viernes, 27 de noviembre de 2009

Los maltratos olvidados

Me recordaba Freia de Variaciones Golberg, que en estos días de tanta conmemoración  contra la violencia de genero se nos olvidaba de otros tipos de maltrato “que afectan a seres humanos por igual y que ejercen sobre ellos sus parejas o ex-parejas”. Creo que se refería al maltrato que sufren algunos hombres por parte de sus parejas o exparejas.

mujeres_afganas Y tiene razón pues aunque sean menos los casos, también existen hombres que son maltratado e incuso asesinados por sus parejas o exparejas. Pero a mi esa referencia me a recordado otro tipo de violencia que también sufren determinadas mujeres y es el maltrato institucional al que los gobiernos islamistas someten a sus mujeres. Y me ha recordado una entrevista que leí hace unos días. La entrevista era a Suraya Pakzad Directora de la organización Voice of Women, una ONG afgana que lucha por los derechos de las mujeres en su país.

Lo que más me impactó de la entrevista  fue una frase que Suraya dice en ella: "Seremos moneda de cambio si pactan con los talibanes". Hoy la prensa ha dado a conocer que Karzai, el presidente corrupto de Afganistán, hace un llamamiento a los talibanes para que dejen las arman y se integren en la sociedad civil y se me han puesto los pelos de punta, porque el manipulador vencedor de la pasadas elecciones en Afganistán tiene un en su debe el haber mercadeado con la mujeres para conseguirse el apoyo de la minoría chiita. Este personaje es el que a cambio de los votos de esa minoría no tuvo escrúpulos para aprobar el nuevo código de familia que mancilla los derechos humanos y civiles de las mujeres chiitas. Con la aprobación del nuevo código de familia, las mujeres chiitas quedaron reducidas a meros objetos sexuales y de reproducción.

No podemos olvidar que en Afganistán las niñas menores de 14 años son obligadas a casarse en matrimonios de conveniencia, las mujeres asesinadas con la connivencia de una sociedad machistas donde el crimen de honor es visto socialmente como algo normal y permitido por las autoridades islámicas. Las  mujeres islámicas además de sufrir la violencia, no de sus parejas sino de sus amos, sufren también la violencia institucional de un gobierno misógino, que además está vergonzosamente respaldado por los gobiernos que  mantienen tropas en Afganistán. Sería un nuevo paso en el vergonzante apoyo de los gobiernos occidentales si permiten que por conseguir “una mayor estabilidad política” en Afganistán, se cumplieran los predicciones de Suraya Pakzad.

Entrada relacionada:
Karzai mercadea los derechos de la mujer a cambio de los votos chiitas

Salud, República y Socialismo.

10 comentarios:

Blog de Paco Piniella dijo...

Y nosotros en Afganistan ¿para qué?

Ciberculturalia dijo...

Es una vergüenza Antonio. Este verano se aprobo una ley ignominiosa que de facto institucionalizaba la violación de la mujer afgana por parte del marido. Todo esto con conocimiento de las potencias que están, que estamos allá en Afganistán y como dice ZP en misión de paz.
Es una canallada sin paliativos. Cada vez tienen más espacio los talibanes y la situación ya se hace insostenible para aquellas mujeres. Lo sabe la Unión Europea, lo sabe Obama, lo sabe el Gobierno español.
Perdóna mi rollo, Antonio. Me sulfurizo.
Un beso

nexus. dijo...

Es lamentable que además los paises occidentales seamos cómplices de estos gobiernos que cambian los derchos humanos por adquirir mas cuota de poder.
Es un país, son países, donde una gran parte de la población además de llevar siempre la cárcel encima, pues que otra cosa es el Burka que una carcel portatil, ha perdido además de su dignidad, su propia identida para convertirse en un mero objeto en manos de desaprensivos con la bendición estatal y la connivencia de occidente.
Muy buena entrada que invita a la reflexión.
Un saludo.
salud y República!!
Nexus.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Todo maltrato es horrible, lo que pasa en este país enciende a cualquiera pero nadie mueve un dedo, bastante vergonzoso!.

RGAlmazán dijo...

Con o sin Karzai, la situación de la mujer Afgana es vergonzosa y humillante. Lo que ocurre es que las potencias occidentales que estan allí, incluida España, además no le piden ninguna contrapartida a este presidente corrupto.
Y hay que preguntarse como hace Paco ¿para qué estamos allí? Si al menos se hubiera solucionado el problema de las mujeres.

Salud y República

Felipe dijo...

los derechos humanos de la mujer afgana, como tantas otras de los regimenes islámicos, son violados a diario en nombre de una burda teocracia.
Karzai,con la protección de las tropas invasoras,queda legitimado para llevar a cabo todas la tropelías habidas y por haber.
Y nuestros efectivos dando cobertura a este régimen inhumano.

Saludos

severino el sordo dijo...

Cada vez se justifica menos nuestra presencia allá,nos hace ser complices de estas violaciones de los derechos humanos,saludos.

__MARÍA__ dijo...

Me gustaría que leyeras un comentario que he copiado en mi blog sobre este tema.
http://buenamaria.blogspot.com/2009/11/hombres-maltratados.html
Lo ha escrito un hombre y merece la pena leerlo.

Un beso

Antonio Rodriguez dijo...

Paco
Yo siempre he pensado que la presencia de nuestra tropas en Afganistán solo estaba justificada por la defensa de los derechos de las mujeres, pero si estos no se defiende, entonces carecen de sentido.
Carmen
No se puede estar dando ayuda internacional para que solo sirva para que cuatro corrupto se enriquezcan. La ayuda internacional tiene que estar condicionada a la mejora de los derechos humanos.
nexus
El nuevo código de familia chiíta ha convertido a sus mujeres en meros objetos sexuales y reproductivos. Y esto no puede ser permitido por las sociedades democráticas.
Geni
Los países occidentales solo piensan en su seguridad y no les importa el coste que otras tienen que pagar por ello.
Rafa
Te digo lo mismo que a Paco.
Felipe
Llevas razón el problema no es solo Afganistán, es el de todas las sociedades que se sustentan en el islamismo.
Severino
Si las naciones que tienen tropas allí no tratan de evitar las violaciones de los derechos humanos de las mujeres afganas, entonces son cómplices de quienes las cometen.
Maria
He leído tu entrada y el articulo que aconsejar y efectivamente tienes razón ni la sociedad ni la propia justicia trata por igual la violencia de genero ejercida por los hombres que la ejercida por las mujeres, sin olvidarnos de las grandes injustitas que hacer muchas veces los jueces en los caso de separación o divorcio, casi siempre favorable a las mujeres.
Un beso.
Salud, República y Socialismo

daalla dijo...

Karzai es sólo una marioneta útil para los americanos que, el día que deje de serlo, lo sustituirán por otro. Son ellos y nosotros, los paises cómplices de esta situación de las mujeres en un país que no merece sufrir tanto como lo está haciendo.
Saludos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails