miércoles, 18 de enero de 2012

Garzón 2, Tribunal 0

Dos goles le han metido hoy al Tribunal empeñado en condenar a Garzón por prevaricación. Lo que todos sabíamos se va confirmando, el juicio a Garzón es una farsa con el único objetivo de desprestigiarle y echarle de la carrera judicial.

Si ayer Garzón puso en evidencia al Tribunal, demostrando con sus argumentaciones que no había elementos jurídicos para juzgarle, hoy han sido los testigos los que han evidenciado la farsa judicial.

juicioGarzon Primero con la declaración de Ignacio Peláez, autor de la querella contra el jueza Garzón. Este abogado reconoció haberse entrevistado con Crespo y Corres sin ser clientes suyos ni haber pedido el permiso que requiere el reglamento penitenciario. Pero cuando quedó en evidencia fue ante la pregunta del defensor de Garzón, Francisco Baena, en el sentido de que si tenía datos objetivos de que se hubiesen utilizado las grabaciones de forma "ilegal". Ignacio Peláez tuvo que reconocer que  “no tenia datos”. Entonces si no puede confirmar que el Juez Garzón hubiera utilizado ilegalmente las conversaciones intervenidas, ¿Como es posible acusar de algo que no puede demostrar? y peor aún ¿Como es posible admitir una querella sin tener fundamentos?

Y más importante aún la delación de un inspector de la Unidad de Delincuencia Económica que ha afirmado, primero que solo se enviaba al juez “lo que a nuestro juicio tenía que ver con el objeto de lo que se estaba investigando”, y segundo que Garzón les había ordenado “prevenir el derecho de defensa” de los implicados en la trama Gürtel. A quedado claro también que fueron los propios agentes los que denunciaron ante el Juez que se estaba preparando desde la cárcel una operación de blanqueo de dinero y que fue esto lo que desencadeno las escuchas. La declaraciones del inspector ha evidenciado que Garzón solo tenia acceso a las conversaciones relativas a su caso y que el mismo fue quien ordeno que se garantizara el derecho a la defensa de los acusados.

Lo que está quedando en evidencia es que había una clara connivencia entre los abogados defensores y los acusados de la Gürtel y que esa fue la razón de la escuchas telefónicas. Si el fiscal continua en la línea de no considerar culpable a Garzón de prevaricación, el Tribunal lo va a tener muy difícil para justificar una condena por prevaricación a  Garzón, porque esto sentaría un grave precedente  a futuro, ya que daría patente de corso para que letrados sin escrúpulos se convirtieran impunemente en cómplices de las fechorías de sus clientes. Una condena al Juez Garzón, después de lo que se está viendo en el juicio, haría que muchos jueces se lo pensasen sobremanera para abrir diligencia parecidas, por miedo a ser acusados de un delito de prevaricación al igual que ha sido acusado Garzón.

Me parece que el Tribunal se ha metido en un charco del que tiene difícil salida.

Salud República y Socialismo.

4 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Espero que la única salida sea la absolución total de Garzón y que los miembros de ese Tribunal se dediquen al criado de las musarallas, como única dedicación
Un beso

Silencio dijo...

Este caso es alucinante, qué bien le sale a la derecha culebrear la atención de la población para ocultar lo verdaderamente grave, la panda de mafiosos vinculados al partido de gobierno.
¡Salud!

RGAlmazán dijo...

Yo no estaría muy seguro de que Garzón salga libre. Esta gente está dispuesta a todo y está predispuesta para apalear a Garzón y que, como sea, tenga una sentencia condenatoria. Ojalá que me equivoque.

Salud y República

Felipe dijo...

Es cierto que la defensa y los testigos han estado muy acertados y desmontando todas las acusaciones.

Sin embargo, hoy la acusación particular ha emponzoñado la sesión.


Tengamos cuidado que el Tribunal no es de fiar.

¡Salud,República y Socialismo!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails