martes, 19 de noviembre de 2013

De la patada en la puerta a la patada en la boca

El Partido Popular va camino de transformar nuestro estado, mas o menos de derecho, en un estado policial. El totalitarismo, cada día más evidente, del P.P. pretende hacer de su mayoría absoluta un poder absoluto, un poder totalitario en el que cualquier protesta sea constitutiva de delito o falta administrativa.

Como hasta los jueces se han opuesto a entrar en el juego de esa dinámica totalitaria popular, absolviendo de delito las imputaciones que desde el ministerio del Interior se hacen porque no están contempladas en el código penal, el P.P., retuerce la ley y convierte esas ausencias del código penal en faltas administrativas e imponiendo por ellas multas de hasta 600.000 euros.

Es la transformación del estado de derecho en un estado policial basado en el miedo, lo que traducido al lenguaje vulgar es simplemente fascismo. El gobierno pretende ser a la vez juez y parte. Legisla, aplica y castiga a la vez concentrado en si mismo los tres poderes, el legislativo el ejecutivo y el judicial en materia de orden público. Además de imponer multas desmesuradas y desproporcionada en relación a la falta cometida, con la ley de tasas tratará además de eliminar los recursos a esas sanciones. Es el ataque mas duro y cruel a los derechos civiles de la ciudadanía desde el fin de la dictadura franquista.

seguridad-ciudadana La pretensión del gobierno es acabar con las protestas a base de meter miedo en el cuerpo de los ciudadanos. Argumentan las nuevas medidas como un medio para atajar la inseguridad ciudadana, cuando para la ciudadanía no existe un problema de inseguridad. Nos quieren sin derechos, con recortes, sumisos y además callados. Imponiendo el terror administrativo, el miedo a las millonarias multas por hechos que no son constitutivos de delito.

Pero no lo conseguirán, porque sus medidas represoras están fuera de toda lógica democrática. ¿Que harán cuando miles y miles de ciudadanos convoquemos a través de las redes sociales a manifestarnos contra sus recortes y sus injusticias? ¿Que harán cuando miles y miles de ciudadanos nos resistamos pasivamente ante a policía? ¿Que harán cuando miles y miles de ciudadanos increpemos a los policías por sus comportamientos antidemocráticos y represivos? ¿Traerán miles y miles de policías para rodearnos, identificarnos y poder multarnos? No hay tanta policía para impedir tantos deseos de participación democrática.

La deriva totalitaria del Partido Popular es el verdadero peligro para la seguridad ciudadana. El derecho a la reunión y la manifestación pacífica está consagrado en la Constitución española y no esta sujeto a cortapisa alguna. Ponerle trabas a estos derechos es solo pretender ocultar el rechazo de las políticas antisociales del Partido Popular a través del miedo y la represión policial y administrativa, Con este proyecto de ley al P.P. se le ha caído lo poco que le quedaba de democrático. Ha transformado su mayoría absoluta en una dictadura democrática.

Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails