domingo, 25 de mayo de 2014

La burrada de la semana, Manuel Fernández

La campaña electoral se animó al final gracias a las palabras machistas de Arias Cañete. Lo que el P.P. pretendía presentar como un desliz a causa del cansancio de Cañete, no es ni más ni menos, algo que está en el ADN de los populares. Así lo ha evidenciado esta semana, entre otros, el diputado autonómico por Canarias, Manuel Fernández.

A este diputado no se le ha ocurrido otra cosa más fina que decir que: “La economía sumergida es como las mujeres, hay que convivir con ellas porque no se las puede eliminar”. O sea que las mujeres son, para este personaje, algo así como un mal menor que la sociedad tiene que soportar. Es como la economía sumergida que les viene bien a cierto sector de la sociedad, que les da beneficios, aunque lo racional sería eliminarla.

Como los judíos en la Alemania nazi, en tanto en cuanto eran rentables mientras se les explotaba en los campos de concentración, se les mantenían con vida, pero cuando ya no eran productivos, su destino era los hornos crematorios. A las mujeres no se las elimina porque estaría mal visto y por tanto hay que soportarlas.

Este como casi todos, cuando se dan cuenta de la barbaridad verbal cometida, tratan de justificar sus palabras echando la culpa al pregonero. En este caso el pregonero era Alfonso Guerra, al que acusa de decir esas palabras en 1986. El hacía suyas esas supuestas palabras de Alfonso Guerra, dichas en no se sabe que contexto. Dichas o no por Alfonso Guerra, lo cierto es que las hacía suyas y por tanto él es responsable de la carga ideológica que las mismas tienen, la de considerar a la mujer como un mal menor que hay que soportar.

El problema es que para el P.P. estas demostraciones de misogenismo deben ser una chiquillada, como lo mismo el que sus cachorros anden como locos con el brazo en alto o luciendo banderas preconstitucionales. Porque a nadie parece molestar esa vena machista de sus dirigentes, ya que de lo contrario al menos lo censurarían.

Y como muestra de que el machismo es algo arraigado en el P.P. otra dirigente pepera se lanza a la palestra para reafirmarse en estas actitudes. Inmaculada Matamoros, concejala del P.P. en Mijas y para más inri Concejala de Igualdad, afirma que "Yo defiendo la igualdad entre las mujeres, soy concejala de Igualdad, pero hay que ser realistas. Los empresarios no quieren a mujeres embarazadas porque luego paren, tiene que darse de baja por maternidad, faltan al trabajo y esas cosas… Esa es la verdad, es la realidad en España y en el municipio nos guste o no nos guste."  Esta muy bien eso de constatar la realidad machista de los empresarios y de parte de la sociedad española, pero para eso está la política, para corregir esas anomalías y no para ser meros observadores de esa realidad.

Si alguien que tiene la responsabilidad de luchar por la igualdad entre hombres y mujeres, su actitud es la de cruzarse de brazos antes las discriminaciones existentes, simplemente quiere decir que está de acuerdo con la existencia de las desigualdades entre sexos. Y si su formación política, ni la censura, ni la obliga a rectificar, es que está de acuerdo con una sociedad desigual entre hombres y mujeres. No le demos más vueltas.

Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails