miércoles, 15 de septiembre de 2010

Un avance para la dignidad de la mujer islámica

Francia acaba culminar el proceso de prohibir el uso del velo integral, niqad o burka, en todos los espacios públicos. Ya se que lo moderno es levantar la bandera de la libertad y que una mujer que no es libre decida sin libertad llevar o no el velo integral.

Quizá me esté volviendo antiguo, quizá sea le efecto de los algunos años que ya tengo; pero creo que el velo integral no es símbolo alguno de libertad, sino todo lo contrario: es un símbolo que atenta contra la dignidad de las mujeres y de su propia libertad a decidir. Porque no es un símbolo religioso, ni tan siquiera de identidad cultural alguna ¿con que pueblo o cultura se identifica a quien lleva un velo integral?   Es solo un símbolo de la sumisión de la mujer hacia el hombre.

Se dice que la prohibición del velo integral va en contra de la integración social de las mujeres que lo llevan. Solo un ejemplo, parece que a cuento de la prohibición del velo integral en la localidad malagueña de Coín, el esposo de la única mujer que lleva en esa población el niqad salió a justificar públicamente el rechazo de su mujer a la medida tomada por el ayuntamiento. Parecería lógico que fuese la propia mujer la que dijera cual es su opinión al respecto, pero no, es su esposo quien opina en su lugar. En mi opinión la razón es que en el mundo islámico la opinión de la mujer no vale absolutamente nada, pero es que además el verdadero drama es que esa mujer no podía expresar su opinión porque después de muchos años en nuestro país no habla una sola palabra de castellano. No parece entonces que el niqad sea un elemento de integración. Y es lógico ¿quien se va a relacionar con alguien que lleva tapado su rostro? El velo es una barrera a la integración social de las mujeres islámicas.

Por otro lado parece que estudios oftalmológicos han demostrado que el uso permamente del velo integral lleva a perdidas permanentes de la visión al tener de manera continuada, la persona que lo lleva, limitado el campo de visión. Por tanto hay una razón más para no permitir el uso de una prenda que atenta no solo contra la dignidad de las mujeres sino también contra su salud.
Creo sinceramente que no permitir el uso del velo integral en los lugares públicos es una avance para la dignidad de las mujeres y no entiendo porque desde la izquierda se ha cambiado aquel mensaje de "levantemos el velo de la mujeres afganas" por el derecho a la libertad de elección de las mujeres islámicas. Ni en Afganistán son las mujeres libres de decidir, ni lo son en Francia las mujeres islámicas ni lo son en España como no lo son en cualquier otro lugar del mundo donde esté por medio el radicalismo islámico. Un imposición que muchos estudiosos del islamismo afirman que no tiene nada que ver con un concepto religioso sino con una conceptuación de dominación de las relaciones hombre y mujer.

Hoy la dignidad de las mujeres islámicas en Francia está mas salvaguardada y aquellos que imponen un cárcel de tela a sus mujeres pueden acabar en una cárcel de piedra y acero. 

Salud, República y Socialismo.

3 comentarios:

ana dijo...

El velo significa machismo al más puro estilo desde que el mundo es mundo, es para que quede claro que la mujer es suya de propiedad y nadie le puede ver el cuerpo, algo así como el cinturon de castidad en la época medieval. Estan tan hechas a esto, que ni se les pasa por la cabeza rebelarse. Una pena.

Moral y Política dijo...

Pues si Antonio te estas volviendo viejo. Lo mismo me pasa a mi que deje de cobrar de Antares y ahora lo hago del INSS, pero lo que dices nada tiene que ver con hacerse viejo. Salvo que el "ser viejo" implique ser mas racional u objetivo.

A esta altura hay que llamar al pan, pan y al vino, vino. El velo es una imposición y en tanto que es una imposición ningún estado moderno puede amparar esas costumbres, que considero bárbaras.

saludos,

Ciberculturalia dijo...

Ya sabes querido Antonio que yo también estoy absolutamente en contra de esta bárbara costumbre en que la mujer se halla presionada y no tiene ninguna libertad para decidir. Es un mero instrumento de una sociedad machista e integrista.
Se mire como se mire, es vejatorio para la mujer y desde una óptica feminista no se puede tolerar el uso de ningún tipo de velo, ni pequeño ni integral.

Besos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails