lunes, 16 de junio de 2014

IU y el Borbón boicotean la proclamación

Como no creo que en IU nos hayamos vuelto monárquicos de la noche a la mañana, cabe pensar que el Borbón, tras su abdicación, se haya vuelto republicano, dado que va a hacer lo mismo que los diputados de la Izquierda Plurar: boicotear el acto de proclamación del Borbón hijo.
Bromas aparte lo de IU es una cuestión de coherencia, lo del Borbón es una cuestión de imagen.
Rápidamente los defensores de la monarquía y sus voceros han salido al ataque y acusan a IU de deslealtad institucional. Eso en tan solo un formalismo hipócrita que pretende que se visualice la actitud de IU como de rabieta testimonial. Pues no, no es una rabieta testimonial, la actitud de IU es producto de su coherencia sobre unos de sus principio fundacionales, el republicanismo militante.
Cuando una organización política como IU toma la decisión de cuestionar la forma de estado de este país por coherencia política, eso tiene que tener consecuencias posteriores y la primera consecuencia debe ser no dar carta de naturaleza a una institución que está en contra de los más elementales principios democráticos. La monarquía, como forma de estado, es la menos democrática de las instituciones políticas. Sencillamente no es democrática porque su legitimidad no se basa en el sufragio universal sino el derecho de sangre, en la herencia genética.
El acto de proclamación es algo más que una acto institucional, significa la acatación de una forma de estado con la que IU y una gran parte de la ciudadanía española tiene una actitud de confrontación y rechazo. Por eso, por coherencia política, está mas que justificado que los diputados y senadores de la Izquierda Plural no asistan a ese acto, porque no pueden ni deben dar carta de naturaleza a una institución que rechazan, que rechazamos, por antidemocrática.
También acusan a IU de que su posición ante la proclamación del próximo Borbón supone la ruptura del pacto constitucional, en el que el PCE participó de forma muy destacada. Ante esto caben tres objeciones importantes.
La primera que el PCE es tan solo una parte de lo que representa IU y una parte mas pequeña de lo que representa la Izquierda Plural, por tanto no puede ser exigible a un conjunto lo que le implicaría tan solo a una parte.
La segunda es que el pacto constitucional de 1978 no atañe solo al modelo de estado, sino al conjunto de la Constitución española. Pero esta es pisoteada de manera permanente por los defensores de la teoría del pacto constitucional. El pacto constitucional es algo mas que el pacto sobre una forma de estado. Es el derecho al trabajo, el derecho a una vivienda digna, a la salud, al bienestar social, a la educación, etc. y estos derechos son pisoteados todos los días, sobre todo desde el inicio de la crisis económica, por los gobernantes que reclaman el cumplimiento del pacto constitucional y a la vez cambian el articulo 135 de la constitución para garantizan el pago de la deuda a los inversores, en contra de garantizar el bienestar de la ciudadanía. ¿Con que argumento se le puede exigir a IU el cumplimiento de una parte de ese pacto y no se le exije a los partidos monárquicos, PP y PSOE, el cumplimiento de la mayor parte del mismo?
Y la tercera es que la vigencia de un pacto constitucional, no escrito, no puede ser eterna. La sociedad cambia y con ella deben cambiar también los principios de convivencia que han servido de base durante un determinado espacio de tiempo. Por tanto una parte de la sociedad tiene el perfecto derecho de poner en cuestión lo que durante un tiempo fueron los ejes de ese pacto. La respuesta no puede ser el "ahora no toca", porque toca cuando la ciudadanía pone en cuestión las bases de convivencia social que en ese pacto se contemplaban.
Por tanto como dice Cayo Lara “Si estamos hablando de monarquía o urna y de derecho de sangre o urna, y si estamos hablando de democracia profunda y de dar la palabra al pueblo para que decida en referéndum la forma de Estado, no parece razonable que estemos ese día en la proclamación. Sería una contradicción profunda”. Además si el Borbón actual no existe ¿por qué razón debe asistir IU a la proclamación del futuro Borbón?

Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails