domingo, 25 de enero de 2015

Grecia, la esperanza se abre camino

Hoy es uno de esos días que a las personas de izquierda se nos alegra el espíritu. Ver que nuestros proyectos, nuestras ideas y nuestras propuestas se abren paso, nos hacen pensar que es posible cambiar esta sociedad. Eso es lo que hoy ha ocurrido, con la victoria de Syrisa, en Grecia.
 
A estas horas la victoria de Zyriza es incuestionable, la única duda es si alcanzará la mayoría absoluta o no. Hoy empieza una nueva era en Grecia y del resultado de la experiencia griega dependerá el avance de la izquierda real en los países del sur de Europa.
 
 
Los griegos se han manifestado con rotundidad ante las políticas de recortes y austeridad impuestas por la Toika. Unas políticas de las que en España no hemos sido ajenos y sabemos perfectamente las consecuencias que han tenido sobre las capas mas desfavorecidas de la sociedad. Si en España las consecuencias han sido desastrosas y han llevado a la miseria y a la exclusión social a millones de personas, el drama para los ciudadanos de a pie griegos ha sido mucho más brutal.
 
Ahora se abre, para los griegos, la esperanza del cambio. Un cambio que no tiene nada que ver con el cambio del que se ha reivindicado hoy Rajoy. Porque ese cambio, que dice Rajoy que ha llevado a cabo, no es el cambio que necesitan la mayoría de los ciudadanos. Ese es el cambio que esperaban los empresarios, las grandes fortunas, el FMI, los defensores del austericidio, el BCE, los bancos alemanes y franceses y la Sra. Merkel.
 
El cambio que necesitan y esperan los griegos y todos los ciudadanos europeos que hemos sufrido el austericidio, es el que posibilite la eliminación de las desigualdades sociales que nos han impuesto con la escusa de la crisis económica. Un cambio que nos retorne los derechos sociales y laborales robados, un cambio que haga salir de la miseria y la exclusión social a todas las personas que han caido en esa situación. En definitiva un cambio que haga que los que causaron la crisis económica sean los que paguen las consecuencias de ella. 
 
No va a ser fácil la nueva andadura de los griegos ni tampoco la acción política de Syriza. Muchas van a ser las trabas y los chantajes que se van a intentar para que Zyriza y los griegos no lleven a cabo la transformación social que hoy han expresado en las urnas. Van a tener que ganar a pulso cada una de las propuestas del programa de Syriza y seguramente tendrán que seguir saliendo a la calle para conseguirlo. Pero al menos en Grecia se ha abierto un ventana de aire fresco que puede purificar el país. Y los griegos pueden intentar ser dueños de su destino.
 
Grecia ha dicho no al austericidio, ahora le toca a España poner las bases para el cambio que necesitamos los trabajadores. Los griegos han hecho sus deberes, ahora nos toca a nosotros realizarlos.
 
Enhorabuena a Zyriza, enhorabuena a los griegos.
 
Salud, República y Socialismo. 

2 comentarios:

METAL dijo...

Mi más sentida enhorabuena a los camaradas griegos.

María A. Marín dijo...

No me queda ni una chispita de esperanza.
Y lo siento,

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails