viernes, 3 de julio de 2015

La justicia desmonta el montaje del PP en Rivas

Una jueza lo ha dejado meridianamente claro que la querella presentada por el Partido Popular en Rivas contra dirigentes de IU Rivas era una querella política, porque, como así lo demuestra en el auto del archivo de la querella, no hay un solo indicio de irregularidades en el caso AUPA.

Al Partido Popular le importa un bledo la corrupcion. Es tal la gangrena y la metástasis que tienen en su organización que todo lo demás es pecata minuta. Su único objetivo era el desacreditar el buen nombre de IU Rivas y de sus militantes, crear la confusión entre los votantes ripenses y hacer que IU perdiera la alcaldía de Rivas. Han estado apunto de conseguirlo, porque la perdida de votos ha sido considerable por la querella y otras razones, pero no lo han conseguido. La aldea gala resistió, pero el daño ocasionado es irreparable.

Las conclusiones del auto de archivo de la querella se pueden resumir en dos frases del mismo, "No existen suficientes indicios de la perpetración de los delitos investigados" y "Los distintos contratos y ayudas examinados se ajustaron a las normas administrativas". Es decir que el Partido Popular hizo un montaje mentiroso para desacreditar a la organización de IU en Rivas y que en Rivas, IU gobierna y adjudica los contratos con arreglo a las nomas. En el Ayto. de Rivas no hay atajos ni favoritismos ni adjudicaciones a los amiguetes como si lo está haciendo el PP, tal como lo están demostrando los jueces en la investigación de los casos Gürtel y Púnica de la Comunidad de Madrid.

IU de Rivas nunca ha necesitado que vengan otros a poner orden en nuestra casa. Ha sido la propia organización, cuando se ha detectado algún caso de mala gestión, que no de corrupción política, la que ha propiciado el esclarecimiento de los hechos y exigido las responsabilidades políticas pertinentes.  Pero para el PP era demasiado que IU siguiera gobernando Rivas después de 24 de gobierno y de transformación social en el municipio. La apuesta por la defensa de lo público era una espina que el PP tenía clavada, mientras que los gobiernos del Ayto y Comunidad de Madrid no hacían mas que degradar y eliminar todo lo que oliera a servicio público.

Esta ha sido una campaña perfectamente orquestada por el PP y a la que han contribuido amplios sectores de los medios de comunicación de este país. Era mucho lo que estaba en juego si el PP perdía la comunidad de Madrid y de paso IU perdía el gobierno de la ciudad de Rivas. El ejemplo de la gestión pública de los servicios públicos en la Comunidad de Madrid se acabaría. Y por qué no decirlo a esto también han ayudado algunos miembros del interno de IU que han utilizado los argumentos de la querella del PP para la batalla política en el seno de IU Comunidad de Madrid.

Los seudoperiodistas como Inda han hecho de voceros contra IU y han ocasionado daño irreparable. Utilizó la táctica Goebeliana nazi de repetir muchas veces una mentira para intentar transformarla en una verdad. De poco le valían los argumentos dados, una y otra vez, en contra de sus difamaciones. Él solo tenía un objetivo, el descrédito de IU de Rivas. Y repetía, desde su privilegiada posición de tertuliano en casi todos los medios de comunicación, sus mentiras con la esperanza de que, del mismo modo que las de Goebels, éstas se transformaran en verdad. En parte lo consiguió y fue junto con el PP el responsable de un cierto descrédito de IU Rivas causando un daño irreparable a esta organización. Ahora cuando la justicia le ha puesto en el mismo lugar que al PP, ¿pedirá perdón por sus mentiras y por el daño causado a IU Rivas?

Ahora una jueza de Arganda ha puesto la cosas en su sitio y el buen nombre de IU Rivas y de sus militantes ha quedado limpio, pero el problema es si alguien pagará el daño ocasionado a nuestra organización. Si los que utilizaron políticamente los argumentos del PP para conseguir rédito político pedirán disculpa públicamente por su error.  Si ahora Inda utilizará sus escaparates mediatos para decir que se equivocó y pedir perdón por ello, por el daño ocasionado a IU Rivas.

Pero de todo esto también hay que sacar una reflexión y es la del limite de las exigencias de responsabilidades políticas.  Porque llevadas al limite pueden ser utilizadas como arma política contra el contrincante político y causar daños políticos irreparables. ¿Que hubiera ocurrido si, como PP, Rivas Puede y PSOE exigían, Pedro del Cura hubiera renunciado a su acta de concejal cuando la jueza le llamó a declarar. Pues que hoy IU estaría con su candidato a alcalde fuera del Ayto de Rivas por una acusación fraudulenta del PP. Una acusación que tan solo tenia motivaciones y argumentaciones políticas. Una acusación que se utilizaba como arma electoral contra IU. El daño ya no se podría haber reparado.

Por eso hay que tener cuidado cuando se exigen responsabilidades políticas. Todos. Porque si en IU nos marcamos el listón de las responsabilidades políticas cuando alguien es acusado formalmente y llevado a juicio oral, ese debe ser el limite que también nosotros debemos marcar para los demás. Lo contrario sería pura hipocresía. No podemos exigir a los demás más de los que nos exigimos a nosotros mismos. Y si por un problema ético se exige la dimisión de un oponente político, cuando le toca a uno de los nuestro también debería dimitir. Ya lo expresé así en esta entrada, http://arv1952.blogspot.com.es/2015/04/es-la-etica-imbeciles.html

Por lo menos hoy podemos celebrar que la justicia ha hecho justicia y sentirnos orgullos de que no todos somos iguales.

Salud, República y Socialismo

1 comentario:

mariadechipiona dijo...

Me alegro por la gente de Rivas. No se merecen ese acoso por parte de la derechona.
Saludos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails