nacional y él como único garante de la misma, tendremos otros cuatro años de recortes y otros cuatro años de ser los pagadores de una crisis que no hemos creado.

Salud, República y Socialismo.

1 comentario:

Fanny Sinrima dijo...

Creo que la situación creada en Cataluña favorece al PP, lo mismo que la torpeza de Rajoy favorece al independentismo, que necesita un enemigo como elemento de cohesión.
Si no fuera por este caos amenazador, no creo que el PP estuviera en cabeza de las encuestas como ganador. Pero ¡ veremos! Las encuestas se equivocan casi siempre.

Saludos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails