lunes, 17 de noviembre de 2014

Cayo Lara, un político honesto

Aunque ya lo había insinuado (yo no seré un obstáculo), ayer Cayo Lara anunció su decisión de no concurrir a las primarias para elegir al candidato o candidata a la presidencia del gobierno en las próxima elecciones generales.

Con su actitud Cayo Lara ha dejado las puertas abiertas a la renovación generacional y política de IU. Y eso le honra. Porque él pudiera haberse agarrado al argumento de su bagaje político para forzar su reelección como candidato. Y con una base solida de argumentación, porque ha sido uno de los principales artífices de la recuperación política y organizativa de IU durante los 6 años que lleva como Coordinador General de IU. Durante este periodo se alcanzaron las más altas cotas de expectativas electorales de IU y fue capaz, ademas, de apaciguar las luchas internas y conseguir la unidad de la organización.


Pero Cayo ha sido consciente de que todo eso no era suficiente para afrontar los nuevos tiempos políticos que se avecinan, de que no solo es necesario tener un buen programa de cara a la sociedad sino que a la ciudadanía hay que trasmitirle otros sentimientos, otro carisma y saber conectar con ellos de una manera distinta a la que hasta ahora se venia haciendo. Hacia falta unas nuevas formas de hacer política y unos nuevos lideres que supieran conectar de una manera mejor y más eficaz con el electorado potencial de IU. No solo es necesario llevar la razón sino saber convencer a los demás de que la tenemos.

Y en ello reside la grandeza de Cayo, el saber dar un paso atrás a tiempo, después de haber levantado una organización que hace 6 años estaba en la UVI política. Porque no todos los políticos son capaces de estos gestos de generosidad. Ejemplos hemos tenido y tenemos de políticos que se aferran a su cargo mientras ven como su organización política se encamina hacia el desastre electoral.

Cayo Lara es sobre todo un político honesto y honrado. Alejado de los privilegios que se autoconceden los políticos españoles. Renunció al fondo de pensiones que le ofrecía el Congreso por su condición de diputado, lo que motivo la renuncia de algún que otro diputado para no quedar en evidencia. Y ha renunciado también a la pensión vitalicia que como diputado le pudiera corresponder. Austero en su vida cotidiana y en la política. Alejado de los criterios de quienes ven la política como un medio para enriquecerse. Para Cayo la política es tan solo una actividad digna. Una actividad al servicio de la ciudadanía. 

Por eso su decisión le honra, porque ha puesto por delante los intereses de su organización y de la sociedad  frente a los suyos. Porque ha entendido que en la nueva etapa política que se avecina, el podría ser mas un freno que un elemento dinamizador. Por esos motivos yo tenía que escribir estas lineas para agradecer a Cayo todo lo que ha hecho en estos años por la sociedad española y por IU y para agradecerle que fuera el más firme defensor de la renovación en IU, aunque esta renovación se le llevara por delante. Por todo eso, por tus aciertos y por tus humano errores, gracias Cayo.

Y que nadie se piense que todo lo nuevo es mejor que lo maduro. Porque ser joven tan solo es sinónimo de tener menos años. A veces las ideas, los proyectos ms revolucionarios y los carismas más atrayentes no vienen de los más jóvenes, sino de las personas más honestas y honradas independientemente de su edad biológica..

Salud, República y Socialismo.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails