viernes, 9 de noviembre de 2012

Hay que parar los desahucios

Un nuevo suicidio ante un nuevo desahucio. En las últimas semanas van tres suicidios por esta misma razón. ¿Cuantos habrán ocurrido, sin que tengamos conocimiento de ellos, desde el inicio de la crisis económica?

El drama de los desahucios es una de las consecuencias de la crisis económica. Un drama de la que es directamente responsable la banca y las entidades financieras que en los periodos álgidos del boom inmobiliario concedían prestamos con una sobrevaloraciones de los inmuebles a los que iban destinados. Nadie les puso freno y de aquellos polvos vienen ahora estos lodos en cuanto se inició la crisis económica. Aquellos que no pusieron freno a esos desmanes, PSOE y P.P., son responsables morales de las consecuencias.

desahucios Ningún gobierno quiso poner freno a los desmanes de la banca. Tanto PSOE como PP solo se preocuparon de salvar a la banca de la crisis que ella había creado. Las personas no tenían importancia  y las consecuencias son las evidentes, paro, miseria, perdida de derechos, desahucios y recortes y mas recortes hacia los que no habíamos generado la crisis económica.

Ahora el PSOE se rasga las vestiduras por el drama de los desahucios y exige al P.P.  negociar rápidamente una modificación legislativa para atajar este drama. Pero no nos engañemos tanto PSOE cuando gobernaba como el P.P. en estos momentos ha rechazado hasta cuatro propuestas de Izquierda Unida exigiendo una respuesta legislativa a este grave problema social. Ambos son responsables morales de los suicidios habidos hasta ahora. Ambos son responsables de las acciones policiales contras los activistas que luchaban contra los desahucios y a los que detenían y multaban cuando intentaban pararlos.

Es la acción de estos activistas y desgraciadamente las muertes ocurridas por este drama social lo que ahora justifica la decisión de ambos partidos de legislar para mitigar los efectos de los desahucios. Cuantos dramas familiares se hubieran podido evitar si P.P. y PSOE hubieran sido sensibles ante lo que se les demandaba desde el Parlamento y la calle. No se pueden erigir ahora en adalides de esta causa cuando en realidad son los responsables morales de tanto drama humano y de algunas muertes por su obsesión por rescatar a los bancos y no a las personas que sufren las consecuencias de la crisis económica.

Es necesario poner fin a este drama social y para ello es urgente que se decrete una moratoria de los desahucios. Hay que evitar que continúen realizándose desahucios que probablemente dentro de unos meses con una nueva legislación no se levarían a acabo. Al P.P., que tanto de gusta gobernar a base de decretos, no debería costarle mucho, si es que de verdad están decididos a cambiar la situación, decretar una moratoria de los desahucios hasta que le legisle para modificar la actual situación. Y no es suficiente con el acuerdo entre ambos partidos, se debe escuchar también la voz de los afectados y la de los que luchan contra los desahucios.

Pero de los que se preocupan mas de los bancos que de las personas, poco podemos esperar desgraciadamente.

Salud República y Socialismo.

1 comentario:

Nicolás dijo...

Ambos partidos se equivocarán si solo buscan la foto y no resolver el problema porque les estallará en la cara y puede que entonces ya no lo puedan controlar.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails