lunes, 7 de marzo de 2016

8 de marzo, igualdad y empoderamiento de las mujeres


Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se celebra en un contexto especial. En el de la confirmación de un gobierno resultado de las elecciones del pasado 20 de diciembre.
Un contexto en el que los partidos políticos que pretendan formar gobierno o apoyar una opción de gobierno, deberían tener en cuenta la situación  de deterioro social y económica en que el Partido Popular y Mariano Rajoy ha abocado a las mujeres de este país. La pasada legislatura, gobernada por el PP, ha sido una legislatura en la que se ha producido un fuerte retroceso en derechos, empleo e igualdad. Estos retrocesos se pueden concretar en los siguientes términos:
  • Los contratos temporales alcanzaron el 91,2%, mientras los contratos registrados indefinidos, a tiempo completo, apenas llegaron al 4,66%.
  • Permanente aumento de personas desempleadas, de las que 2.218.273 son mujeres, lo que constituye el 53,44% del paro registrado.
  • La tasa de actividad de las mujeres es del 53,7%, con una brecha de género de 12 puntos.
  • La tasa de empleo de las mujeres es del 41,05%, con una brecha de 11 puntos.
  • La participación de mujeres con jornada parcial en el empleo total femenino es del 25,6%.
  • Creciente brecha salarial: el salario medio anual de las mujeres tendría que aumentar un 32% para equipararse al masculino
  • La brecha en las prestaciones por desempleo de las mujeres es del 24%.
  • En 2015 murieron asesinadas por su pareja o ex pareja 59 mujeres y 11 en lo que va de año.
Estos datos evidencia la insuficiencia e ineficacia de las políticas para combatir el grave problema de la discriminación laboral y de la violencia estructural contra las mujeres. Desde 2011 se han reducido un 43% los programas de igualad y un 17% los programas contra la violencia de genero. No se aplica la transversalidad de género en las políticas el gobierno, la coeducación no llega a las aulas y hay déficit en concilian y corresponsabilidad. La contrarreforma de la ley de educación con la aprobación de la LOMCE, supuso también un retroceso en las políticas de igualdad, al eliminar la asignatura de Educación parra la ciudadanía, que educaba en valores de igualdad de género.
Por eso es necesario que un nuevo gobierno progresistas derogue todas las leyes que supusieron un retroceso y un recorte de derechos para los/as trabajadores/as y la ciudadanía en general, se ocupe también de priorizar las políticas de igualdad y revertir  todos los recortes y reformas regresivas que afecten a la mujer y que fueron impuestas por el PP en la pasada legislatura. Para ello es necesario que se comprometan a :
  • Un Plan integral para la igualdad entre mujeres y hombres y contra la violencia de género, en el marco del diálogo social y la negociación colectiva, que acabe con la precariedad y las brechas de la desigualdad (en el empleo, salarios, promoción, protección social, etc.), y ataque de raíz la violencia machista.
  • Restituir y ampliar las redes de protección y el carácter universal y de calidad de los servicios públicos y poner en marcha una Renta Mínima estatal, que proteja a los dos millones de personas sin prestaciones abocadas a la exclusión social, la mayoría mujeres con menores a cargo.
  • Impulsar la presencia paritaria de las mujeres en todos los órganos de representación y decisión, insuficiente en el conjunto de estructuras sociales y económicas de la sociedad española, resultado de una cultura patriarcal que sigue promoviendo la desigualdad en el acceso al poder de mujeres y hombres.
  • Revertir los recortes y las reformas regresivas del anterior Ejecutivo, con grave impacto de género: Reforma Laboral Ley 3/2012, LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa) y Ley Orgánica 11/2015 de interrupción voluntaria del embarazo.
  • Promover la colaboración, coordinación e implicación del conjunto de Administraciones Públicas, organismos, distintos actores y agentes sociales, para mejorar la respuesta institucional y optimizar los recursos y medidas que permitan la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres.
  • Garantizar y fortalecer los servicios públicos de calidad, especialmente en educación, sanidad y atención a la dependencia, avanzando en conciliación y corresponsabilidad, que se apliquen las 4 semanas del permiso de paternidad y se garanticen las infraestructuras públicas (atención de 0 a 3 años) y personas dependientes.
En definitiva un 8 de marzo para impulsar la igualdad y el empoderamiento de las mujeres.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails