viernes, 16 de octubre de 2015

Una ILP necesaria

La crisis económica ha sido la excusa con la que el Partido Popular ha justificado su política de recortes sociales y económicos. La reforma laboral fue el medio para abaratar  el salario, la indemnización por despido y degradar las condiciones laborales de los trabajadores. Todo ello ha generado más de cinco millones de desempleados y lo más grave es que más de 2 millones de ellos no perciben prestación o subsidio alguno. 

En este contexto se enmarca la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) promovida por CCOO  y UGT. Una ILP que tiene por objeto dotar de unos ingresos mínimos a esos más de 2 millones de personas que  hoy carecen de ellos. El gobierno del Partido Popular ha abandonado a los millones de personas que la crisis económica a llevado a la miseria y la exclusión social. Sus políticas han llevado a que cada vez la cobertura de la prestación por desempleo llegue a menos persona (solo 4 de cada 10 parados según la EPA) y que la cuantía de la misma sea menor que al inicio de la crisis. Para ellos la salida a la crisis económica consistía solo en que lo poderosos y las grandes empresas resultasen beneficiados en el reparto del PIB durante la crisis económica. Por ello se han preocupado de legislar para que la brecha de las desigualdades económicas y sociales se incremente con la excusa de la crisis.

Se trata, por medio de la ILP, de iniciar el rescate de los millones de personas que la crisis ha dejado en la cuneta. Casi 13 millones de personas se encuentran en riesgo de pobreza o de exclusión social, de ellos 3 millones padecen pobreza extrema. La crisis ha disparado el numero de hogares en que todos sus miembros están en paro, el de la tasa de desempleo juvenil y el numero de parados de larga duración. Y ante esta situación las rentas de inserción solo llegan al 5,48% de las personas que lo necesitan. Por eso se hace necesario legislar, que todas las personas con escasa o nula cobertura social perciban una prestación de ingresos mínimos.

El contenido de la propuesta seria el siguiente:
  • Dar cobertura a 2,1 millones de personas que pudiendo y queriendo trabajar no pueden hacerlo y carecen de cualquier tipo de prestación.
  • La cuantía de la prestación se establecería en el 80% del IPREM, actualmente sería de 426€. Su duración se mantendría mientras se mantengan la condiciones que dan acceso a la prestación.
  • La prestación seria incompatible con las prestaciones tanto contributivas como no contributivas de Seguridad  Social, pero compatible con el resto de rentas, siempre que sean inferiores en cómputo anual a la 75% del SMI.
  • La financiación correría a cargo de los presupuestos generales del Estado y su coste anual estimado en torno a los 11.000 millones de euros.
Para hacer realidad que esta propuesta sea debatida y en su caso aprobada por el Parlamento español es necesario la recogida de 500.000 firmas. El momento es el oportuno porque sería deseable que la misma entrara en el debate de los programas electorales de los partidos de cara a las próximas elecciones generales. Que cada organización política tome posición ante lo que es de ley, rescatar a las personas y combatir la desigualdad. Ya se que el objetivo no es muy ambicioso, pero para quien no percibe prestación alguna sería una tabla de salvación que esta propuesta sindical viera la luz lo antes posible. 

Firmar esta propuesta, para que sea posible su debate parlamentario, es un acto de solidaridad con todas aquellas personas que el Partido Popular a dejado abandonadas en la cuneta con la excusa de la crisis económica. Les haríamos una flaco servicio a esas personas si valorásemos mas quienes son los proponentes de la ILP y no en el objetivo que persigue, que no es otro que rescatar a las persona y combatir la desigualdad. La ILP no se hace para mayor gloria de los sindicatos, si no para salvar a las personas sin recursos.

Salud República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails