domingo, 21 de septiembre de 2014

Las mentiras pasan factura al PP

Quien incumple sus promesas electorales corre el peligro de que tanto sus votantes como los que no lo son les pasen factura. Eso es lo que le está pasando al PP con la pretendida contrarreforma del aborto.

El PP echa mano de su programa electoral para reformar la ley del aborto, de una manera que solo convence a la iglesia católica y al sector mas reaccionario de sus votantes. Escudándose en una propuesta inconcreta ("Cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida") pretenden realizar un cambio legislativo que no tiene demanda social alguna. Mas del 70% de la ciudadanía está en contra de la reforma del aborto del PP, solo en torno al 12% está de acuerdo con esa modificación. Solo el 10% está de acuerdo con una ley de supuestos, mientras que el 70% apuesta por una ley de plazos. (Datos del barómetro de La Sexta).

Ahora el PP se ve en medio de dos presiones, de sus votantes más reaccionarios que se sienten traicionados por un supuesto incumplimiento electoral y la mayoría ciudadana que se niega aceptar una reforma que pretende llevar el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo, a la prehistoria de la democracia. La mayoría ciudadana, con sus movilizaciones, ha conseguido que el PP se cuestione la continuidad de su pretendida reforma del aborto. Ha pesado mas, en el PP, la posible incidencia negativa en próximas convocatorias electorales que llevar a cabo una reforma de la ley que solo satisface a los sectores más reaccionarios de la sociedad.

Ahora  ese sector más reaccionario de los votantes del PP y de la iglesia católica, pretenden pasarles factura. Acusan a PP de traicionar las promesas electorales por las que les votaron y amenazan con no volver a votar al PP si no se concluye la reforma. Este fin de semana se han manifestado en mas de 60 ciudades. Lo que Rajoy y la iglesia católica jaleaba contra ZP en 2009, ahora se le vuelve en contra. Quien siembra viento, a veces recoge tempestades. Rajoy y el PP han cometido los errores de pretende legislar contra la mayoría social y enseñarle un caramelo y no dárselo al sector más reaccionario de sus votantes.

De la situación actual del PP se pueden sacar varias enseñanzas. La primera que no se debe legislar contra la mayoría social. La segunda que las movilizaciones sociales tienen utilidad y sirven para cambiar las cosas, de ello ha habido numerosas muestras en la presente legislatura. Y la tercera que no se puede gobernar teniendo la mentira como bandera política.

Los gobernantes deberían tener muy claro que cuando se dan situaciones como la de la pretendida contrarreforma de la ley del aborto, se tienen que asumir responsabilidad políticas y la primera de ellas la dimisión de los responsables políticos del desaguisado. Pero por lo que se ve, esto no tiene nada que ver con determinados políticos y determinada forma de hacer política. La regeneración política de la que nos hablan es otra cosa y parece que no tiene que ver con ellos.

Tendrán que ser las urnas las que los regeneren y al PP le han echo una pinza entre la mayoría social y lo más reaccionario de sus votantes. La movilización parece que es el buen camino.
 
Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails