martes, 14 de junio de 2016

Alguna cosilla habremos hecho bien

Decía Rajoy en el debate electoral de ayer, ante las criticas de los otros tres candidatos a su gestión, que "alguna cosilla habremos hecho bien". Un intento de justificar la nefasta gestión del peor y más incompetente presidente de la historia democrática de España.

Mariano Rajoy lleva razón,  "alguna cosilla habrá hecho bien". El problema radica en determinar esas cosillas y a quién han beneficiado esas cosillas. Si dividimos la ciudadanía española entre los que han sido los pagadores de la crisis y los que se han beneficiado de ella tendremos más claro que cosillas hizo bien Rajoy y el Partido Popular. 

Está claro que ni los trabajadores ni las mal llamadas clases medias se han beneficiado de las medidas tomadas para salir de la crisis económica. Estos has sido lo que han tenido que soportar los mayores incrementos de los impuestos tanto directos (IRPF) como indirectos (IVA) y los que menos se han beneficiado del reparto de riqueza generado, porque han sido los que han soportado los recortes económicos, sociales y políticos que ha realizado el Partido Popular. Son los que han sufrido los recortes y degradación del estado del bienestar. 

Son las grandes rentas y las grandes fortunas junto con las grandes empresa los que se han beneficiado de las políticas del pasado gobierno de Mariano Rajoy. Y ahí se encuentran las cosillas que ha hecho bien Mariano Rajoy en la negra legislatura pasada.

Porque son las grandes fortunas las que se han beneficiado de la amnistía fiscal preparada por Montoro para que sus amiguetes paguen solo el 3% por algo que tendrían que pagar el 45%. Y son las grandes rentas los que más se han beneficiado de la reforma fiscal del Ministro de Hacienda. Dos buenas cosillas para los amiguetes y los que financian las campañas electorales del PP. 

Otra buena cosilla, el desmantelamiento del estado del bienestar. Con eso ganan los empresarios de la educación a los que subvencionan más, los de la sanidad privada porque desvían  enfermos del sistema público y quien puede se hace un seguro privado ante el deterioro de la sanidad publica, las financieras y las aseguradoras porque ante el deterioro de las pensiones, quien puede permitírselo, se hace un seguro privado de pensiones. 

Mas buenas cosillas, la reforma laboral.  Con ella los empresarios han adquirido el mayor poder que nunca han tenido en las relaciones laborales. Pueden modificar las condiciones laborales a su antojo, descolgarse de los convenios incomodos, despedir a precio de saldo, hacer fraude de ley con la contratación laboral, precarizar el empleo y reducir los salarios a la carta, etc. etc. 

Las grandes empresas también tienen que agradecer el buen hacer del PP, porque consiguen pagar solo el 5% en el Impuesto de Sociedades en lugar del 30% que les corresponde  a consecuencia de la muchas deducciones y subvenciones que se les permite realizar. El resto de los empresarios también se benefician  de ese buen hacer porque se les reduce las cotizaciones sociales en determinados contratos laborales; con lo que se resiente la caja de las pensiones. 

Y no nos olvidemos  del rescate bancario. Eso si que ha sido un ejemplo de buen hacer, pagar con dinero público el desaguisado  y las indecentes indemnizaciones y jubilaciones de banqueros que deberían estar en la cárcel por la nefasta gestión realizadas de sus entidades. 

Y sobre todo los corruptos. Este ejercito de delincuentes se ha beneficiado de la complacencia y connivencia que el PP ha tenido con la corrupcion, por que muchos de ellos, la mayoría,  eran sus delincuentes. Unos de los suyos. Porque las buenas cosillas que han hecho en esta materia no han servido para disuadir a los corruptos a seguir corrompiéndose y porque otra buena cosilla ha sido la de limitar el tiempo de la instrucción del sumario porque de esa manera muchos de los casos podían terminar sobreseídos y los corruptos sin cargos.

Como se puede ver con estos ejemplo, hay muchos mas, Mariano Rajoy y el Partido Popular han hecho algunas buenas cosillas. El problema es que ha sido en el camino equivocado y sobre todo beneficiando a quienes menos lo necesitaban. Pero claro esos colectivos a los que les ha llegado el buen hacer del Sr. Mariano son los mismos que le ayudan a ganar las elecciones, en A y en B, y como decía Marcelino Camacho "Quien paga manda". 

Yo creo que es necesario que a la hora de votar todos tengamos en cuenta las buenas cosillas que Mariano Rajoy y el Partido Popular han realizado en la pasada legislatura. Se lo merecen.

Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails