jueves, 17 de febrero de 2011

El Tribunal Supremo se lava las manos

17 de febrero de 2011

Eso es poco mas o menos lo que acaba hacer el TS ante la demanda de nulidad de la sentencia condenatoria de Miguel Hernández.

miguelhernandez4El TS considera que no procede la nulidad de la sentencia por la que se condenó a muerte a Miguel Hernández y posteriormente conmutada por 30 años de prisión. Y basa su argumentación en el contenido de la Ley de Memoria Histórica. Según la Sala de lo Militar del TS la ley ya reconoce como "radicalmente injusta" la sentencia que emitió en su momento el tribunal franquista, así como la "ilegitimidad por vicios de fondo y forma" de todas las sentencia dictadas por los tribunales franquistas, por lo que carecen actualmente de vigencia jurídica.

El problema radica en que a pesar de que la ley de Memoria Histórica califica como ilegitimas todas las sentencias de los tribunales franquistas, esta calificación no anula dichas sentencias. Sólo las declara ilegítimas, lo que significa que los condenados "siguen sin ser inocentes", ya que no se borran del historial de antecedentes de la persona sentenciada. Se trata de un concepto ético, sin fuerza jurídica.

Solo a partir de la anulación de una sentencia el contenido de la misma se vuelve inexistente, no antes, y eso solo lo puede declarar el TS basándose en error judicial o en valores contrarios a la Constitución. Y ese era el objetivo de los familiares de Miguel Hernández, demostrar con pruebas  lo injustificado de la condena.

Y entre la ambigüedad de la ley de Memoria Histórica y la parcialidad calculada del TS, la dignidad de los republicanos represaliados y asesinados por los tribunales franquistas continua siendo pisoteada. La actual ley de Memoria Histórica no sirve para hacer justicia a los cientos de miles de defensores de la legalidad república que fueron represaliados solo por el hecho de ser demócratas. Solo sirve para intentarse justificar políticamente al gobierno y al PSOE. Es solo un canto al sol. Si no se modifica la ley seguirán ocurriendo cosas como esta última decisión del TS, pero mientras tengamos un P.P. que se niega a condenar el franquismo y un PSOE que nada en la ambigüedad por no enfrentarse a la derecha recalcitrante y la cómplice iglesia católica española, esta tarea será harta difícil.

Salud, República y Socialismo

5 comentarios:

MENTALISTA dijo...

Pura injusticia.
Teniendo en cuenta quiénes están en el Tribunal Superior no me extraña.
También he escrito un post al respecto.
saludos

Felipe dijo...

El PSOE no quiso ir más allá con la Ley de Memoria Histórica y ahora este aparato judicial prefranquista se ahorra,y con alegría,declarar nulas tantísimas sentencias contra republicanos.

Se han unido una mala ley y unos jueces que saben que muchísimas sentencias fueron dictadas por órganos de un gobierno ilegal e ilegítimo(miel sonre hojuelas)

Los lodos de la transición nos escupen en el rostro


Saludos

RGAlmazán dijo...

Me acabas de poner de mala leche. Es imperdonable lo que hace este partido que se llama socialista, y los jueces posfranquistas.
Por lo menos los peperos no lo disimulan, son franquistas. Los sociatas se hacen los republicanos y luego no han sido capaces, no ya de abrir juicio a los franquistas, sino tan siquiera de anular los juicios franquistas carentes de las mínimas garantías.
¡Que vergüenza! Esta es de las cosas imperdonables.

Salud y República

Ciberculturalia dijo...

Vergonzoso que el Supremo se lave las manos. Vergonzoso la actitud del gobierno y de los socialistas que siempre están temerosos por no ofender a la derecha creyendo que así van a "capturar" votos de ahí...
Indecente!
Un beso

ana dijo...

Esta es la historia de nunca acabar, y el gobierno socialista nos ha defraudado, los otros ya sabíamos del cojean :del drecho.

Un abrazo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails