sábado, 3 de marzo de 2018

De ocurrencia en ocurrencia y tiro porque me toca

Con el objetivo de contrarrestar lo que se les vienen encima por las protestas de los pensionistas y jubilados, andan en el Partido Popular de ocurrencia en ocurrencia. Desde el inicio de las movilizaciones no hay día que algún dirigente y/o atlátere no lance una ocurrencia para no entrar en el fondo del problema que no es otro que un sistema publico de pensiones digno y con una revalorización adecuada.

El ministro de Hacienda, Cristobal Montero, es de largo en que se lleva la palma en la ocurrencias. Desde la rebaja fiscal para parte de los pensionistas hasta decir que no es moderno actualizar las pensiones en base al IPC, pasando por el cheque fiscal para los mayores de 80 años con problemas de dependencia. Este aprendiz de brujo no se quiere enterar o se entera demasiado de cual es el verdadero problema y su solución. Pero nos quiere vender una moto averiada. 

El problema es mantener el poder adquisitivo de las pensiones no de regalos fiscales para una determinada parte de los pensionistas que es pan para hoy y hambre para mañana. Los problemas de la dependencia se solucionan con una buena financiación de la ley de dependencia y no con engañabobos de cheques fiscales. Podrían Montero o la ministra de Sanidad empezar por eliminar los copagos farmacéuticos a los pensionistas y de esta manera ninguno tendría que decidir entre medicarse o comer. 

Dice Montero que es antiguo eso de actualizar las pensiones en base al IPC que lo mejor es hacerlo en base al incremento de la productividad. Debería saber el Sr. ministro que el PIB de 2017 creció un 3,1%. Del cual la mayor parte se lo llevaron las rentas del capital y en menor cuantía las rentas del  trabajo. A no ser que la propuesta tendrá truco y se refiera a otra cosa que en nada beneficie a los pensionistas. No obstante tiene razón, el IPC no es representativo con respecto al consumo de los pensionistas. Por lo que lo ideal sería un IPC teniendo en cuenta las peculiaridades de consumo de este colectivo.

Tampoco nos podemos dejar atrás al Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que dice que ya le gustaría a él subir las pensiones pero el problema es que no hay dinero. Como se puede ser tan mentiroso por no decir lo que le dijo Pedro Sanchez, indecente. No es un problema de dinero sino de su reparto. Rajoy lleva años jactándose de que hemos salido de la crisis y que somos los que más crecemos de la UE. Luego el problema es el reparte de la riqueza generada y para eso están los presupuestos generales del estado. Debería recordar que el gasto publico en pensiones en España es varios puntos menos que la media de la UE. Por tanto es solo un problema de voluntad política. Porque dinero hay para rescatar a la banca, a las autopistas, al almacén  Castor, para comprar armamento que no necesitamos e incluso para equiparar los sueldos de los policías y guardias civiles. 

Pero además no es solo un problema de voluntad poitica sino un problema ideológico. Por eso han procurado, Rajoy y el PP, modificar la legislación para que se descapitalice el sistema público de pensiones. La reforma laboral es la que ha posibilitado el incremento del empleo precario y los salarios de miseria. Y nos encontramos con la paradoja de que teniendo el mismo nivel de empleo del inicio de la crisis, los ingresos a la Seguridad Social son menores. Por tanto no basta con crear empleo sino que este ha de ser de calidad y con salarios dignos que generen los suficientes ingresos a las arcas de la SS.SS. para no descapitalizarla.

En esta carrera de ocurrencias se encuentra también el Gobernador del Banco de España Luis María Linde. Este impresentable estomago agradecido dice que "la mayoría de los jubilados tienen casa propia y eso mejora su renta". Se le ha olvidado decir que los hijos de puta también tienen casa propia y mansiones millonarias. Pues nada que le valoren la casa a los pensionistas y se la descuenten de la pensión. Una casa que con toda seguridad les habrá costado una gran esfuerzo y sacrificio durante toda su vida para poder llegar tranquilos al último tramo de su vida. Es vomitivo lo de este tipejo, solo pensarlo es imperdonable. En lugar de ocuparse por lo que le pagan 176.000€ anuales, vigilar la tropelía de la banca y los banqueros, se dedica a dar ideas perversas para apretar aún mas el cinturón a los pensionistas. 

Y para terminar, la lista podría hacerse interminable, Celia Villalobos diputada de Partido Popular y presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo. Dice que el problema se soluciona con que los jóvenes inviertan 2€ al mes en un plan de pensiones privados. Y se queda tan ancha. También dice que lo que hay que hacer es jubilarse más tarde. Que ella piensa estar trabajando hasta los 80 años. Y yo y cualquier trabajador que tuviera un salario de 80.000€ anuales y las condiciones laborales y los privilegios que ella tiene en el Congreso. 

En fin que lo que sobran son ocurrencias y lo que falta es voluntad política para solucionar un problema que tiene solución. El problema es que el P.P. y sus dirigentes solo trabajan para deteriorar el sistema público del pensiones, porque es la única manera de que los fondos privados de pensiones, que ellos defienden y promocionan,  tengan éxito. Pero no han caído en la cuenta de que los 9 millones de pensionistas votamos y a lo mejor los botamos, con B, a ellos. 

Salud República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails