miércoles, 6 de junio de 2012

Algo huele mal en Bankia

Era algo que casi todo el mundo daba por hecho, todo el mundo menos los que habían utilizada políticamente el entramado Caja Madrid, Bancaja en la comunidad e Madrid y la de Valencia. Los gobernantes del P.P. en ambas comunidades y por el ende los responsables políticos de. P.P. a nivel nacional.

Mientras que el P.P. trataba de quitarse encima  que el asunto turbio de la fusión de Caja Madrid y Bancaja se debatiera en sede parlamentaria a través de una comisión de investigación, las denuncias de particulares han obligado a la fiscalía anticorrupción a investigar el asunto. La fiscalía investiga la posibilidad de existencia de al menos cinco delitos: estafa, apropiación indebida, delitos contables, administración desleal y falsedad documental.

bankia Y es que era evidente que una sociedad que declara en un momento dado 305 millones de euros de beneficios y pocos meses después admite perdidas en torno los 3.000 millones, ha incurrido como mínimo en un delito de falsedad documental. No es pensable que un error de ese tamaño sea debido a una simple deficiencia administrativa. Pero es que en este caso han habido responsabilidades políticas derivadas de quienes han designado con sus mayorías parlamentarias a los gestores de Caja Madrid y Bankia, el Partido Popular en Madrid y Valencia y de los responsables políticos del P.P. a nivel nacional.

Por esta razón y porque las comunidades de Madrid y Valencia tienen responsabilidades en la fiscalización de la gestión de ambas entidades, se ha evitado, por parte del P.P., la comparecencia de Rato en sede parlamentaria  y la creación de una comisión de investigación que delimitara las responsabilidades políticas en la gestión de Bankia.

Cuando el saneamiento de Bankia va a costar de  una u otra manera 23.000 millones de euros a los ciudadanos españoles, porque si los pone el estado son dineros que  no se emplearán en otras necesidades y si los pone la UE será a condición de nuevos recortes, resulta absolutamente bochornoso que al P.P., amparándose en su mayoría absoluta en el Parlamento, se niegue a clarificar las responsabilidades políticas de los gestores de Bankia y de quienes los pusieron allí.

Es bochornoso pensar que mientras los ciudadanos de a pie lo están pasando realmente mal, los responsables de este desaguisado se vayan de rositas. Al menos nos puede quedar el consuelo de que se habré la posibilidad, a través de la justicia, de que se esclarezca este asunto y sus responsables carguen con las responsabilidades civiles y penales a las que hubiera lugar. Luego nos extrañamos de que los ciudadanos piensen que la clase política sea el tercer gran problema del país.

Salud, República y Socialismo.

4 comentarios:

ana dijo...

Todo huele mal en Bankia y somos nostros los que tenemos que poner el ambipur para que que huela al limpio, y eso que Rajoy presume de transparencia.

METAL dijo...

Un robo en toda regla que quedará impune porque se hace al amparo de instituciones capitalistas......teniendo en cuenta que "toda riqueza está basada en un robo", aunque este es más descarado, sin palancas y de día.

Rodrigo Rato es enemigo del pueblo.

Ciberculturalia dijo...

Una auténtica indecencia en la que hay bastantes responsables, técnicas y políticas. Y eso que nuestros políticos, los de ahora y los de antes, presumían de que teníamos el mejor sistema financiero del mundo mundial... Todo muy desanimante.
Besos

Lakacerola dijo...

A las alturas en que estoy escribiendo ya hemos oficialmente pedido el rescate a nuestro sistema financiero, ah! no! que no se llama rescate que se llama "crédito en condiciones favorables" (o sea rescate de toda la vida), lo único que pido a estas alturas es que de verdad controlen desde Europa como se administra el dinero, porque con la mafia de gobernantes que tenemos la cruz de soportar, seguro que se evaporan.
Buen fin de semana.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails