domingo, 19 de abril de 2015

Los asuntos particulares del Partido Popular.

Cada vez que descubren con las manos en la masa a un cargo del Partido Popular, los dirigentes de este partido saldan el asunto con la misma cantinela: es un asunto particular. 

Esta es la manera como ha reaccionado la Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sainz de Santamaría, ante la investigación por delitos de corrupcion a Rodrigo Rato. La vicepresidenta sale al paso de este asunto diciendo que "Estamos ante un asunto particular de una investigación particular, no ante hechos relacionados con el cargo -que ya no lo tiene- en el ámbito público". Pero la vicepresidenta miente, como es costumbre entre los miembros del Partido popular, porque los hechos investigados no se han producido en un momento concreto y reciente sino que se ha desarrollado a lo largo del tiempo. 

Los presunto delitos de fraude, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes no se cometen de la noche a la mañana, sino que se producen a lo largo del tiempo. Resulta que en tiempos muy reciente el Sr. Rato ha sido Director Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), gracias a las gestiones del gobierno de José María Aznar y posteriormente Presidente de Bankia por imposición del Partido Popular. Ademas de haber sido previamente ministro de Economía y Vicepresidente de los gobiernos de Aznar. Por tanto no se puede resolver el tema con el descaro de decir que es un asunto personal. Rato ha estado cometiendo sus presunto delitos al amparo de los cargos políticos a los que el Partido Popular le ha aupado.

Rato se acogió a la amnistiá fiscal de Montoro en el mismo año que dejaba la presidencia de Bankia. Por tanto el dinero que hoy es objeto de investigación y por el que pudo haber cometido tres delitos, se obtuvo siendo un cargo político del Partido Popular, por lo que se desmonta el argumento del asunto particular. Pero el problema es que el PP está envuelto en demasiados "asuntos particulares".  Cuando el cesto tiene una manzana podrida, puede ser un asunto particular pero cuando el cesto esta casi lleno de manzanas podridas, ya no es una asunto particular. Es un asunto de podredumbre generalizada de un partido que ha hecho de la corrupcion y de la financiación ilegal su modo habitual de funcionamiento.

Estamos ante al mayor trama organizada de corrupcion política de la democracia. El partido Popular está hasta las trancas de asuntos particulares. Están inmersos en todos los asuntos importante de corrupción política investigados por los tribunales. El Partido Popular defiende a sus delincuentes y les paga sus defensas judiciales hasta que las evidencias son tan claras que pasan a ser asuntos particulares. A Barcenas se le daba ánimo por Twiter, a Camps se le decía que él, Rajoy, quería un gobierno como el suyo,  de Mata se elogiaba la buena gestión en el gobierno balear,  de Fabra sed decía que era un político ejemplar y así de todos sus muchos delincuentes que hoy están en la cárcel o pendientes de juicio por corrupción.

Cuando un partido tiene a muchos de sus más importantes dirigentes en la cárcel o pendientes de juicio por corrupción política, no se puede alegar que son asuntos particulares o que ya no pertenecen al partido. Porque las consecuencias de esos asuntos particulares han sido que la financiación ilegal del P.P., como ya han puesto en evidencia diversos sumarios, o el pago de sobresueldos a los máximos dirigentes populares. Cuando eso ocurre queda en evidencia que la organización tenía una trama organizada para financiarse ilegalmente y para que algunos de sus dirigentes se enriquecieran ilícitamente. No eran personas que pasaban por las sedes del PP, eran dirigentes de alto nivel los que están implicados y algunos condenados por casos de corrupción. Cuando se dan estas circunstancias lo único que se puede deducir es la existencia de una trama organizada y  generalizada de corrupción en el seno del  PP.

Pero por suerte los ciudadanos están reaccionando y cada día se creen menos las mentiras del PP, su echar balones fuera y el tratar de confundirnos con asuntos personales, el ya no forman parte del partido o manzanas podridas que estaban perjudicando al PP.  Hoy la ciudadanía está tomando conciencia de la realidad de la ética política del PP. Por eso les han dado un primer aviso en la elecciones andaluzas, por eso se prevé que el segundo aviso, y mas grande, será en las elecciones autonómicas y municipales del mes de mayo y, si siguen con sus mismos argumentos, el tercero y definitivo será en las próximas elecciones generales. 

De derrota en derrota hasta el desastre final, para mayor gloria y satisfacción de la ciudadanía.

Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails