martes, 27 de mayo de 2014

Hay que matar al monstruo

Ellos lo crearon, con sus políticas de recortes, con los desahucios, el paro, la pobreza, la exclusión social, ... Algunos medios de comunicación lo alentaron, lo dieron sustento porque creyeron que no iba a tener viabilidad, pero iba a servir para contrarrestar, para quitar poder a la fuerza política que parecía amenazar el bipartidismo. Pero cuando el monstruo nació se dieron cuenta que era poderoso y había que eliminarlo.

Pensaban que eso de Podemos iba a ser algo anecdótico y que como mucho serviría para para que IU no pudiera conseguir su objetivo de hacer fracasar el bipartidismo. Y es verdad que a muchos nos ha sorprendido. A algunos gratamente porque no solo IU no ha retrocedido sino, que ha avanzado desde las ultimas elecciones al parlamento europeo. Y porque Podemos ha sabido canalizar el descontento social de la sociedad, harta ya de tantos recorte de P.P. y PSOE y sobre todo de que se pretenda que la crisis la paguen exclusivamente los que no tienen responsabilidad alguna sobre ella. 

No solo les ha sobrepasado el sorprendente resultado electoral de Podemos, lo que más daño les hace es la propuesta tanto de Podemos como de IU de avanzar hacia un frente amplio que aglutine a las fuerzas de la izquierda real. Eso ha hecho saltar todas las alarmas, porque la simple posibilidad de que unas fuerzas políticas que representan casi el 20% puedan competir juntos contra ellos, les ha puesto de los nervios.

El bipartidismo esta herido de muerte. Si en 2009 representa el 80% del arco político del país, desde el domingo pasado, ya solo representa poco menos de 50%. Han perdido (entre PP y PSOE) más de cinco millones de votos (2.596.014 el P.P. y 2.545.430 el PSOE). El P.P. se conforma con haber ganado y justifica con ello su política de ajustes y la continuidad de la misma. Pero aunque se nieguen a expresarlo, las voces criticas, por la gestión de la crisis, se empiezan a manifestar aunque sea de manera discreta. Son conscientes de que el presidencialismo de su partido elimina a dedo la discrepancia. La alarma ha saltado porque pueden perder territorios y localidades tan importantes como Madrid y Valencia.

En el PSOE, tras ir de debacle en debacle, este último fracaso electoral se ha llevado por delante a su actual dirección con Rubalcaba al frente. Aunque ya se han levantado voces de protesta por la forma en que Rubalcaba pretende gestionar la transición hacia el nuevo liderazgo. El PSOE necesita mas que un nuevo liderazgo para poder salir de pozo donde ellos solos se han metido. Necesitan una catarsis profunda, que tiene que pasar en primer lugar por el reconocimiento de sus errores y pedir perdón a la sociedad por el daño ocasionado con sus políticas de ajuste de 2010. De lo contrario, me temo, que la sociedad continuará dándoles la espalda.

Si al final se configura ese frente amplio el bipartidismo desaparecerá en este país. Y por eso el objetivo de la derecha española y sus voceros es matar al monstruo que han creado con sus políticas antisociales. Todos han salido en tromba a descalificar a Podemos. Floriano, Arriola, Aguirre, el alcalde de Valladolid, la alcaldesa de Fuenguirola,... y como no podía ser menos,  desde la sucursal del P.P., Rosa Diez. Las descalificaciones son de lo más peregrinas, antisistemas, anticonstitucionales, frikys, la extrema izquierda que es  igual que la extrema derecha, comparación de Iglesias con Hitler, etc. La propia Rosa Diez acusando de que parte del programa de Podemos es igual al del neonazi Amanecer Dorado. ¿Se habrá fijado ella en el programa de UPyD? Y esto no ha hecho mas que empezar. Todo esto evidencia que los resultados electorales les han hecho daño.

Tienen miedo, les ha entrado el pánico solo de pensar lo que puede pasar en las próximas elecciones municipales, autonómicas y legislativas, si en la izquierda real se configura una fuerza política con un respaldo inicial de cerca el 20%, para confrontar contra el bipartidismo. Por eso hay que pedir generosidad a Podemos e IU para que, ahora que parece que la ciudadanía ha despertado de su letargo, en las próximas confrontaciones electorales exista una fuerza política que pueda y sepa canalizar el descontento social que han generado P.P. y PSOE con sus políticas de ajuste.

El monstruo tiene que desarrollarse y convertirse en un frente amplio de las fuerzas de la izquierda real para acabar con la hegemonía de los que han llevado a millones de españoles a la pobreza y la exclusión social. La sociedad española empieza a darse cuenta de que el cambio real es posible y eso les hace temblar. El miedo empieza a cambiar de bando.

Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails