lunes, 27 de junio de 2016

Sabeis lo que os digo, "Que les den"

Ya se que no es políticamente correcto. Que lo correcto sería decir que la ciudadanía no se equivoca al votar, bla, bla, bla,... Pero lo siento estoy indignado y hay ciertas cosas que no me caben en la cabeza. 

No me cabe en la cabeza que millones de desfavorecidos, por no llamarles tontos de los cojones, hayan vuelto a votar al Partido Popular después de lo que ha llovido en los últimos negros cuatro años. Porque estaban avisados, les habían pisado el cuello a conciencia y les decían que se lo iban a seguir pisando. Porque sabían que habían votado un partido corrupto y que iban a seguir siendo corruptos porque no tienen intención alguna de rectificar. Les va muy bien, porque en el fondo España es un país de corruptos. Cada cual a su nivel, los poderosos y los políticos de PP, sobretodo, a gran escala y el resto del país cada cual a su nivel. Porque el que tiene oportunidad no paga el IVA o trapichea con lo que puede y por eso se es cómplice de la corrupcion, porque en el fondo se les entiende.

Todos estos son los que, si les preguntan, negaran que han votado al Partido Popular. Aquí nadie ha votado el PP. Pero hay millones de trabajadores, desempleados, desfavorecidos,... que son los que han propiciado la victoria del Partido Popular. Que son conscientes de que les han estado pisando el cuello y de que se lo van a volver a pisar. Pero entran en la dinámica del miedo, "Que vienen los malos", "Que vienen los comunistas".  Y piensan que los malos y los comunistas les van a quitar lo que no tienen. Porque ¿que le van a quitar a un excluido social? Si lo que poco o mucho que tenían se lo han quitado el Partido Popular y las entidades financieras. Si los bancos les han quitado sus casas y el Partido Popular les ha quitado parte de la pensión, del salario y de los servicios públicos de los que gozaban, que es lo que les queda a los comunistas, si es que pudieran, por quitarles. Cándidos y políticamente incultos.

Pero en este país se sigue teniendo mentalidad feudal. Se sigue pensando en ser lacayos y siervos y no ciudadanos. Y eso se expresa en mansedumbre hacia el amo o el poderoso. Hay una mayoría que no es capaz de enfrentarse a quien le oprime en la empresa o la sociedad pero que es capaz de partirse la cara por defender los colores de su equipo o estar horas bajo la lluvia para festejar su victoria. Y esas son las cosas que me indignan, porque cuando esto sucede las consecuencias las pagamos todos. A todos nos van a pisar el cuello otra vez, aunque nos hayamos rebelado y hayamos intentado echar de la política a los verdaderos malos.

Porque estos que han votado para que nos sigan pisando el cuello, son los que cuando les esté faltando el aire dirán que todos los políticos son iguales o que los sindicatos no los defienden. Pero seguirán siendo incapaces de rebelarse contra la bota que les asfixia. La bota a la que ellos han dado lustre con su voto. Los que no hemos dado lustre a la bota seremos lo que de nuevo nos rebelaremos y trataremos de quebrar la pierna que lleva puesta esa bota.

Por eso hoy necesito desahogarme, mañana quizá haga otro análisis más sereno. Y por eso hoy digo "que les den". Aunque sean esos millones de desfavorecidos, por no llamarles tontos de los cojones, de los que más van a sufrir las consecuencias de su voto. Porque yo al fin y al cabo soy un privilegiado, pero con conciencia. Que tengo la suerte de estar jubilado con una buen pensión, que no tengo problemas para llegar a fin de mes, ni para irme de vacaciones de vez en cuando, ni para pagar mis facturas, ni para salir de vez en cuando con mis amigos. Pero además tengo conciencia clara de quien me quiere explotar, me oprime y quien me quiere quitar mis derechos y se perfectamente a quien no tengo que votar porque estaría tirando piedras a mi tejado. Y además cuando intentan explotarme me uno a los míos, a los de mi clase,  y nos rebelamos e intentamos dar la vuelta a la situación. Por eso, aunque sea políticamente incorrecto, les digo que les den. A ver si aprenden a saber, de una puñetera vez, quien y quienes les explotan y los oprimen. 

Y lo siento y les pido perdón por mi desahogo a esos otros cientos de miles, quizá millones, de desfavorecidos, de excluidos sociales, que si tienen conciencia social y luchan por conseguir una sociedad más justa e igualitaria. Que se rebelan contra la bota que otros han contribuido a ponerles en el cuello. Y lo siento por los millones de jóvenes a los que, por culpa de esos tontos de los cojones, les vamos a dejar en herencia una sociedad que no les posibilita un proyecto de futuro y les condena a la marginación, el trabajo precario o a la emigración. 

Hoy me siento avergonzado de este país y sobre todo de ser conciudadano de quienes con sus votos contribuyen y son cómplices del sufrimiento de millones de otros conciudadanos que si tienen conciencia social y tienen muy claro quien es su enemigo de clase. Porque la lucha de clases existe, aunque algunos modernos se empeñen en negarlo. Otro lo afirman como el multimillonario Varren Buffett que un día dijo aquello de "La lucha de clases existe y la vamos ganando nosotros."

Salud, República y Socialismo.

3 comentarios:

mariadechipiona dijo...

No sé si sigues mi blog en la nueva plataforma https://mariadechipiona.wordpress.com
Pero dicho regular vengo a coincidir con lo que tú cuentas magníficamente en esta entrada.
Anda y que les den.
Saludos amigo.

desencanto dijo...

Yo me he vuelto independentista acérrima de esta cosa que no entiendo.

Salud y republica!

Antonio Rodriguez dijo...

María, continuaba con el anterior enlace. Ya lo he cambiado.
Un saludo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails