lunes, 17 de noviembre de 2008

¿Por qué somos diferentes?

Si me siento decepcionado por el rumbo que ha tomado en España la recuperación de la memoria historia, más decepcionado aún me siento después de leer este reportaje.

Lo que más me sorprende es que países con unas instituciones democrática mucho más débiles que las existentes en nuestro país hayan hecho que se anularan leyes de Obediencia Debida y Punto Final (Argentina), similares a una amnistía y se juzgara y condenara a los culpables de las atrocidades. Me sonroja que en Marruecos el propio rey Mohamed VI creara una comisión de la verdad para investigar las detenciones, torturas, violaciones y ejecuciones cometidas entre 1956-1999. Es decir actos cometidos durante el reinado de su propio padre y que además pidiera perdón a las victimas. Y así hasta más de treinta países donde se ha devuelto la dignidad a las victimas de la represión política.

Y mientras aquí, después de casi 70 años continuamos con los represaliados enterrados en las cunetas y junto a las tapias de los cementerios, con una tímida ley de Memoria Histórica y un gobierno que en lugar de potenciar el desarrollo de la misma permite que el ministerio fiscal entorpezca la labor de un juez que si quiere devolver la dignidad a los represaliados.

¿Por qué somos diferentes? No se puede tomar permanentemente como excusa el espíritu de la transición para seguir amparando una injusticia. La transición fue un momento histórico en el que desde la izquierda se hicieron numerosas concesiones en aras de un objetivo más importante como era consolidar un sistema democrático después de 40 años de dictadura. Pero ahora con un sistema democrático totalmente consolidado, aunque algunos pensemos que existe un déficit democrático, no hay ninguna excusa para dar un paso más y dignificar a todos los que en su día fueron asesinados o represaliados durante la dictadura franquista.

Ni la ataduras del P.P. con su pasado, ni la vacilante actitud del PSOE están a la altura de una victimas que solo esperan recuperan su dignidad sin ningún animo revanchista ni de remover heridas, solo un resarcimiento moral. ¿Es acaso demasiado?

Salud, República y Socialismo.

7 comentarios:

Jose dijo...

¿Cuanta gente queda en Alemania que apoye aún el nazismo? Es lo que tiene vivir en un pais en el que los herederos de la dictadura optan a gobernar y los jóvenes interpretan derecha con franquismo. Lo veo todo los dias en la universidad. España estará siempre dividida.

SELMA dijo...

Y lo triste es que siempre tenemos que hacer concesiones los mismos, ceder, ceder y ceder...
Pero que lo sigan haciendo desde un gobierno de "Izquierdas" ya...

Un beso Antonio.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Antonio, es que parece qie vivimos en otro mundo, aquí las cosas se hacen diferente porque somos punto y aparte, Que pena !!

anapedraza dijo...

Me parece muy bien que aquellos descendientes que asesinados en guerra quieran recuperar sus restos. No entiendo eso de no abrir fosas para tener "rencillas".

Con respecto de juzgar de genocidio a Franco y demás por los actos después de la Guerra Civil. Ni lo veo ni mal, pero tendría que salir más a la luz los estudios históricos que hay sobre el tema. Es mejor saber que cerrar los ojos y taparse los oidos.

Saludos.

MIGUEL

AF dijo...

Barrunto, don Antonio, que parte de culpa de esa diferencia entre unos países y otros la puede tener el que el olvido histórico que aquí se ha practicado no es fruto de una natural (yo no la juzgaría así, pero bueno) tendencia a olvidar episodios desagradables sino de un cuidadoso encaje de bolillos tejido para ocultar a la vista del público una fachada muy, muy fea, que era la de la clase dirigente de este país a finales de los años setenta.

Y esos dirigentes siguen, en muchísimos casos, siéndolo ahora mismo, si bien no desde los mismos puestos (algunos, también). El rey, los capitostes del Régimen, los principales "capitanes de empresa... todos ellos son los mismos que sustrajeron sus fichas de los ficheros que el pueblo español tenía entonces sobre los responsables de aquel horror, fichero que, cuando la gente quiso ir a consultarlo, lo encontró vacío.

Por el contrario, los ficheros de la Policía franquista, como ha sido notorio en más de una ocasión, siguieron incólumes y operativos durante décadas, y no dudo que incluso hoy mismo lo estén.

Y así no se puede seguir. Aquí sí que de verdad no hay quien viva.

Un saludo.

Antonio Rodriguez dijo...

Jose
Los herederos de la dictadura no solo optaron a gobernar sino que siguen atados a su pasado.
Selma
El problema no es haber cedido al inicio de la transición, cuando el ejército estaba plagado de golpistas, sino que ahora un partido que también fue objeto de represión no tenga el coraje de devolver la dignidad a todos los que fueron represaliados y asesinados por la dictadura.
Mª Eugenia
Somos diferentes porque hay una parte de la sociedad que todavía sigue pensando que los golpistas vencedores de la guerra tenían razón y hay otra parte que no se atreve a poner las cosas en su sitio por aquello del talante y de no molestar a los poderes que prestaron su apoyo a la sublevación.
Miguel
Bienvenido a este blog. Los que quieren recuperar los restos de sus familiares no lo hacen por tener rencillas, sino por devolver la dignidad a sus seres queridos. Claro que es mejor saber que cerrar los ojos porque si la ciudadana supiera muchas verdades, más de un dirigente político actual se tendría que sonrojar.
D. Antonio
Esos dirigentes a los que Vd. se refiere tenían responsabilidades con la dictadura por acción o por omisión, el poder de hacer desaparecer toda la información que les pudiera comprometer y el apoyo de los militarotes que conspiraban en las salas de banderas. Ahora pretenden agarrarse a la ley de amnistía para que no se investigue o se juzgue uno de los mayores genocidios del siglo XX.

Salud, República y Socialismo

Saiza dijo...

Esta claro que quieren que sigamos anestesiados otros 70 años y dejemos que nos muevan como titeres a su antojo, indignante y una vergüenza que no se haga justicia. Y para colmo mañana tendremos que ceder y pasar impasibles otro año más a los homenajes al asesino de franco y sus secuaces.
Un beso antonio.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails