sábado, 2 de noviembre de 2013

El PSOE carece de palabra

En estos días se ha dado un paso mas en la degradación de la política. La ruptura unilateral de los acuerdos pactados por el PSOE de Asturias con Izquierda Unida y UpyD.

El PSOE asturiano accedió al gobierno del Principado de Asturias tras un acuerdo de legislatura con Izquierda Unida y un pacto escrito con UPyD. En ambos había un elemento común, reformar la normativa electoral para posibilitar un parlamento asturiano más proporcional y representativo. Ese acuerdo o pacto se plasma en un proyecto de ley avalado por los tres grupos parlamentarios, PSOE, IU y UPyD. Sorprendentemente el PSOE vota en contra de tomar en consideración el proyecto de ley y por tanto el proyecto no será debatido.

Javier-Fernandez-PSOE Y ahora no podemos preguntar ¿para que sirve la palabra dada y firmada por el PSOE asturiano? Da la impresión de que el PSOE simplemente lo utilizo para conseguir el gobierno del Principado de Asturias, porque parece que eso de profundizar en la democracia no es algo que esté en la esencia de los "socialistas".

El Parlamento asturiano esa formado por 45 diputados elegido en tres circunscripciones electorales. La zona central (que concentra al 80% de la población asturiana y las zonas más urbanas e industriales) elige a 34 diputados; la occidental, a 6; y la oriental, a 5. Esta distribución hace prácticamente imposible que en las zonas occidental y oriental los partidos minoritarios puedan obtener representación política. Para corregir esta deficiencia, los tres partidos acordaron modificar la ley electoral para que 35 de los 45 diputados fueran elegidos en las circunscripciones electorales actuales y los otros 10 en una circunscripción de restos no asignados. De esta manera la ley electoral se haría más proporcional y representativa.

Ahora el PSOE se ha negado a apoyar el proyecto de ley con la falaz excusa  de que no había un amplio consenso político para reformar la ley electoral. Pero la realidad es que es solo una excusa para no perder poder político, porque la actual ley solo favorece a los partidos mayoritarios en grave perjuicio para los minoritarios. ¿Acaso el P.P. ha contado con un amplio consenso político en Castilla la Mancha para eliminar los salarios de los diputados regionales? ¿Acaso el P.P. contó con un amplio consenso político para llevar a cabo la reforma laboral, las políticas de recortes, la reforma de las pensiones o todos los desatinos que lleva realizando desde que gobierna? ¿Acaso el P.P. en Madrid cuenta con un amplio consenso para privatizar la sanidad? Entonces ¿Por qué habría que contar con una amplio consenso político en Asturias para modificar la ley electoral?

El problema no es de consenso político amplio, si no de esencia política. El PSOE siempre ha rechazado en el Congreso de los Diputados cualquier propuesta para hacer más proporcional y representativa la ley electoral estatal. El problema es que no quieren perder los privilegios que le dan leyes electorales injustas y que solo favorecen a  los partidos mayoritarios intentando perpetuar de manera artificial el bipartido existente.

No es de recibo que ahora tanto el PSOE como la derecha asturiana (Foro y P.P.) acusen a quienes exigen el respeto de los acuerdos, de ser los responsables de la inestabilidad política en el Principado. El único responsable de esa situación será el PSOE asturiano que se ha aliado con la derecha asturiana para echar por tierra la posibilidad de un parlamento más proporcional y representativo en Asturias. Ambos persiguen el mismo interés, mantenerse en el poder mediante una ley electoral injusta y no representativa.

No es de recibo que ahora el PSOE y la derecha asturiana acusen a quienes exigen el respeto de los acuerdos, de que anteponen sus intereses políticos a los intereses de los electores. Porque con el incumplimiento de los acuerdos y la no modificación de las ley electoral,  se están menoscabando los intereses y los derechos de miles de ciudadanos a los que se les niega representatividad y presencia en la política a través del parlamento asturiano, porque su voto no vale para nada. Y quienes si defienden exclusivamente sus intereses políticos son el PSOE y la derecha asturianos, porque se niegan a modificar una ley electoral que beneficia exclusivamente a ellos.

El PSOE asturiano está contribuyendo a la degradación de la política, porque los acuerdos políticos se hacen para ser cumplidos, no para engañar al contrincante político y obtener privilegios políticos con ellos. El PSOE asturiano ha demostrado que no tiene palabra y que utiliza los acuerdos y pactos con el único objetivo de llegar al poder. Después, si te he visto no me acuerdo.

Salud, República y Socialismo.

2 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Otros que no cumplen. Y es que las palabras de los políticos del PSOE y del PP (y de algunos más, seguramente)no son de fiar. Mientes como bellacos con tal de tener el poder, sin importarles un pito la ética y los ciudadanos

Salud y República

GAMO REIL dijo...

Aquel que se crea que un politico va a cumplir su palabra o es todabia un ingenuo o a vivido como un ermitaño.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails