jueves, 19 de febrero de 2015

Pablo Iglesias y el papa Francisco en la misma barricada

Reconozco que Pablo Iglesias me tiene desconcertado con el tema de la iglesia católica. Le critique cuando él alababa la figura del papa Francisco en su discurso en el Parlamento Europeo. Ahora me vuelve a sorprender con sus nuevas declaraciones sobre el jefe del Vaticano.

Dice Pablo Iglesias en la revista Vanity Fair: “Hombre, no soy como Jesucristo, pero a mí la interpretación que hace Francisco del Evangelio me convence. Creo que ahora mismo Bergoglio y yo estamos en la misma barricada”. No lo puedo entender, porque si Pablo Iglesias y el papa Francisco están en la misma barricada, yo, entonces, estoy en la barricada de enfrente. En la otra orilla como diría Julio Anguita.

No entiendo, no puedo entender, como Pablo Iglesias ha dado ese giro de 180 grados con respecto al papa Francisco. No hay mas que recordar las palabras de Pablo Iglesias cuando Bergoglio fue nombrado papa: "El primer papa jesuita tuvo sus años de sacerdocio en la época más oscura dictadura argentina y estuvo muy cercano al poder militar (la cruel dictadura argentina) y que por supuesto ha condenado el matrimonio igualitario".
 

¿Qué es lo que ha ocurrido desde el nombramiento del papa Francisco hasta ahora para que Pablo Iglesias diga que ambos están en la misma barricada?  Es cierto que este papa está rompiendo con ciertas actitud retrógradas del pasado de la iglesia católica. Pero es el mismo papa que llamó, en el Parlamento Europeo, asesinas a las mujeres que se veían en la necesidad de abortar, el mismo que sigue en contra del matrimonio homosexual, el mismo que sigue en contra de la igualdad sexual en la jerarquía de la iglesia católica, el mismo que, desde una hipócrita actitud, nos habla de la desigualdad social y la pobreza pero sigue sin destinar parte de la inmensa fortuna del Vaticano a combatirla y el mismo que , por poner un ejemplo mas, sigue defendiendo la abstinencia sexual en lugar del uso de los preservativos como medio de combatir el SIDA.

En fin que yo no puedo estar en la misma barricada que alguien que tiene las actitudes y defiende cosas como las descritas en el párrafo anterior. Por eso tampoco puedo entender que, ahora Pablo Iglesias, diga que el papa Francisco y él están en la misma barricada. Uno está en la misma barricada cuando se lucha por un mismo ideal, sea político, social o de valores. No habrá que recordarle a Pablo Iglesias que en la barricada en la que lucha el papa Francisco se defiende la injerencia de la iglesia en los asuntos de estado, se está en contra de la laicidad del estado y de la enseñanza publica, se defiende los bochornosos privilegios que la iglesia católica española tiene como consecuencia del concordato franquista con el Vaticano y, entre otra cosas, la inmatriculación de bienes por parte de la iglesia católica gracias también a una ley franquista.

Quizá la clave esté en eso de no ser ni de izquierdas ni de derechas, de no tener ideología, de querer contentar a tirios y troyanos, de oportunismo político para captar votos de todos los sitios, en fin de tener el poder como objetivo y no como medio para crear una sociedad más justa e igualitaria. Claro que eso también tiene sus inconvenientes, porque por querer contentar a todos se puede dar la paradoja de que lo que se sume por un lado, se reste por el contrario.

No se, quizá me esté volviendo antiguo, pero yo, al igual que Alberto Garzón, apuesto por la coherencia y los principios.
 
Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails