viernes, 10 de septiembre de 2010

El Pastor, el Corán y la madre que los parió

Tenemos de nuevo el mundo en vilo porque un pastor con un  rebaño de menos de 50 ovejas ha decidido quemar un Corán el 11-S si los islamistas USA no se echan para atrás en su intención de construir un centro islámico junto a la zona cero de Nueva  York.

Como Vd ya saben me importa un bledo Dios, Ala, Yahvé o cualquiera de las miles de manifestaciones teocráticas que puedan existir en este mundo. Considero que cuando menos es una falta de respeto y de sensibilidad, cuando no una provocación,  pretender construir ese centro islámico junto al lugar en que unos terroristas islámicos asesinaron a más de 3.000 personas en el nombre de su dios. Y considero que yanquis locos como el pastor pirómano deberían estar mejor en un psiquiátrico que detrás de un púlpito acrecentando el odio de un puñado de incautos. 

Pero dicho esto es todavía menos entendible ni justificable la reacción de la teórica parte ofendida: los islamistas. Estos que no necesitan ninguna escusa para poner bombas indiscriminadamente a infieles, conversos o arrepentidos; que un día si y el otro también pasan su tiempo haciendo llamamientos a la guerra santa, a la liberación de Al Andalus   y al mantenimiento de las mujeres en cárceles de tela; se sienten ahora muy ofendidos porque un pastor pirómano anuncia que, mañana  aniversario del 11S, va a quemar el libro sagrado de los musulmanes. Estos son los verdaderamente peligrosos, porque entre sus filas no existe un iluminado fanático que quiere montar una guerra santa quemando coranes, entre estos existen  miles de fanáticos, miles de descerebrados que no tienen el más mínimo aprecio por su vida  y que son capaces de inmolarse si con ello pueden llevarse por delante a un puñado de inocentes infieles, conversos o arrepentidos,  total ellos con esa acción se ganan el cielo.

Estos miles de fanáticos alentados por sus, mucho más fanáticos, lideres deberían de pensar, es mucho pedir, que el mundo está lleno de millones de personas que no creemos en ninguno de sus dioses y de millones de personas que viven su religiosidad respetando la religiosidad del vecino, sea o no la suya, y que los problemas entre los descerebrados de distintas religiones deben ser resueltos entre ellos y a los demás que nos dejen en paz con sus polémicas. Si el pastor pirómano termina quemando su Corán, yo les sugiero que hagan una pira con el libro sagrado del pastor pirómano  o quemen  su iglesia con pastor pirómano incluido o que miles de fanáticos islamistas se quemen a lo bonzo dentro de la iglesia del pastor pirómano con él dentro, pero al resto del mundo déjennos al margen de sus absurdas peleas, vivimos muy a gusto sin ninguno de sus dioses o cada cual con el suyo.

Ya lo dijo Karl Marx “la religión es el opio del pueblo”. Pero se quedó corto, no solo es el opio que atontece a las personas para utilizarlas políticamente, sino que es además es el vehiculo del odio de unas personas hacia el resto de la humanidad, pretendiendo imponerles a la fuerza su propia e intransigente moralidad y forma de vivir y pretendiendo castigarla si no las aceptan de buen grado.

Salud, República y Socialismo.

12 comentarios:

ana dijo...

buenisíma entrada, si no te importa la voy a enlazar en mi blog. Saludos.

Nicolás dijo...

Pastor pirómano pirado.

Felipe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Felipe dijo...

Se han juntado el hambre con las ganas de comer

¡Que panda de cabrones!

(El comentario suprimido es mío)

Ciberculturalia dijo...

Un mínimo Pastor de una mínima ciudad de una minúscula iglesia pone en jaque al mundo mundial...

Si no fuera por lo dramático del tema, dramático por lo ridículo... Es como para morirse de risa...

Vaya sociedad que hemos creado

Un beso

pena dijo...

Puestos a quemar, quememos todos los libros"sagrados".
Un saludo-

m.eugènia creus-piqué dijo...

Opino lo mismo que tu, este tío está loco y la que va a armar si hace lo que dice, en lo que dices de que La religión es el opio del pueblo, yo lo cambiaría por La religión es el odio dl pueblo.Besos.

RGAlmazán dijo...

Aquí no hay más ni menos, aquí lo que hay es un uso exacerbado y fanático de la religión por parte de unos y otros. Todos los fanatismos religiosos son iguales, están dispuestos a matar por el simple hecho de no profesar su religión. Así lo ha demostrado y lo demuestra la historia.
Una desgracia las religiones entendidas así.

Salud y República

Roberto R Bravo dijo...

"Cuando las palabras no son mejores que el silencio, es preferible callar". Pero cuando son tan buenas como las tuyas, todo lo que uno diga suena superfluo. No creo que se pudiera haber dicho mejor.

liberando dijo...

vamos a ver.. evidentemente quemar coranes es repugnante, sucio y atenta contra la libertad de expresión; por tanto lo condeno. Pero, y todas las quemas de iglesias? y de biblias? y de libros de cesar vidal? y aquella pelicula emitida por canal plus en la que se quemaba un cristo?
Creo, humildemente, que desde cierta parte de la sociedad española, se ve simplemente lo que interesa. No podemos negar que el de los musulmanes es uno de los colectivos más antidemocráticos y totalitaristas existentes, ya que son machistas,homofobos y tremendamente dictatoriales.

Por otro lado, quiero decir que me parece aun una provocacion mayor que quemar un coran, la construccion de una mezquita en plena "zona zero", pues es intensificar el dolor de todos los familiares de las victimas; este tema lo he profundizado en mi blog "a ostais con las palabras" al que por su puesto estais todos invitados".
un saludo, y por cierto, me gustaría decirte que yo tambien soy republicano, odio la monarquia, creo que queda claro que la II República no fue ejemplo de democracia ni de libertad!

liberando dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antonio Rodriguez dijo...

Ana
Por supuesto que no me importa
Nicolás
Parece que al final prevaleció la sensatez
Felipe
Pero con una diferencia quemar un libro no mata, poner una bomba si.
Carmen
El problema que de un asunto que no tiene entidad ni para salir en la prensa, los fanáticos islamistas pretendan hacer una guerra santa.
Pena
Para que quemarlos si cualquier persona con dos dedos de frente es consciente del mensaje que contienen.
Geni
Que alegría me das leyéndote por aquí.
La verdad es que salvo alguna excepción las religiones e han utilizado como pretexto para matar a mucha gente inocente.
Rafa
Yo diría que son parecidos, la mayoría pretenden imponer su moralidad al conjunto de la ciudadanía y algunos amenazan conmutarte si no lo haces.
Roberto
Gracias por compartir mis opiniones.
Liberando
Yo no quemaría un libro ni para encender una chimenea como Carvallo, aunque odio a todos los que pretenden manipular la vida de los demás en el nombre de un dios y mucho más a aquellos que ponen bombas contra los que no comparten sus ideas.
No se si llega a ser un provocación construir una mezquita cerca de la zona cero de Nueva York peri si por lo menos una falta de sensibilidad.
Y no estoy de acuerdo con tu último comentario, la II República fue un ejemplo de democracia y libertad para los desfavorecidos, que carecían hasta ese momento de algún tipo de derecho.
Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails