domingo, 14 de septiembre de 2014

Todos los años, elecciones

Leyendo un reflexión de Borja Samper, presidente del PP de Guipúzcoa, he llegado a la conclusión de que la mejor manera de que los partidos sean coherentes con sus votantes es que haya elecciones todos los años. No es que todos los años haya elecciones generales, sino que todos los años haya, alguna convocatoria electoral.
 
Dice este personaje que "un buen gobierno sabe rectificar", en referencia al posible abandono de la reforma del aborto por parte del PP. Continua justificando el posible abandono diciendo que "al parecer, hay una apuesta del Gobierno por no impulsar esta reforma, habiendo entendido que, tanto internamente como públicamente, no se generaba unanimidad o no se generaba mucha ilusión en esa reforma". Sorprende tanta coherencia por parte de quienes durante toda la legislatura no han hecho mas que pisotear la opinión de los ciudadanos.
 
Lo que ya no tiene desperdicio es cuando afirma que  "Hay que demostrar a la gente que no somos una casta y que no vivimos en un palacio de cristal, sino que pisamos la calle y sabemos lo que quieren". Decir esto es simplemente un insulto a la inteligencia de La ciudadanía. Quienes no han respetado siquiera la voluntad de sus electores, desde el mismo día en que llegaron al poder, ahora pretender dar lecciones de coherencia con lo que piensan los ciudadanos. Quienes abandonaron la voluntad de sus votantes e incumplieron sistemáticamente su programa electoral, el sentir de sus votantes, no tienen autoridad moral para ahora decir que escuchan la opinión de la ciudadanía y rectifican sus planteamientos.
 
Estos años de sufrimiento de un mal gobierno ha sido un permanente trágala de lo que ciudadanos no queríamos tragar. ¿O es que los ciudadanos no hemos manifestado por activa y por pasivo nuestro rechazo  las póliza de recortes? ¿Acaso no era consciente, Rajoy y el PP, del rechazo mayoritario al desmantelamiento de los servicios públicos o a la reforma laboral? Entonces ¿Cómo no fueron sensibles a la opinión mayoritaria de la ciudadanía y propusieron otra salida a la crisis económica?  ¿Por qué ahora se es sensible a la opinión del electorado y antes no? Sencillo, porque estamos a las puertas de nuevas convocatorias electorales.
 
El PP teme que el desplome electoral se incremente si comienza el debate de una ley que va a generar una gran confrontación social e incidirá negativamente en sus ya mermadas expectativas electorales. No es, por tanto, coherencia política sino oportunismo electoral. Nos pretende ahora convencer de que son sensibles a la opinión de la ciudadanía cuando es tan solo un acto preventivo de supervivencia política.
 
Pero cuando se está enfangado como lo está el PP, lo que puede contentar a una parte de su electorado puede poner en pie de guerra a otra parte. El ala ultracatólico  del PP ya esta amenazando con pedir que no se vote al PP, si se confirma que el gobierno retira la reforma de la Ley del Aborto, anunciando que serán “beligerantes y que habrá manifestaciones en las calles", esta vez, contra el PP. “No estamos dispuestos a dar por buena esa traición del Gobierno” manifiestan concluyendo sus amenazas.
 
Ese es el problema de la incoherencia y la de gobernar con la mentira como norma, que cuando se pretende justificar coherencia, nadie se la cree y hace levantar resquemores entre una parte de los fieles votantes. Por eso, que mejor que todos los años haya una convocatoria electoral porque de esa manera los gobernantes serán mas coherentes con sus compromisos electorales y las opiniones  de los ciudadanos Aunque solo sea por las repercusiones electorales negativas que ello puede traer.
 
Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails