sábado, 19 de mayo de 2012

Rouco exige la no injerencia en la vida de la iglesia

Como son estos curas. Se pasan la vida inmiscuyéndose en la vida política y social del país, pretendiendo no solo controlar la moralidad de toda la sociedad, sino también imponer su retrogrado código de valores y cuando alguien critica las actitudes que rayan la delincuencia de sus dirigentes; entonces exigen que la sociedad civil no se injiera en la vida de la iglesia.

  • Se olvidan ahora de la permanente injerencia de la iglesia en los asuntos de estado.
  • Se olvidan que se pusieron de lado de los fascistas y declararon su rebelión militar como cruzada contra el comunismo.
  • Se olvidan que durante cuarenta años estuvieron imponiendo su vergonzante moral a toda la sociedad y que se sentaban en la cortes para desde allí vigilar el cumplimiento de sus imposiciones.
  • Se olvida, que durante muchos años impusieron como únicas y verdaderas sus creencias.
  • Se olvidan que se han manifestado contra el poder civil y las leyes emanadas del parlamento español en numerosas ocasiones.
  • Se olvidan que siguen enjeriendo en el poder civil como se evidencia en los cambios que se van a producir en la asignatura de Educación para la Ciudadanía y en el derecho al aborto.
  • Se olvidan, en definitiva, que han intentado imponer sus creencias, su moralidad y sus retrogrado valores a toda la sociedad española no solo en el periodo de la dictadura sino también desde retorno de la democracia hasta ahora.

Iglesia_y_Estado Por eso es  un sarcasmo que ahora exijan de la sociedad civil la no injerencia en los asuntos de la iglesia católica, cuando lo único que la sociedad civil hace es criticar la injerencia de la iglesia católica en la sociedad civil. Injerencia son la declaraciones homófobas del obispo Juan Antonio Reig Pla: “Quisiera decir una palabra a aquellas personas que hoy, llevados por tantas ideologías, acaban por no orientar bien lo que es la sexualidad humana, piensan ya desde niños que tienen atracción hacia las parejas del mismo sexo, y a veces para comprobarlo se corrompen y se prostituyen. O van a clubes de hombres.” Y cuando el Ayuntamiento de Alcalá, con los votos en contra del P.P., le declara persona “non grata” y le veta de cualquier acto público.; El Cardenal Rouco Varela tiene la poca vergüenza de afirmar que eso es "una lamentable injerencia en la vida de la Iglesia" y la diocesis de Alcalá de Henares dice que “se produce una triste e intolerable violación de los Derechos Humanos y del principio de separación Iglesia-Estado”.

Violación de los derechos humanos son todos los actos de pederastia cometidos miembros de la iglesia católica sobre indefensos niños y adolescentes, lo otro es simplemente una critica a una clara injerencia de la iglesia con la sociedad civil.

No tienen legitimidad para criticar a la sociedad civil. Si de verdad creyeran en la separación iglesia-estado lo pondrían  en práctica y no se dedicarían a actuar desde los pulpitos como si otro partido político fueran.

Salud, República y Socialismo

3 comentarios:

pena dijo...

Las religiones,siempre, ceniza de las ideas, hipocresia en grado sumo.
Ahora, refugio de pederastas y vividores.
Saludos.

Felipe dijo...

Que pandilla de sinvergüenzas y amorales.

Hace poco vi la Voz Dormida,aunque no la quería ver porque sabía que iba a sufrir,y,efectivamente,se me caían las lágrimas cuando ls fascistas con la ayuda de estos cabrones fusilaban impunemente a una madre de una niña recien nacida.

Un abrazo

RGAlmazán dijo...

Son unos canallas que ven la paja en el ojo ajeno y son incapaces de ver la viga en el suyo. Gente mala capaz de cualquier cosa con tal de obtener poder y riqueza.

Salud y República

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails