sábado, 7 de octubre de 2017

En marcha por las pensiones

Desde que en 2013 el Partido Popular reformó de manera unilateral el sistema de pensiones, en contra incluso del Pacto de Toledo, estas no han hecho mas que perder poder adquisitivo y continuarán haciéndolo mientras no se derogue dicha reforma.

Garantizar la viabilidad del sistema público de pensiones; asegurar la revalorización de las pensiones para que no sigan perdiendo poder adquisitivo; derogar la reforma de 2013 aprobada unilateralmente por el Gobierno del PP, y abrir un proceso de negociación que garantice el presente y futuro del sistema de Seguridad Social, son las principales reivindicaciones de las marchas de jubilados y pensionistas de CCOO y UGT, que desde el 30 de septiembre recorren a pie las principales ciudades del país, y confluirán en una gran concentración en Madrid el 9 de octubre.

Cinco columnas recorren los caminos y carreteras de España desde Asturias, Galicia, Cantabria, Comunidad Valenciana y Andalucía para unirse en Madrid, el 9 de octubre, en un gran acto sindical que se celebrará en la Puerta del Sol. El permanente desprecio del Partido Popular a la precariedad de la mayoría de los pensionistas y jubilados y a la insistencia en un sistema de pensiones que solo garantiza el deterioro permanente y continuo del sistema es lo que ha motivado llevar a cabo esta iniciativa.

El Partido Popular lo fía toda a la creación de empleo como medio para garantizar era sostenimiento del sistema publico de pensiones, pero la realidad es otra. No basta con que crezca el empleo si la dinámica del mercado de trabajo español implica la constante disminución de los empleo fijos y de calidad y son reemplazados por empleos precarios, en malas condiciones y con salarios de miseria. El sistema público de pensiones español se sostiene solo con las cotizaciones de trabajadores y empresario. Si los salarios de los trabajadores son cada vez más bajos, por mucho que crezca los empleos los ingresos de la Seguridad Social irán disminuyendo de manera permanente. Es cierto que la mejor garantía de la sostenibilidad del sistema público de pensiones es el crecimiento del empleo pero con la premisa de que el empleo que se genere sea con trabajo y salarios dignos. 

Hoy la realidad de nuestro sistema público de pensiones es la siguiente:

  • Las pensiones pierden poder adquisitivo y solo se revalorizan un 0,25% cada año.
  • La pensión media se sitúa en 918 euros mensuales y la más frecuente en 650.
  • El 50% de los pensionistas no llega al SMI y el 38% vive bajo el umbral de la pobreza.
  • Las pensiones son la fuente de ingresos de más de 9 millones de personas.
  • 4 de cada 10 pensiones han contribuido a sostener a sus familias durante la crisis.
  • La ineficacia del Gobierno del PP para abordar el desequilibrio financiero de las cuentas de la Seguridad Social, consumiendo anticipadamente el Fondo de Reserva.


Defender el sistema público de pensiones no es solo un objetivo de los actuales pensionistas y jubilados, sino del conjunto de trabajadores y trabajadoras del estado español, porque alguna vez todo/as llegarán a integrar el sistema público de pensiones. Por eso es imprescindible  el apoyo de toda la sociedad a esta movilización, para que se deroga la reforma de 2013 y se establezca un sistema justo de prestaciones que garantice una pensión digna y el mantenimiento del poder adquisitivo del conjunto  de las pensiones.

Acudamos a la manifestación que podrá fin a la marcha por la pensiones el lunes día 9 de octubre a las 11,30 horas desde la Glorieta de Atocha a la Puerta del Sol.

Salud República y Socialismo.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails