domingo, 24 de mayo de 2015

El paro no es un beca, es un derecho

Nuestros empresarios y algunos de nuestros políticos tienen una particular visión de los derechos de los trabajadores. A ellos les gustaría que el único derecho que tuviéramos los trabajadores fuera el del techo y la comida. Eso es lo que le pasa a Esperanza Aguirre, líder del PP madrileño.

Estaba Esperanza Aguirre reunida con los empresarios madrileños, que raro que nunca se reúna con trabajadores o sus sindicatos,  cuando el presidente de la patronal madrileña alababa que en el sistema de protección danes lo trabajadores pierden la prestación de desempleo cuando rechazan un oferta de trabajo. La reacción de la lideresa fue decir que "En Inglaterra no se llama subsidio por desempleo; se llama ayuda a que usted encuentre empleo. En el momento en el que lo rechaza pierde la prestación. Aquí ocurre al contrario"

Aguirre piensa que la prestación por desempleo es una “beca que permite disfrutar de un año sabático”. Semejante barbaridad solo puede venir de quien nada en la abundancia. De alguien que no quiere reconocer que los trabajadores no son responsables de su situación de desempleo. De ésta solo son responsables lo empresarios inútiles, los políticos incompetentes y la avaricia del sector financiero, que ha llevado al país a la crisis mas aguda de la historia de España. Por tanto es al estado a quien le corresponde paliar esta situación de precariedad de los trabajadores afectados. Primero dándoles prestaciones justas para una vida digna y después implementando políticas que reactiven la economía y la creación de empleos decentes con salarios dignos.
Lo que no cuentan  los empresario y Aguirre es que tanto en Dinamarca como en Inglaterra el estado no abandona a los trabajadores tengan o no prestación por desempleo. Mientras no tienen empleo, el estado les da ayudas para que puedan tener una vida digna. En España cuando se acaba la prestación por desempleo  el estado abandona a su suerte al trabajador.

Lo que no dicen es que la prestación de desempleo es un derecho del trabajador que se paga con sus cuotas a la Seguridad Social. Ya se encarga el Partido Popular de poner trabas a su concesión y de reducirlas a limites de miseria. Ya quisieran lo parados españoles tener la cobertura social que tienen los trabajadores de los países que ponen como ejemplo los empresarios y Esperanza Aguirre.

Lo que no cuentan es que en esos países existen verdadera agencias empleo publica que se preocupan de encontrar empleos decentes a los trabajadores en paro. Empleos con derecho y con salarios dignos. Aquí las agencias públicas de empleo son poco mas que centros estadísticos de desempleados, que conseguir un empleo en las oficinas de empleo español es como una lotería. Y que en en un país con 5,5 millones de desempleados encontrar un empleo es casi como encontrar una aguja en el pajar. ¿que responsabilidad puede tener un trabajador en la búsqueda de empleo en un país en que no se genera empleo? En este país no se esta creando empleo, simplemente se reparte entre más trabajadores el existente. Entonces ¿de quien es la responsabilidad de que un parado no encuentre un empleo?

Es indecente y obsceno que alguien, que se aprovecha de los conocimientos y contactos adquirido por su paso por las instituciones públicas del estado, para ganar 369.000 euros anuales, recrimine a quienes tienen tan solo una prestación de menos de 1.000 euros mensuales y califique esta como una beca para tener un año sabático. Alguien a la que becan con 3.000 euros por articulo en prensa, esta desautorizada moralmente para criticar a quien malvive con un prestación por desempleo.

Pero además a Aguirre le importa un bledo las personas que lo pasan mal en el país y  en la comunidad de Madrid. Dice, ante la pregunta del presidente de la CEIM sobre lo que ella pensaba hacer para paliar la situación de las familias madrileñas sin ingresos –una situación que calificó de "dramática"_, que esa situación "no existe" en Madrid porque hay una ayuda ilimitada en el tiempo de 500 euros "aproximadamente" que se llama Renta Mínima de Inserción. Como es costumbre en ella, miente. Porque no es posible que desconozca los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa). Según la EPA del cuarto trimestre de 2014 en España existen 728.300 hogares que no tuvieron ningún tipo de ingreso familiar. De ellos 62.600 corresponde a la Comunidad de Madrid.

La prestación por desempleo, como cualquier otra ayuda social a los trabajadores, no son dádivas que tienen a bien conceder los poderosos como Esperanza Aguirre. Son tan solo derechos adquiridos por la ciudadanía en su lucha contra las desigualdades sociales. Pero para Aguirre, como para los suyos, esto es una carga, porque su ideal es que cada día haya menos estado, menos protección social y para ello lanzan por los aires su ideario, reducir los impuestos. Así luego pueden justificar que se tienen que recortar las prestaciones sociales. Su ideario se reduce a que la calidad de vida es solo para quienes se la puedan pagar. Es decir profundizar en las desigualdades sociales.

Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails