jueves, 28 de abril de 2011

Pleno empleo sin renunciar a la seguridad y a la salud

28 de abril de 2011

Como cada 28 de abril hoy es el Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Un día que es un reconocimiento a las personas que han perdido su vida y salud en el trabajo bajo unas condiciones inadecuadas y una jornada para poner en evidencia que los daños derivados del trabajo son evitables, y que los empresarios y poderes públicos tienen grandes responsabilidades en su prevención.

En España fallecen cada día 2 trabajadores como consecuencia de su actividad laboral, 13 sufren un accidente de trabajo grave durante su jornada y 1.503 un accidente leve. Igualmente, cada día 46 personas son víctimas de una enfermedad profesional en España. Todo ello sumado a un creciente subregistro de enfermedades y ocultación de daños.

salud2011 Durante 2010 murieron en España 737 trabajadores como consecuencia de un accidente laboral y sin embargo ni el gobierno ni los medios de comunicación son sensibles a esa lacra social. El continuo goteo de muertos en el tajo no tiene el reflejo debido en los medios de comunicación, ni el gobierno se preocupa lo necesario para crear conciencia de que esa lacra es necesario erradicar. Mientras que los muertos en carretera se han ido reduciendo drásticamente como consecuencia de las campañas de sensibilización llevadas a cabo, a través de las reformas  del código de circulación y el endurecimiento de las penas por las infracciones de tráfico, eso no sucede con los accidentes laborales.

En la prevención de los accidentes laborales sigue habiendo un gran déficit de medios en la inspección, continua siendo más barato incumplir las normas por parte de las empresa que pagar las multas, los sindicatos no tiene fuerza legal para intervenir en la mayoría de las empresas, se sigue sin legislar sobre la figura del delegado de prevención sectorial que posibilite la actuación sindical en los millones de pequeñas empresas donde no hay representación sindical –está demostrado que en las empresas con delegados de seguridad y salud, la accidentalidad es menor-. Es decir hay una permanente desidia por las instituciones en la lucha contra los accidentes de trabajo y no podemos olvidar que la mayoría de los accidentes  de trabajo son evitables si se cumplen las normas de seguridad y salud y que el responsable último de un accidentes de trabajo es casi siempre el empresario, por dos razones porque está obligado a cumplir la legislación sobre seguridad y salud y porque tiene la capacidad de sancionar al trabajador que deliberadamente incumple esas normas.

Yo me pregunto si además no hay otras razones para esta desidia. En los accidentes de tráfico el coste de los mismos lo pagan las aseguradoras, en los accidentes de trabajo el coste  es fundamentalmente soportado por la Seguridad Social. Solo cuando a un empresario le sea más caro pagar las consecuencias de un accidente que prevenir, se reducirá la accidentalidad laboral. Y solamente cuando sea socialmente rechazable y reprobable se estará en el camino de reducir los accidentes de trabajo.

Salud, República y Socialismo.

3 comentarios:

El Pinto dijo...

La vida no vale nada, para muchos. Un problema serio en el que no se dice nunca lo suficiente, cuando resulta tantas veces evitable el accidente.
Saluds

RGAlmazán dijo...

Una lacra vergonzosa. Ya sabes lo que pienso. 700 muertos por accidente laboral y apenas sale en los medios.
No hay derecho, y creo que los sindicatos pueden hacer más. Yo todavía no he visto una manifestación en contra de la siniestralidad laboral.

Salud y República

ana dijo...

Estoy con Pinto, los trabajadores no son nada para los mandamases ni para algunas empresas, espero que se conciencen y pongan los medios para que nadie vuelva a morir por falta de seguridad en su puesto de trabajo.

Un besazo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails