lunes, 6 de mayo de 2013

Impuestos o recortes

Andan los peperos revueltos a cuento de los impuestos. Esperanza Aguirre, lideresa del carajillo party, le recomienda a Rajoy que no espere más para bajar el IRPF y que continúe profundizando en su política de recortes. Rajoy le dice que ahora no toca, que en el 2015 que es año electoral.

Esperanza Aguirre es coherente con su ideología ultraconservadora. Cuanto menos estado mejor. Es decir sálvese el que pueda. Eso es lo que significa la propuesta de menos impuestos, que los ricos paguen menos y a la vez justificar el menor ingreso de las arcas públicas para acometer recortes sociales  y económicos que hagan mucho mas grande la brecha entre ricos y pobres. Es la teoría del estado insolidario.

Pero no pensemos que Rajoy difiere de Aguirre, solo es más lento. Él, que tampoco cree en los impuesto como medio de redistribución de la riqueza, justifica su subida de impuestos porque estábamos al borde del “ crack”. Y ¿por qué estábamos al borde del “crack”? Pues entre otras cosas porque los anteriores gobiernos del P.P. y del PSOE se dedicaron a rebajar los impuestos directos, el IRPF, haciendo que este país tenga un imposición tributaria 7 puntos inferior a la media de la UE. Rebajas que beneficiaron fundamentalmente a los más ricos. A esto hay que añadir la eliminación o drástica reducción de impuestos como el de sucesiones o patrimonio y falta de decisión en la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida, lo que hace que año tras año el estado deje de ingresar muchos miles de millones de euros procedente fundamentalmente de las grades empresas y grandes fortunas. En definitiva menos ingresos tributarios con los que justificar la política de recortes

Y en este contexto Izquierda Unida presenta su alternativa al desempleo basada en la reactivación de la economía a través de los impuestos. Basa IU su propuesta en tres grandes ejes.

  • Reforma en profundidad de la fiscalidad para acercarnos a la media de la UE e imponiendo un sesgo progresista al IRPF de manera que los que más tienen paguen más que los que menos poseen.
  • Lucha decidida contra el fraude fiscal y la economía sumergida .
  • Utilización de la banca nacionaliza para canalizar el crédito hacia las PYMES.

Dice Izquierda Unida que las dos primeras medidas podrían generar unos 60.000 millones de euros anuales, dado que la propia Agencia Tributaria estima el fraude fiscal en 80.000 de euros al año. Con la tercera se podrían canalizar hasta 40.000 millones de euros para créditos a bajo interés para PYMES y autónomos. Todo esto serviría para la reactivación de la economía y el consumo en el país y poder reducir a la mitad en paro en un periodo de tres años.

Sin entrar a valorar las cifras, lo que es evidente es que las políticas de recortes han fracasado, que solo han conducido a mas empobrecimiento de la población, mas recesión, mas paro y a la perdida de derecho sociales y económicos y las políticas de estimulo de EE.UU, (quien los diría) están llevando a ese país por la senda del crecimiento y la creación de empleo. 

Subir los impuestos directos, en contra de lo que opina Aguirre, Rajoy e incluso Zapatero, es de izquierdas. Sobre todo si se utilizan los impuestos como medio para la redistribución de la riqueza. Y los hechos son tozudos. En aquellos países de Europa en los que la imposición tributaria es más elevada, existe un mejor nivel de vida y un estado del bienestar más elevado; mientras  que aquellos que tienen unos impuestos más bajos ocurre lo contrario.

Ese es el gran pacto que necesita este país, el de los impuestos. Pero por desgracia para unos el pacto es aceptar la política de recortes que ellos imponen y para otros proponer, ahora, lo que cuando gobernaron se negaron a hacer.

Salud, República y Socialismo.

2 comentarios:

María A. Marín dijo...

Que tengas buena semana amigo Antonio.

Saludos

Antonio Rodriguez dijo...

Gracias María y lo mismo te deseo.
Un beso.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails