viernes, 6 de noviembre de 2009

Otra mujer puede ser lapidada en Iran

Nuevamente el Irán de los clérigos, el Irán de los fundamentalistas islámico amenaza con asesinar legalmente, por el método terrible de la lapidación, a una mujer.

lapidacion En esta ocasión una mujer llamada Kobra Babai podría ser lapidada en cualquier momento. Su marido, Rahim Mohammadi, estaba acusado del mismo crimen que ella y fue ejecutado el 5 de octubre.

El crimen no es otro que “adulterio estando casados”. La pareja estuvo mucho tiempo sin trabajo y, desesperada, recurrió a la prostitución para ganarse el sustento. Los jueces iraníes sentenciaron al matrimonio a ser apedreados hasta causarles la muerte. Finalmente, Rahim fue ahorcado.

La condena a muerte por lapidación es una de las formas más crueles de morir y, al sentenciarla, las autoridades iraníes exhiben un total desprecio por los derechos humanos. Por eso Amnistía Internacional, hace una llamamiento a la movilización para intentar salvar a esta mujer de la lapidación

Se necesitan muchas personas para que se escuchen las voces de condena a estas terribles sentencias a muerte. Amnistía Internacional  promueve una campaña de firmas para exigir al gobierno de Irán que no ejecute a Kobra y que elimine la lapidación como forma de castigo como primer paso para la abolición total de la pena de muerte, y que se reenvíe esta petición a toda la gente que conozcas.

Tu firma y la de tus amigos puede salvar una vida humana. Te pido tu colaboración.

Salud, República y Socialismo.

4 comentarios:

Felipe dijo...

Gracias,Antonio

Firmaré y lo pasaré a mis contactos

RGAlmazán dijo...

Sí, me lo mandó Amnistía y ya firmé. Es tremendo, estos salvajes todo lo solucionan igual. Salvajes con códigos medievales, donde la mujer lleva la peor parte.

Salud y República

Ciberculturalia dijo...

Es horrible. Yo soy de Amnistía Internacional y ya les firmé el manifiesto para salvar a Kobra.
Es tan humillante, tan vergonzoso que esto ocurra que te hiere en lo más profundo. Creo que las grandes potencias tienen la obligación de parar esto. Este es el trabajo que deberían hacer y no las vanalidades a las que a veces se dedican.
Un beso

Euphorbia dijo...

De vergüenza que ocurran estas cosas en el mundo y que los que tienen el poder no esten por la labor de acabar con estas violaciones a los derechos fundamentales del ser humano. Indignante.
Un beso, Antonio.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails