domingo, 5 de junio de 2016

Bajada de impuestos, la excusa para los recortes sociales

Dice Mariano Rajoy que si gobierna tras el 26J nos bajará dos puntos el IRPF. De nuevo, como en 2011, intenta engañarnos, porque lo que pretende es una bajada-trampa de impuestos.

El Partido Popular, ademas de mentir, pretende imponer la política de la zanahoria y el palo. Por un lado pretende conquistar los votos de los/as incautos/as con la zanahoria de la bajada de impuestos y cuando se haya picado nos dará con el palo de los recortes sociales. Porque la bajada de impuestos es la antesala de los recortes sociales.

El estado del bienestar no nos cae de un guindo, se paga con los impuestos recaudados y si se recauda menos se tienen que gastar menos y ya sabemos por donde recorta la derecha cuando dice que no hay ingresos suficientes. No podemos caer de nuevo en la trampa de la bajada de impuesto. Con la última reforma fiscal del PP, se dejaron de recaudar unos 8.000 millones de euros. Millones que fueron a engrosar el ya desmesurado déficit público. Ya sabemos cuales son las consecuencias, la UE exige nuevos recorte al estado español, para garantizar la reducción del déficit público. 

No se tienen unos buenos servicios públicos si no se recaudan los impuestos necesarios. Los estados nórdicos y centro europeos tienen unos servicios públicos de calidad porque tienen una elevada imposición fiscal que es a la vez progresiva para posibilitar la redistribución de riqueza. Porque los impuestos es el principal factor de redistribución de la riqueza generada en un país. La recaudación fiscal en España está en torno a diez puntos por debajo de la media en la UE. Por tanto si queremos tener unos servicios públicos de calidad, no necesitamos una rebaja fiscal, si no una reforma fiscal progresiva que incremente la recaudación fiscal y haga que quien más tiene más pague.

Pero ese no es el objetivo del Mariano Rajoy ni del Partido Popular. Su objetivo es mentir y engañar a sus  potenciales votantes con una propuesta que aparenta ser atractiva para la ciudadanía, tener más dinero disponible, pero que es un dardo envenenado para las económicas mas débiles. Bajar los impuestos no es progresista y mucho menos de izquierda. Bajar los impuestos significa pagar dos veces por los servicios públicos de calidad. Una, cuando pagamos nuestros impuestos y otra, cuando tenemos que recurrir a la iniciativa privada para acceder a unos servicios públicos que nos son negados desde la iniciativa publica.

Y de nuevo nos engañan cuando Rajoy nos dice que se recauda más cuando se tienen unos impuestos más bajos. Se recauda más cuando se tienen salarios dignos y empleo digno y para todos. Se recauda más cuando se persigue de manera eficiente el fraude fiscal. Se recauda más cuando a las grandes empresas no se les da tantas facilidades para tener deducciones y subvenciones fiscales y haciendo que su tipo impositivo se acerque al de los trabajadores. Se recauda más cuando las rentas del capital tienen la misma tributación que las rentas del trabajo y no muy inferior como ahora sucede.

No nos podemos dejar de engañar por esos falsos cantos de sirena de la bajada de impuestos que nos propone Mariano Rajoy. Sobre todo cuando a la vez que nos promete bajar los impuestos se compromete, por escrito con la UE, a aplicar nuevos recortes si es necesario. Y lo será, porque la pasada reforma fiscal incrementó el déficit público en más de 8.000 millones de euros y su pretendida rebaja fiscal incrementará aún mas ese déficit público.

A Rajoy y al PP hay que ponerles en el lugar que les corresponde, fuera de las instituciones democráticas, por el daño que durante cuatro años ha ocasionado a las clases populares de este país. De nosotros/as depende hacerlo realidad el 26J.

Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails