lunes, 10 de febrero de 2014

La deswertgüenza de Wert

Si hay un ministro que concita los mayores rechazos por su actitud chulesca y su políticas regresivas ese es el ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert.  Se comporta con la fe del converso. Tiene que demostrar que él es el mayor adalid de la política regresiva del P.P.

Como si no fuera con él, decide no acudir a la gala de entrega de los premios Goya. La excusa, tener una reunión a las 11 de la mañana en Londres y como no es dios, menos mal, no puede estar en dos sitios a la vez. Pero montar una reunión 10 días antes de un acto programado desde hace mucho más tiempo, suena a una fuga por no querer asumir las criticas que de su gestión, ante el mundo del cine y la cultura, pudiera recibir en dicha gala. Y sino que hubiera dormido en el avión. Otros con menos responsabilidad que él lo hacen sin problemas. Le va en el sueldo.

Las responsabilidades, las de un ministro que es pagado con el dinero de todos los españoles, no son optativas. Cuando alguien es cargo público, lo es para todo. Para lo bueno y lo malo. Para las duras y las maduras. No solo para cobrar un buen sueldo, cortar cintas, besar niños y asistir a actos de aplauso fácil. Hay que asumir que cuando uno toma decisiones polémicas que no gustan a un parte importante de la ciudadanía, lo normal es recibir criticas.  Y si ese uno no está dispuesto a asumirla o huye de lo sitios donde pueden hacerlas, lo que tiene que hacer es dimitir o ser cesado. 

Porque en el caso de Wert llueve sobre mojado. Es un ministro que ha hecho toda su política cultural y educativa en función de los recortes en lugar de solucionar problemas y hacer política en función de las necesidades las más desfavorecidos. Bueno igual que todo el gobierno del Partido Popular ¿Que pretende, que aquellos a los que perjudica le reciban con besos y flores? ¿Piensa que el mundo de la cultura le puede estar agradecido porque el P.P. haya subido el IVA cultural? ¿Es acaso una rectificación rebajar el IVA de los productos de lujo, como las obras de arte? Eso es solo favorecer los intereses de los poderosos, de los que tienen mucho dinero.

Hoy a Wert ya no le defiende mas que sus palmeros. El  diputado Morales, perdón Pujalte ¿en quien estaría yo pensando?, y la lideresa del caragillo party, Esperanza Aguirre. El diputado Pujalte dice que "donde me insultan no voy" ¿pero que se ha creído este individuo? Que el salario de diputado solo sirve para que tome gintonic a precio de saldo en el Congreso o también para tenga que soportar las criticas que los ciudadanos tenemos derecho a hacer a quienes nos representan. ¿que pensaría si Zapatero, a sabiendas de que le iban a abuchear y pitar, en el desfile de las fuerzas armadas, se hubiera montado una reunión con Cameron en el 10 de Down Street? Seguramente, y con razón, le habrían exigido su dimisión.

La lideresa tampoco se queda corta cuando afirma que "la gala de los Goya se ha  transformado en una gala contra el Partido Popular". Y los actos en las universidades, la entrega de premios Príncipe de Asturias, los partidos de fútbol y todo acto en el que los ciudadanos manifestemos nuestra postura contraria a su política de recortes. No soportan que no estemos de acuerdo en que nos puteen y mucho menos que lo manifestemos públicamente, ya sea en recintos cerrados como en la calle. Por eso están preparando esa ley mordaza que es el proyecto de ley de Seguridad Ciudadana.

Los políticos, sobre todos los que nos gobiernan, tienen que entender que la critica es la actitud lógica y legitima que tenemos los ciudadano para expresar nuestra disconformidad con la leyes injustas. Y el político que no acepte esa premisa lo que tiene que hacer es dimitir o ser cesado por quien corresponda. Pero eso es pedir demasiado para estos gobernantes que confunden mayoría parlamentaria con dictadura parlamentaria.

Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails