sábado, 28 de julio de 2012

¿Que es lo que pretenden?

El Fondo Monetario Internacional (FMI)  indica que la política de recortes del gobierno del Partido Popular solo va a traer un incremento de la recesión y a la vez exige al gobierno español nuevos recortes.
 
Esto es de locos, es como prescribir medicinas a un enfermo a sabiendas de que le van a provocar la muerte. Dice el FMI que la política de ajuste del gobierno del P.P. va a hacer que la recesión se incremente hasta el -1,7% en este año y hasta el -1,2% durante 2013, en lugar del -0,5% anunciado por Mariano Rajoy. Sin embardo y a sabiendas de los efectos negativos que para la economía española está teniendo la política de ajuste del gobierno del P.P., insisten en que se sigan aplicando nuevas medidas de ajuste como una nueva subida del IVA a partir de 2014. Un incremento del IVA que nuevamente va a traer un retraimiento del consumo interno y por lo tanto un incremento del paro y de la recesión económica.

Ya solo queda que pensar en que todo esto no es mas que un contubernio de los organismos internacionales (FMI y BCE) y el gobierno alemán para que las economías del sur despeguen y queden como subsidiarias de  los países más ricos del EURO. Si no, no se puede entender que el BCE no intervenga para evitar los movimientos especulativos para con las economías más débiles, porque cuando se ha intervenido la presión de los especuladores ha disminuido. Para estar en el Euro y que las instituciones comunitarias solo sirvan para defender los intereses de los países más ricos, pues mejor no estamos. Ya lo dice el refrán, "mas vale solo que mal acompañado".

Los mercados, los especuladores -que como decía hace algunos días en el Parlamento, Alberto Garzón diputado de IU, tienen nombre y apellidos-, especulan porque los grandes gobiernos mundiales se lo permiten, porque están desregulados y actuan a su libre albedrío. Si las operaciones a corto se sabe perfectamente que son meras operaciones especulativas para que unos sinvergüenzas ganen millones, no basta con que no se puedan realizar durante un periodo de tiempo cuando los especuladores se pasan de frenada, hay que prohibirlas definitivamente. 

Ante esto solo cabe un alternativa y es pasar de las opiniones de estos organismos internaciones y hacer una política alternativa que posibilite el crecimiento y combata la lacra del paro. Lo que hasta ahora se  ha demostrado es que las políticas de recortes solo han traido a los países que la han aplicado recesión, empobrecimiento y paro, luego hay que mirar hacia otras alternativas. He estado unos días en Berlín y esa ciudad está llena de obras públicas por todas partes, como si la hubiera tomado Gallardón en su mejor época como alcalde de Madrid. Es decir que los alemanes aplican la política contraria a lo que nos obligan realizar a los países del sur, para salir de la crisis. Por algo será.

Esto solo se puede cambiar con la mozilización social para exigir al gobierno dos cosas, el cambio de su política de recortes y la convocatoria de un referéndum que ratifique o no unas políticas totalmente contrarias al programa con el que ganaron las pasadas elecciones. La movilización está lanzada. El éxito depende de todos nosotros.

Salud, República y Socialismo.

4 comentarios:

Lakacerola dijo...

Llevo diciendo desde hace no ya meses, sino incluso años, que no deberíamos haber firmado el tratado de Maastricht y habernos quedado fuera del euro. Los más tonto'lculo me decían que entonces no hubiésemos tenido las infraestructuras que tenemos ahora (trenes, carreteras, y bla bla bla) y digo yo que hubiésemos tenido las infraestructuras que hubiésemos necesitado, de forma sostenible en el tiempo y acompasadas a las necesidades de cada momento. Ahora tenemos muchísimas autopistas (que están en pérdidas), muchísimos aeropuertos (con un vuelo diario o ninguno), muchos trenes (algunos de los cuales van a suspender por falta de viajeros), encima nos han ido despojando de la siderurgia y de muchas otras industrias porque se han ido a otras zonas, la agricultura ¡eh cuidado! con cuotas, y lo que más me jo.e es que los mecanismos de los que pudiésemos hacer uso en caso de pérdida de competitividad como es la devaluación de la moneda, no la podemos usar. El tiempo me está dando la razón, ya no es tabú que Grecia salga del euro y ya hay voces que tampoco dan por descontado que España salga también.

Lakacerola dijo...

Y respecto a la recesión que todavía se prolongará, las últimas videncias del FMI pronostican un crecimiento del 1,7% allá por el 2017. Teniendo en cuenta que según dicen los expertos para que se cree empleo neto debe haber un crecimiento del 2% ¿merece la pena pasar otros 5 años de escasez, la mayoría de parados ya sin prestaciones para ver si se cumplen las videncias? Y a todo esto sin dinero porque tendremos que seguir pagando la deuda. Me pregunto qué pasaría si saliéramos ahora del euro, aplazásemos la deuda, devaluar la moneda por debajo del euro, empezar a atraer inversión e industria, y en cuanto la máquina de la economía empiece a rodar, empezar a pagar la deuda. Pero esto no le interesa a Alemania, antes nos tienen que desangrar con la deuda para que cuando ya no tengamos un euro no podamos más que pedir ayuda. Perdón por la parrafada, este tema puede conmigo. Un saludo.

Adolfo Ferrera Martinez dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo Antonio, como de costumbre. Lo que ocurre es que creo que la pregunta de ese necesario referéndum que debería haber, tendría que ser más ambiciosa. Habría que preguntar si queremos seguir en el euro o no, directamente. Dentro del euro no hay prosperidad para las clases populares. Si nuestra financiación como Estado depende de "los mercados" estamos perdidos. El BCE sólo interviene cuando peligra la estabilidad del euro, pero no cambia ni cambiará su estructura, que es lo que se neceita para que ejerza como un banco central. Necesitamos como país recuperar nuestra soberanía monetaria, si no estamos en manos de los Bancos, sobretodo alemanes. Yo quiero pertenecer a una Europa Social, y nó a la Europa Neoliberal en la que estamos. Como dices tú muy acertadamente, "vale más sólo que mal acompañdo". Nadie duda que salirse del euro nos haría pasarlo "mal" (mal estamos yá) durante un periodo, quizás dos años como ocurrió en el caso argentino, pero a partir de ahí tendríamos todas las herramientas para crecer, crear empleo de calidad, y construir en fuerte Estado del Bienestar. Si seguimos en el euro estaremos en la ruina durante décadas. Al menos las clases populares, claro. Un saludo compañero.

RGAlmazán dijo...

Es necesario ese referéndum o nuevas elecciones, no pueden seguir haciendo fraude al electorado. Hacen lo contrario de lo que dijeron y de su programa electoral.
Salud y República

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails