miércoles, 21 de julio de 2010

Aborto = oblación

Eso es lo que al parecer opinan dos de los jueces discrepantes del Tribunal Constitucional con respecto a la no suspensión de la ley de salud sexual y Reproductiva.

tribunal-constitucional Los magistrados de TC Ramón Rodríguez Arribas y Guillermo Jiménez se preguntan si "¿Sería la misma la actitud del Tribunal [Constitucional] si se tratara de una ley de otro carácter? Pongamos varios ejemplos, que no son ni mucho menos impensables: Pensemos en una ley que, por condescendencia o acuerdo con una corriente cultural, despenalizara o incluso regulara como prestación sanitaria la ablación de clítoris". Según la opinión de los magistrados ellos están o deberían estar por encima de la ley e interpretar en que casos se pueden saltar la ley y en que casos no. Poco  importa si la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC) indica claramente que una ley aprobada por las Cortes Generales no puede ser suspendida por el TC.

Argumentan los ilustres magistrados que se trataría de evitar situaciones irreversibles, como si con la anterior legislación no se pudieran practicar abortos, pero claro el problema debe ser que los magistrados prefieren que las mujeres continúen con la inseguridad jurídica de la anterior ley que con las garantías legales que les otorga la nueva legislación.

Los otros ejemplos que exponen los dos magistrados para defender su criterio de que puede suspenderse cautelarmente la norma aprobada por el Parlamento consisten en el supuesto de "una ley que, para evitar atentados terroristas, autorizara la tortura, o en la que, ante la invasión masiva de pateras, dispusiera la inmediata expulsión de los inmigrantes irregulares de raza negra". Con tan peregrinas argumentaciones uno no deja de preguntarse sobre la capacidad de algunos magistrados para determinar la constitucionalidad o no de la leyes emanadas del Parlamento. No solo demuestran su escasa competencia para estar en el TC sino que además insultan la inteligencia de los parlamentarios pensando siquiera que podrían legislar en la forma que ellos se preguntan.

¿Y todavía nos preguntamos por las razones  del descrédito del TC?

Salud, República y Socialismo.

4 comentarios:

severino el sordo dijo...

Hay ocasiones en que el tribunal constitucional me parece como los perros de los pastores que esta ahi para que no nos salgamos de la manada,y mientras tanto Fabra 7 años y sin juzgarle,bravo por nuestra justicia,saludos.

RGAlmazán dijo...

¡Que gentuza! Es carca, impresentable y desaprensiva. Y luego quieren que se respete sus decisiones. Parecen del siglo XIX.

Salud y República

Felipe dijo...

Es que tienen aún alguna legitimidad para seguir hablando estos sinvergüenzas?

A renglón seguido me pregunto:cúando este país tendrán unos tribunales que dicten resoluciones sin tener en cuenta sus creencias religiosas o políticas?

Saludos

Nicolás dijo...

Cuando el sentido común se ve mermado por la ideología pasan estas cosas. Incluso a personas leídas e ilustradas. Se supone.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails