jueves, 26 de junio de 2014

Willy Meller, un ejemplo de asumir responsabilidades polticias

Willy Meller no ha cometido delito alguno. Pero en política no es necesario haber cometido algún delito para que se tengan que asumir responsabilidades políticas. Una cosa es no tener o no responsabilidad civil o penal y otra cosa es tener responsabilidad política y cargar con las consecuencias de la misma. Y eso es lo que, entre otras cosas, diferencia a unos partidos de otros y a unos políticos de otros.

A Willy Meller solo le quedaba una salida ética, la de dimitir. Primero por haber entrado en un sistema que concede unos privilegios abusivos a unas personas por el hecho de ser cargos públicos. Era sabido que por cada euro que ponía el eurodiputado las instituciones europeas ponían dos y ademas esas mismas instituciones le garantizan que las posibles perdidas de esa inversión serían a cargo del dinero público. Eso es algo que un dirigente de una formación de izquierda no puede aceptar. Negocio redondo y abusivo. En segundo lugar porque si no sabía donde se había metido, debe dimitir por ignorante y en tercer lugar si lo sabía lo debe hacer por deshonesto. No se puede estar contra unas sociedades que mantienen privilegios fiscales obscenos y luego favorecerse de ellas.

A partir de ahí viene la diferencia. Organizaciones políticas, como Izquierda Unida, que sus militantes exigen que se asuman responsabilidades políticas y cargo público que asume esas responsabilidades con su dimisión. Y organizaciones pollitas en las que sus militantes y dirigentes miran para otro lado o simplemente justifican la actuación del cargo público como esta ocurriendo con PP, PSOE y UPyD. Es en estos casos cuando se manifiesta a las claras que no todos los partidos ni todos los políticos son iguales ante al ética, la honestidad y la corrupción política. Los políticos puede cometer errores, por acción o por omisión, pero cuando asumen su responsabilidad, esa actitud les honra y les dignifica, a la vez que honran y dignifican a la política.

De los 59 eurodiputados españoles implicados tan solo uno ha asumido sus responsabilidad política, el resto, como poco, mira hacia otro lado. Esa actitud es la que le honra y dignifica a Willy Meller. Ha cometido un error y asume su responsabilidad dimitiendo del cargo para el que había sido elegido. Tan solo ha tardado 24 horas en asumir su responsabilidad. Mientras tanto, Elena Valenciano solo dice que no sabía nada y se da de baja del fondo de pensiones. Rosa Diez se marca un discurso a lo Cospedal para justificar lo injustificable, "las SICAV's no son malas en si, sino por el mal uso que se hacen de ellas". Ella se justifica también con el "yo no sabía", pero lo que tampoco sabía era que en su programa electoral de 2011 decía textualmente "eliminar los privilegios fiscales concedidos a  las SICAV" Y en el P.P. simplemente se defiende la existencia de esos privilegios de los eurodiputados. Para el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, unos de los privilegiados, lo verdaderamente importantes es que "las aportaciones a ese fondo se hayan declarado en los ejercicios correspondientes".

Cuando desde las instituciones europeas se están imponiendo a la ciudadanía recortes que les están llevando a la miseria y a la exclusión social, es una indecencia que existan este tipo de privilegios, para unos ciudadanos privilegiados por el mero hecho de ser representantes de la ciudadanía en las instituciones europeas. La grandeza de la política es que hay personas que asumen su responsabilidad y dimiten, no por haber cometido delito alguno sino por una falta de ética.

Eso es lo que dignifica a Willy Meller, ser el único entre 59 afectados que ha asumido su responsabilidad, presentando la dimisión del cargo para el que fue elegido. Asumir responsabilidades políticas es lo que diferencia, entre otras cosas, a unas formaciones políticas  de otras y a unos políticos de otros. Porque la corrupción la deshonestidad y la falta de ética política no tienen el mismo valor para todos. Unos miran para otro lado y la justifican y otros la atacan y exigen responsabilidades a quienes se ven inmersos en esas lacras.

Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails