lunes, 9 de enero de 2012

Tenemos lo que nos merecemos

Dicen que los pueblos tienen los gobernantes que se merecen. A la vista de las últimas encuestas, parce que los españoles  nos tenemos bien merecido un gobierno mentiroso como el de Mariano Rajoy.

Según la encuesta de Metroscopia publicada ayer en El País los españoles aprobamos mayoritariamente la política de recortes impuesta por el P.P. de Mariano Rajoy nada más llegar al poder. Es decir que damos por bueno la misma política que rechazábamos cuando gobernaba el PSOE.

pp_recortes Salvo el rechazo a la congelación del salario mínimo interprofesional y la subida del IRPF y del IBI, de manera provisional durante 2012 y 3013, estamos de acuerdo con lo demás recortes impuestos por el P.P. No nos molesta la congelación salarial de los funcionarios, ni la subida por debajo del IPC de  las pensiones, ni el recorte dela inversión pública que traerá más recesión y mas desempleo y por supuesto tampoco la reducción de las subvenciones a los partidos, los sindicatos y patronales; mientras la iglesia católica de va de rositas igual que con el PSOE.

O nos hemos resignado a que la salida a la crisis sea a través del esfuerzo de los más desfavorecidos o el problema no es lo que se haga para salir de la crisis, sino quien lo haga. El grave problema de todo esto es que con esa actitud se justifica y se sienten justificados para los nuevos recortes sociales que vendrán.

Es cierto que es pronto para que la euforia de la victoria popular se venga abajo, pero es incomprensible que el 44% de los españoles, frente a un 38%, piensen que las medidas tomadas van en la dirección correcta para luchar contra la crisis. Y que la mitad de los encuestados afirmen que no se consideran perjudicados por la medidas.  Parece como si la encuesta se hubiera realizado en otro país, porque en este no hay un 50% de ciudadanos privilegiados. Aquellos que tiene unas rentas suficientes para transitar por la crisis sin sentirla. La inmensa mayoría de los encuestados seguramente pertenecerán al ámbito de los funcionarios, de los parados, de los pensionistas, de los milieuristas. De aquellos que vivimos o malvivimos de una nómina, aunque en estos momento sea un privilegio tenerla. En definitiva de los pagadores de la crisis económica, por eso es incomprensible tan alto grado de resignación y complacencia con una políticas que van en nuestra contra.

Y con este síndrome de Estocolmo que tenemos encima es difícil, muy difícil, organizar la resistencia contra lo que se nos viene encima. Luego la culpa la tendrán los empesebrados de los sindicatos, no los ejecutores de las políticas de recortes. A mi me parece que con estos mimbres es difícil hacer una buena cesta.

Salud, República y Socialismo.

6 comentarios:

Daalla dijo...

Creo que la expresión "síndrome de Estocolmo" define bastante bien la situación. En el fondo la gente se siente culpable de la crísis y la encara con la resignación de que son los de siempre los que tienen que pagarla y no los que la han creado.
Salud y República

Felipe dijo...

Antonio,soy de la opinión de que puede suceder:

-Todos los medios de comunicación están apoyando la única idea mantra de que hay quer apretarse el cinturón y que la asuteridad es necesaria.

-La ciudadanía peor informada sólo lee o ve medios generaistas que defienden la política Merkel.

-Que también puede ser que haya cocina por medio.Sabemos cómo se las gasta Cebrián(estuvo en la toma de posesión de Cospedal)ya que su imperio mediático hace aguas.

Para mí que aquí hay truco inducido y manipulación en un sólo sentido:neoliberalismo.

¡Salud,Repúbñlica y Socialismo!

RGAlmazán dijo...

Todavía es sólo teoría. Ya veremos cuando empiece a cobrar la gente en Febrero con el nuevo IRPF si piensa lo mismo.
De todas formas, también es verdad que la gente suele esperar un poco para ver negativo la gestión de un nuevo gobierno.
Esperemos y veremos qué pasa.

Salud y República

pena dijo...

El lavado de cerebro funciona constante y sutilmente. Al final te lo crees todo, aunque sea la mentira más grande jamas contada.

MENTA dijo...

Hola,
Es simplemente la manipulación de los medios prosistema y la asimilación del lenguaje neoliberal. Creernos nosotros culpables de ser despilfarradores, es el colmo del cinismo.
Creer que un partido de ultraderecha católica y neoliberal va a sacarnos de la crisis si no es estrujando al pueblo es del género gilipollas.


"El peor analfabeto es el analfabeto político. El que no ve, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. El que no sabe que el costo de la vida, el precio de los garbanzos, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado o de las medicinas, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece e hincha el pecho diciendo que odia la política. No sabe el imbécil, que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado, el asaltante y el peor de todos los bandidos que es el politico corrupto y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales." Bertolt Brecht (1898 - 1955)

Un saludo.

Ciberculturalia dijo...

El problema esencial está en la "manipulación informativa". La gente en general lee poca prensa y si lo hace, oye la radio o ve televisión, depende de su elección... el mal ya está hecho. Imagínate qué piensa un ciudadano de valencia que sólo ve la televisión autonómica...
El problema de la falta de formación política en España tiene estos frutos...
Un beso

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails