lunes, 7 de abril de 2014

Los profesionales del insulto

Se dicen periodistas o tertulianos, saben de todo y opina de todo, cuando en realidad lo que muchas veces hacen es tan solo insultar al contrario. Su falta de argumentos es tan descarado que solo les queda el acceso a ese recurso.

La semana pasada le toco el turno a Alfonso Rojo en La Sexta Noche. Tanto el como Marruenda se dedicaron al juego del pim, pam pum, contra Ada Colau de la PAH. A ambos les desagrada que alguien les ponga ante  sus narices la verdadera realidad de este país y no la realidad que nos quiere contar el P.P. y sus voceros de determinados medios de comunicación.

Fue esa realidad la que provocó las iras  de Alonso Rojo cuando Ada Colau le pregunto "¿Dónde vive usted?" en referencia a que la única realidad que Alonso Rojo conoce es la de su entorno.  La reacción es de todos conocida, "Si vamos a lo personal, está usted muy gordita para el hambre que se pasa". No se que tiene de personal que a alguien se le diga que solo conoce la realidad que le rodea y que además de ese mundo de ensueño existe otro mundo. Donde las personas sufren, pasan hambre y son marginadas por el estado que les debería proteger.

Pero el problema no es el insulto grosero y machista de Alfonso  Rojo, que también,  sino la frecuencia con que este personaje acude al insulto para compensar su falta de argumentación. Siempre que coincide con Pablo Iglesias, los insultos son una constante y si no fuera por la frialdad y serenidad de Pablo es posible que alguna vez se hubiera llegado a mayores. Y mas grave aun es la actitud del presentador y de la propia cadena por permitir este tipo de actuaciones de los tertulianos a los que paga.
 
El desprestigio de muchos de los programas de debate político de nuestra televisión va parejo al propio desprestigio de la política. De ello no tiene tienen solo la culpa los tertulianos, sino y sobre todo los responsables de las cadenas que parece que quieren convertir los debates políticos en un reality show donde todo vale por el bien de la audiencia. Eso es lo que evidenció el presentador de La Sexta Noche. Que no tuvo reflejos cuando Alfonso Rojo insulto a Ada Colau y solamente cuando debieron darle un toque por el pinganillo, saco la tarjeta roja, para acto seguido amnistiarle en el segundo tiempo.
 
El problema de fondo es hay unos cuantos personajes, que se pasean por todas las televisiones, que pretenden ser mas papistas que el papa. Que no soportan que haya otra verdad que no sea la verdad oficial del partido al que representan o defienden. Y cuando alguien le rebate sus mentiras, se ponen nerviosos y solo saben reaccionar con el insulto. Al igual que en la política, si esto sucediera en cualquier país con un mínimo sentido de la democracia, esos tertulianos estarían fuera de los platos.
 
Salud, República y Socialismo.

5 comentarios:

Jesús Herrera Peña dijo...

De acuerdo con tu artículo, Antonio.
Pero si quieres meterte en honduras, además de escribir este estupendo artículo "Los profesionales del insulto", otro día podrías escribir "La telebasura de las televisiones" y algún otro día, "Los mierdecillas presentadores de tertulias televisivas".

Porque todo eso habría que abordar cuando nos ponemos a criticar el trato que dan a personas respetables y nada faltonas como Pablo Iglesias y Ada Colau.

Hay un tsunami arrasando en todas las televisiones de España que consiste en montar programas donde haya broncas, rifirrafes, combates de boxeo y etcétera. Piensan que cuanto peor, mejor. Y quizá están en lo cierto porque desde el debate pseudo-progre de "La Sexta Noche" pasando por todos los demás programas de otras televisiones carcas o progres, el aderezo del mal gusto de metar bocazas y provocadores, hoy por hoy, les está dando muy buenos resultados de audiencia.

Salud compañero,

RGAlmazán dijo...

Una vergüenza, Marhuenda es el protavoz mediático del PP y siempre, aunque no insulta tanto, infravalora a los demás, habla siempre en posesión de su verdad como si fuera La Verdad única. Y lo de Rojo clama al cielo, también lo de Inda, otro que tal baila y está enamoradísimo de Espe Aguirre.
En fin, son de una estirpe de baja estofa, muy baja, subterránea.

Salud y República

Ginés Jiménez Varela dijo...

Sin embargo tildar de "corrupto" y "cacique" al alcalde de Rivas, por diferencias de criterios políticos y sin nada demostrado si que vale. Participar en grupos de facebook ( el secreto está en la masa ) en los que se insulta a mujeres y darle a me gusta es toda una declaración de intenciones que colisiona con lo expuesto en el artículo porque viene a ser lo mismo que se critica. Vaya doble moral la tuya y la de Almazán al que también le "gusta" cuando unas energúmenas insultan gratuitamente a mujeres con las que pueden tener las discrepancias que quieran con razón o sin ella pero sin necesidad de llegar a la descalificación personal y mucho menos por su aspecto físico. Me parece lamentable. Luego iremos criticando la doble moral de los peperos cuando en IU Rivas algunas personas actúan exactamente igual. Echa un vistazo en el grupo de facebook que cito para comprobar que se trata de lo mismo que criticas. Lo de Marco Atienza llamando hija de puta a una concejala por no ceder espacios municipales para albergar las marchas de la dignidad ( parece que si que se cedieron y así lo agradecieron los responsables de la marcha)es ya otra historia que le emparenta directamente con gente de la calaña del tal Alfonso Rojo. Deberíais reflexionar sobre eso. Salud y República.

Lakacerola dijo...

Todos sabemos quién o quienes manejan los medios y a quien o quienes mantienen de títeres.
Un saludo.

GAMO REIL dijo...

Al lado oscuro cuando se le acaban los argumentos solamente le queda el insulto.Lo mejor es dejarles gruñir y no ponerse a su nivel.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails