domingo, 15 de junio de 2014

La burrada de la semana, dirigentes del P.P.

Ya no saben que hacer para no tener que comprometerse con la situación de miseria y exclusión social que ellos han creado, con las políticas de recortes implantadas por el Partido Popular. Ahora al abandono de los niños que tienen dificultad para comer a diario lo llaman no causar estigma.

Hasta la Defensora del Pueblo, la popular Soledad Becerril, ha hecho la recomendación de mantener abiertos los comedores escolares en verano para que los niños "no se vean privados de una alimentación adecuada cuando termine el curso". Pero la insensibilidad social  de los dirigentes populares en Madrid, Galicia, La Rioja o Castilla León no tiene limites. Y ante la situación de emergencia alimenticia de miles de niños tienen la desvergüenza de justificarse con la excusa de que abrir los comedores escolares en verano, podría generar "excesiva visibilidad" de su situación.
 

Parece que para evitar la estigmatización de estas niños es mejor que mueran de hambre en sus casas a que pasen por la "vergüenza" de acudir a los comedores escolares en verano. Porque ante esto tampoco proponen soluciones alternativas para que estos niños puedan alimentarse adecuadamente durante los meses de verano. Las becas comedor no paran  reducirse y si no fuera por la labor de numerosas ONG's muchos niños españoles no tendrían oportunidad de hacer una comida decente al día. De nuevo la solidaridad de las personas sustituye la inanición del Partido Popular.

Cuando la situación de pobreza en miles de familias les lleva a no poder acceder a una alimentación mínimamente adecuada y el estado se despreocupa de sus situación, estamos claramente ante un estado criminal que incumple sus obligaciones de satisfacer el bienestar mínimo de su ciudadanía. No estamos ante un problema de riqueza, sino de redistribución de la misma. Este gobierno parece que no entiende mas que de utilizar la riqueza nacional para salvar a los que han causado la crisis económica.

La argumentación de los dirigentes populares es tan burda como plantear que habría que cerrar los comedores sociales para evitar la "excesiva visibilidad" y no "estigmatizar" a los excluidos sociales. Ya  es suficientemente vergonzoso que el estado abandone sus obligaciones para con la ciudadanía y sean las organización sociales las que suplan las carencias que el estado provoca. En un estado social con derechos, estas situaciones no se tendrían que plantear siquiera. Bastaría con que todos los ciudadanos sin recursos tuvieran acceso a una renta mínima garantizada que les permitiera cubrir sus necesidades más básicas. Esto que es algo que se ve con normalidad en los países socialmente avanzados, en este, no solo no es un derecho, sino que permanentemente se recortan los ya exiguos derechos sociales.

La "excesiva visibilidad" y "estigmatización" de los niños en situación de desnutrición no sería problema alguno si el gobierno del Partido Popular tuviera la necesaria sensibilidad social y dedicará una mínima aparte del dinero que ha destinado a salvar bancos, en salvar personas. Pero para eso sería necesario modificar el ADN de sus dirigentes.
 
Por suerte es España también coexisten islas sociales como Andalucía, donde el gobierno PSOE-IU, mantiene los comedores escolares abiertos en verano para evitar estos problemas. Esto que se ve como extraordinario, no debería ser así. Esto debería ser lo normal, que el estado protegiera a los más débiles. Pero entonces no estaríamos hablando del Partido Popular.

Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails