martes, 5 de febrero de 2008

Al otro lado del muro (2)

Continuo en Berlin, en mi particular descubrimiento de lo que significó ese atentado contra la libertad de moviminiento y de pensamiento que fue el Muro de Berlín. Sin duda el lugar más emblemático de Berlín es la Puerta de Brandemburgo, que casualmente fue frontera de las dos zonas en el que el muro dividió Berlín, y que quedó en medio de la tierra de nadie que conformó el muro.

Hoy no quedan restos del muro en la zona de la Puerta de Brandemburgo, solo una alineación de adoquines recuerda la traza que siguió el muro por este lugar. En la ribera del río Spree se recuerda con cruces blancas las numerosas victimas del muro.

Caminando por la Ebertstrasse, en dirección a Postdamerplast, (a la derecha queda un precioso y gran parque llamado Tiergarten) y a un centenar de metros de Puerta de Brandemburgo, se inauguró en 2005 el monumento conmemorativo de las victimas del holocausto denominado “Campo de estelas”; que tiene una superficie aproximada de dos campos de fútbol y está constituido por una alineación de monolitos de diferentes alturas por entre los cuales se puede pasear. En los bajos del monumento hay un centro de interpretación.

En Postdamerplast, que se llega siguiendo la Ebertstrasse, se han colocado, como exposición permanente, varios tramos del muro, por la simbología tuvo este lugar para Berlín, dado que en tiempos fue el corazón de Berlín, barrio comercial y nudo de palpitante de comunicaciones. En este lugar se encuentra funcionando la reproducción de uno de los primeros semáforos del mundo. Postdamerplast fue un lugar devastado por la RDA y hoy en día forma el conjunto arquitectónico más vanguardista de Berlín.
Continuando por Ebertstrasse y ya pasado Postdamerplast, encontramos en primer lugar una de las pocas torres de vigilancia del muro que aun quedan intactas. A continuación se puede ver un largo trazo de muro; muy maltratado por quienes hicieron negocio con el muro, vendiéndolo como souvenir a trozos a los turistas. A lo largo de este trozo del muro se encuentra la exposición permanente “Topografía del terror”. En este lugar se expresan con toda su crudeza los testimonios de los capítulos más negros de la historia alemana durante el Tercer Reich. En el terreno junto al muro se encontraban la sede de la central del terror del Tercer Reich, el cuartel general de la GESTAPO y de las S.S. Actualmente, en esos terrenos se ha proyectado la creación de un centro de documentación, que será dirigido por la Fundación Topografía del Terror creada en 1992.

El muro dividió la ciudad de Berlín, en muchos lugares, de manera drástica; pero donde más dramáticamente se vivió esta situación fue en la Bernauer Strasse. En esta calle la fachada de las casas 1 a 50 (en Berlín se numeran las casas consecutivamente) constituyeron la frontera del muro, tapiándose puertas y ventanas, por eso en este lugar se erigió el “Memorial del Muro Berlines”, cercando un trozo de muro con dos paredes de acero de 6 metros de altura, por lo que el Memorial solo puede verse desde la plataforma panorámica del “Centro de Documentación del Muro de Berlín” situado en frente, en el número 111 de la Bernauer Strasse.

Inicialmente se tapiaron las puertas, pero no las ventanas, por lo que desde las ventanas lo berlineses intentaban alcanzar la zona Oeste y algunos encontraron la muerte en el intento. En vista de lo cual tapiaron también las ventanas y mas tarde derruyeron los edificios. Aunque no consiguieron frenar el ansia de libertad de los berlineses. Tapiadas puertas y ventanas se construyeron túneles, como el famoso “Túnel 29” en la esquina con la Wolgaster Strasse, por el que posaron a Berlin Occidental 29 personas. En 1964 se produjo la huida más numerosa. Desde el sótano de una panadería cerrada se excavó, a una profundidad de 12 metro, un túnel de 145 metros de largo. Entre el 3 y el 5 de octubre de 1964 huyeron 57 personas. Después de tres noches el túnel fue descubierto por los soldados fronterizos de las RDA.

La paranoia de los dirigentes de la RDA les llevó a derruir, en 1985, una iglesia situada dentro de la traza del muro –la llamada zona de la muerte-, porque limitaba la visibilidad. Después de la unificación, en su lugar se construyó la “Capilla de la Reconciliación”, conservándose en una especie de jaula de madera las campanas de la antigua iglesia.

En la construcción del muro no se respetó siquiera a los muertos. Paralelo al canal Schiffahrts, se encuentra el antiguo cementerio “Invalidenfriedhof”, en el que estaban enterrados sobre todo oficiales y generales de la monarquía prusiana. La RDA no tuvo reparos en llevarse por delante cuantas tumbas fueron necesarias para poder construir el muro paralelo al canal, así mismo la tapia del cementerio, paralela al canal, fue saneado y utilizada como parte de la estructura del muro.

Cerca de este lugar queda también otra de las torres de vigilancia que se conserva en perfecto estado. Continuando hacia el puente Sandkrug, construido en 1994, se llega al lugar donde estaba situado el paso fronterizo de “Invalidenstrasse”, pues bien en los alrededores de este sitio aún se encuentran las huellas de la frontera, como portones tapiados y ventanas con barras de celosía.
Cerca del “East-Side-Gallery”, ya comentado, y en la otra orilla del rió Spree se encuentra una zona que, aunque no quedan restos del muro, tiene su interés.

El muro discurría siguiendo la traza del canal de Luisenstadt, que nunca llego a utilizarse, porque resultó superfluo y por eso fue rellenado y convertido en un parque decorado con mucha fantasía. Cuando el muro se construyo, el parque sobre el canal se sepulta bajo los muros y las barreras antitanque. Hoy de nuevo el canal es un bonito parque que cuenta, también, con un estanque cuadrado de unos cien metros de lado, en uno de cuyos lados hay una cafetería terraza, a las que por cierto los berlineses son muy aficionados incluso en pleno invierno. Es curioso verlos enrollados en mantas y bajo el calor de esas estufas de gas que parecen árboles, mientras toman su consumición, sin importarles la fría temperatura del invierno berlinés.

Los únicos restos del muro, en esta zona, son: la traza de adoquines que señala por donde iba el muro y una casita, que estaba pegada al muro y que curiosamente fue respetada en su construcción.

Berlín hoy no siente nostalgia por el muro, no vive con su recuerdo, pero para no olvidar ese momento trágico de su historia y evitar que el olvido reproduzca los deleznables hechos de entre 1961 y 1989, conserva parte de esa historia. Yo creo que para hacernos reflexionar a todos también. Reflexionar para que no existan más muros ni más fronteras. Pienso que es la conciencia critica ante ese otro muro vergonzante y criminal construido por el estado de Israel, que ha convertido en una inmensa cárcel a los palestinos de Gaza e impide el libre moviendo de los otros palestinos de Cisjordania. Un muro ante el que las democracias occidentales miran hacia otro lado, y no ejercen la presión necesaria ante un estado que no respeta los derechos humanos, la legislación internacional ni las resoluciones de la ONU. Si bien es también condenable la actitud de una parte del pueblo palestino, representada por Hamas, que con su permanente lanzamiento de granadas al territorio de Israel da pie a la justificación de la brutalidad de los dirigentes judíos.

Salud. República y Socialismo.

4 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Guten Abend.
Cuanto horror esconden estas piedras,de noche debe oírse el llanto de los que querían escapar y no podían.

Bis morgen mein freund.Wann komst du ?

RGAlmazán dijo...

Amigo Antonio, magnífica lección histórica. Como tú dices ojalá que su recuerdo sirva para evitar que se repita. Aunque también tu lo dejas dicho, lo de Israel empieza a parecérsele bastante.

Salud y REpública

CONCHA dijo...

Esto si es una lección de historia, de historia "en tiempo real" y "con ojos reales" no como nos la contaban. Besitos y sigue transmitiendo

Antonio Rodriguez dijo...

M. Eugenia siento no hablar aleman, me tengo que conformar con un poquito de English, aunque mi hijo me ha traducido. I will come back tomorrow.
Amigo Rafa aunque yo no reniego de mi ideologia comunista, si renigo de todos los muros.
Concha me alegro que te gusto. Que lo pases bien en Lanzarote. Besitos

Salud, Republica y Socuilismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails