martes, 18 de febrero de 2014

Un nuevo proceso 1001, 40 años despues

Si hace 40 años la dictadura franquista pretendió hacer, con el juicio 1001, un juicio contra el sindicalismo de las Comisiones Obreras; hoy el absolutismo del Partido Popular pretende hacer un juicio contra la libertad sindical y el derecho a la huelga, tomando como excusa la huelga general del 29S de 2010.

La excusa son los incidentes ocurridos a la puerta de la factoría de Airbus en Getafe (Madrid) en la que resultaron heridos por la policía mas de una docena de sindicalistas que formaban parte de los piquetes informativos. Tres años mas tarde, el fiscal pide penas de 8 años de cárcel para 8 de los sindicalistas acusados de atentado contra la autoridad, lesiones y atentado contra la libertad de los trabajadores

Es un sarcasmo que, quienes se han caracterizado por la defensa de los derechos de los trabajadores, sean ahora acusados de delitos contara la libertad de los trabajadores y de lesiones, cuando los principales perjudicados fueron los numerosos sindicalistas que resultados con heridas, como consecuencia de las brutales cargas policiales.

En todo el proceso sumarial no se ha investigado la actuación de la policía, calificada de brutal por CC.OO., en la que se llegaron a escuchar disparos y se produjeron heridas a numerosos sindicalistas de Airbus. Todo esto no es mas que una farsa con el objetivo de amedrentar a los trabajadores en la defensa de sus derechos y un ataque en toda regla a la libertad sindical y al derecho de huelga.

 
Esto no es un hecho asilado. Esto se relaciona con los intentos del gobierno del P.P. de amordazar la libertad de expresión y manifestación expresado en el proyecto de ley de Seguridad Ciudadana. Al gobierno y a la patronal le sobran los sindicatos y le sobran los derecho que tienen sindicatos y trabajadores para defenderse de las políticas de recortes sociales que están aplicando con la excusa de la crisis económica. Y para ello tienen que llevar a cabo acciones con el objetivo de amedrentar a los trabajadores y sus sindicatos y en esa linea se circunscribe el juicio a los 8 sindicalista de Airbus. Pretenden crear el terror entre los trabajadores para poder llevar a cabo sus políticas de recortes sin contestación social. Nos quieren en la miseria y sumisos ante el poder político y económico.

Al igual que en el proceso 1001, en el que se pidieron y se aplicaron ejemplares penas de cárcel contra los 10 de Carabanchel, ahora se piden desorbitadas penas de cárcel para los 8 de Airbus. Penas que no guardan relación con los supuestos delitos de los que se les acusan. Se pretende ejemplarizar en los 8 de Airbus el ataque que contra la libertad sindical y deerecho constitucional a la huelga pretende realizar este gobierno de reaccionarios.

Si hace 40 años el proceso 1001 contra las Comisiones Obreras, se transformó en el proceso contra la dictadura, y en ello jugó un papel importante tanto la solidaridad nacional como la internacional, el proceso contra los 8 de Airbus debemos transformarlo en un proceso contra la política represora de un gobierno reaccionario, el gobierno del Partido Popular. La solidaridad ciudadana es fundamental para revertir el proceso, porque eso es imprescindible apoyar las movilizaciones que tanto desde los órganos unitarios de los trabajadores en Airbus como desde CC.OO. se están preparando. Porque esto no solo es un ataque contra los 8 de Airbus, esto es un ataque contra todos los trabajadores, la libertad sindical y el constitucional derecho a la huelga.

Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails