miércoles, 27 de julio de 2016

Echenique justifica lo injustificable

Leyendo la justificación de Echenique parece que habría que darle las gracias por su "buena acción". Pero la realidad es que se ha comportado como un vulgar defraudador, aunque sea a pequeña escala.

La realidad es que Echenique ha tenido durante un tiempo un asistente sin contrato y sin pagar las correspondientes cuotas a la seguridad. La realidad es que mientras él tenía un asistente sin contrato y sin pagar a la Seguridad Social, hacia alegatos contra quienes tenían personal doméstico de manera ilegal, sin contrato ni cotizaciones. Lo mismo que él hacía. Eso tiene un nombre, hipocresía.  Además de ser un defraudador a la Seguridad Social o cómplice de un fraude si consentía que su asistente no abonara las cuotas de autónomo.


Pero él pretende dar la vuelta a la tortilla justificando el fraude con el argumento de que hacía un favor a su asistente debido a su precariedad salarial. Y para colmo la culpa la tiene el sistema que aboca a estas situaciones a los autónomos. Es la solidaridad mal entendida. Porque si quería ser solidario con su asistente  tenía dos opciones. Una, ayudarle a pagar las cuotas de autónomo y dos contratarle a tiempo parcial y darle de alta en la Seguridad Social. Es decir lo mismo que él reclamaba a los demás.

Porque determinados "favores" a veces son contraproducentes. Las cuotas no pagadas a la Seguridad Social contribuyen a la descapitalización del sistema de pensiones y seguro que Echenique se habrá mostrado en contra de los empresarios que no cumplen con sus obligaciones y contra las políticas de PP que llevan al incremento del déficit de la Seguridad Social. Pues cualquier acción u omisión que contribuya a la descapitalización del sistema es repudiable. Incluida la de Echenique.  

No es suficiente con decir que "sabía que no estaba haciendo las cosas bien". Es lo mismo  que decía el Borbón padre, "lo siento, me he equivocado, no volverá a ocurrir". Porque los errores, cuando se está en política, se pagan asumiendo responsabilidad política. Esas que se exigen, con todo derecho, al contrario cuando se le pilla en un renuncio. Y eso es lo que debería hacer Echenique, asumir responsabilidades políticas. IU y Alberto Garzón ya se las han pedido, porque es lo coherente. El nivel de corrupción política en nuestro país es de tal nivel que se ha que tener tolerancia cero con cualquier situación parecida.

Porque en la UE se dimite por cosas tan simples como haber copiado en la juventud una parte de la tesis doctoral,  una multa de tráfico o pagar con dinero público pequeña cuestiones personales. Eso es lo que nos hace diferentes a unos y otros en política, la ética con la que gestionamos nuestra actuación política. Pero parece que cuando a uno le toca en primera persona,  siempre se busca un justificación para no hacerlo. La ejemplaridad es lo único que nos puede llevar a la regeneración política de nuestra política.

Salud, República y Socialismo

1 comentario:

Jose Luis Lagarde M'putu dijo...

Iros a tomar por culo todos y seguiremos gozando de vuestras mirrdas porque no vsis a callaros, q os den

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails