domingo, 22 de abril de 2012

La crisis es solo la excusa

Estamos asistiendo al mayor ataque a los derechos sociales y democráticos desde el retorno de la democracia. Y se está haciendo tomando como excusa la crisis económica.

El objetivo, en estos momentos, no es la salida de la crisis. Todos sabemos, incluso ellos, que los recortes solo traerán mas paro y una mayor recesión económica.  El objetivo es simple y llanamente realizar un brutal cambio en el modelo social y económico. Según la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) ni siquiera para 2013 es previsible un crecimiento positivo del PIB, sino que este caerá un 1,5 además del 1,7 previsto para este año. Funcas  prevé además que la tasa de paro llegue en  2013 al 26,3%, superando de esta manera los 6 millones de desempleados.

Y por si fuera poco el FMI advierte que España no conseguirá el objetivo de déficit para este año, que se quedará en torno al 6%  y que hasta el 2018 no conseguiremos alcanzar el objetivo del 3%. Recortes-del-PP1Y es que es lógico, todas las medidas de ajuste van a acentuar un retroceso de la demanda interna. Menos dinero circulando, lo que hará que descienda el consumo, que a su vez provocará un retroceso del PIB. que traerá más paro y vuelta a empezar.

Rajoy se ha empeñado en realizar la gran contrarrevolución conservadora y a ese objetivo van dirigidas todas sus medidas. Deteriorar los servicios públicos esenciales para que la ciudadanía tenga la necesidad de acudir a la iniciativa privada y a la vez crear una profunda brecha entre aquellos ciudadanos que pueden pagarse unos buenos servicios públicos y aquellos que se tendrán que conformar con unos servicios públicos de subsistencia.

De ahí las últimas medidas. Incrementar el ratio de alumnos  por clase y las horas lectivas del profesorado solo va a conducir a deteriorar mas la calidad de la enseñanza pública, para poner trabas al acceso a la universidad al sector de la población que no pueda  costearse una buena enseñanza. En esa línea el terrorífico incremento de las tasas universitarias no tiene otro objetivo que alejar a las clases populares del acceso a la universidad.

Por otro lado nos quieren vender como progresista el incremento en las medicinas y hacer que pensionistas y jubilados paguen una parte de las mismas. Nos quieren convencer con el falso argumento de que de esta manera pagarán más los que más tienen, porque  los que tengan rentas por encima de los 100.000 euros anuales van a pagar más que el resto. ¿Es que acaso alguien que tenga esa renta acude a la sanidad púbica? Lo único que se hace es que los de siempre pasen de pagar un 40% del importe de las medicinas, hasta un 60%. Además de que los que no pagaban (pensionistas y jubilados) paguen una parte de su coste. Es decir el ajusto farmacéutico se hace solo a costa de los mas desfavorecidos.

Pero los recortes no se quedan en los servicios públicos, el Partido Popular entra a saco también en las libertades y derechos civiles. Sus propuestas atacan al derecho a la información, la libertad de expresión, de manifestación y al derecho de representación. Quieren convertir a la televisión pública en una televisión de partido como ya existe en la autonomías donde gobiernan. Para ello no dudan en eliminar la elección del Presidente de RTVE por mayoría cualificada y dejarlo solo en mayoría absoluta para pode nombrar a una persona fiel al P.P. De paso se aprovecha la jugada para expulsar del Consejo de Administración a quien más estorba: los sindicatos.

Van a transformar un estado democrático en un estado policial, donde hasta la resistencia pasiva será un delito, no solo pretenden realizar el mayor proceso de involución social sino que además intentan criminalizar a los que protesten. Los violentos en las manifestaciones serán equiparados a los terroristas y pretenden poner puertas al campo criminalizando las convocatorias a través de las redes sociales. Nos quieren pobres y sumisos.

A los sindicatos ya les dieron un importante recorte al anular, en la práctica, la negociación colectiva en las pequeñas y medianas empresas y dejar sin contenido importantes parcelas de los convenios colectivos. El derecho constitucional de la huelga está en el punto de mira de la derechona, que ya ha impuesto importantes recortes en el derecho de representación en la autonomías donde gobierna.

Estamos, pues y con la excusa de la crisis económica, ante el mayor proceso de involución democrática y social que ha vivido este país desde la transición democrática. Es problema es que la derecha cuando gobierna entra a saco contra todo los que choque con su modelo ideológico y por el contrario la socialdemocracia solo se limita a gestionar lo que encuentra sin cuestionarse cambiar el modelo social y económico de la sociedad. Por eso es sumamente importante la experiencia política que se puede dar en Andalucía, donde el PSOE se va a ver obligado a hacer importantes concesiones políticas que pongan freno a esta vorágine conservadora.

Y por eso es de suma importancia la articulación de una izquierda fuerte a la izquierda del PSOE para que las políticas de izquierda sean una realidad.

Salud, República y Socialismo.

4 comentarios:

Nicolás dijo...

Totalmente de acuerdo. Llevo tiempo diciendo lo mismo.

Lakacerola dijo...

Yo no sé en qué estaba pensando mucha de la gente que votó PP, y más sabiendo que no decían nada de lo que iban a hacer en su programa.

RGAlmazán dijo...

Es de pena. Y los ciudadanos siguen sin reaccionar. Esto huele muy mal.

Salud y República

Felipe dijo...

Con ocasión de la crisis económica están imponiendo medidas que son de su propia cosecha(pura ideología).

Hay otros caminos cual es la lucha contra el fraude fiscal,el ipuesto de grandes fortunas,progresividad fiscal......Sin embargo,optan por su propia ideología,pura y dura.

Saludos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails