domingo, 12 de octubre de 2014

La burrada de la semana, Javier Rodriguez

Javier Rodríguez, Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, se ha convertido en el más indecente bocachanclas de la semana y desde que empezó la crisis del ébola en Madrid. Querer tapar las incompetencia del ministerio de Sanidad y de la consejería de Sanidad de Madrid, intentando hacer recaer la responsabilidad en la enfermera contagiada es simplemente una inmoralidad.

A estas alturas de la crisis parece más que evidente las graves negligencias e incompetencias cometidas por los responsables de la sanidad española en el contagio del ébola. Y a algunos incompetentes, como al consejero de Sanidad de Madrid Javier Rodríguez, solo se les ocurre responsabilidad de lo sucedido a la persona que ha sido la victima de los errores de los gobiernos del PP y del desmantelamiento de la sanidad pública madrileña. Según este impresentable, "Esta paciente nunca superó esta cifra (en referencia a la fiebre de Teresa), también es verdad que a raíz de los resultados nos pudo haber estado mintiendo, pero eso lo pongo yo de mi cosecha, no lo podemos demostrar". Y se queda tan ancho. Sin pruebas tiene la desfachatez de acusar a una persona de una negligencia.  Hay que ser muy hijo de la gran puta para culpabilizar de un contagio, que le puede costar la vida, a la que ha sido la primera victima de las negligencias y los errores del PP en este proceso.

Teresa Romero debería estar siendo ensalzada, porque se presentó voluntaria para atender al fallecido misionero Manuel García Viejo y por un desafortunado accidente se contagió del ébola. En su lugar estos sinvergüenzas del PP intentan quitarse su responsabilidad de encima y la trasladan hacia Teresa. No se puede ser más canalla. Teresa ha sido victima de un desafortunado accidente laboral y posiblemente también de la actitud negligentes de los responsables de la sanidad estatal y madrileña por no poner a su disposición los medios y la formación adecuadas. !Que diferente actitud entre estos canallas y Obama que ante el contagio de un enfermero, pide disculpas por ello!

Y a pesar de todo el cumulo de errores y negligencias nadie dimite. Ni el consejero Javier Rodríguez que ante la falta de formación solo se le ocurre decir que "no hay que hacer un master para ponerse un traje de protección" o la incompetente ministra de Sanidad, Ana Mato, quien afirma que ella sabe del estado de Teresa por las informaciones que dan los medios de comunicación. En cualquier otro país estos ineptos, incompetentes y canallas habrían dimitido o serían cesados a los cinco minutos de haber hecho esas afirmaciones.

Todo este cúmulo de despropósitos no puede salir gratis, sus responsables y el PP tienen que pagarlo políticamente. No hay que parar hasta conseguir las dimisiones o ceses de estos impresentables y hay que hacer que el PP pague en las urnas el desmantelamiento de la sanidad pública española y el cúmulo de despropósitos cometidos durante este aciago suceso.

Teresa somos todos. Teresa tiene que salir bien de este desgraciado accidente. Por ella, porque demostró ser una persona solidaria todo va a salir bien. Y porque que cuando esto suceda, esperemos que sea pronto, se le caiga la cara de vergüenza a todos estos canallas indecentes que han querido hacer rédito político de la desgracia ajena y tapar con ello todas sus impotencias y errores.

Salud, República y Socialismo.

1 comentario:

El Pinto / Opiniones de un paleto dijo...

El dice que esta bien comido, uno piensa que puede estar bien "mamao", pero lo cierto es que es mala gente ese Consejero.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails