martes, 9 de diciembre de 2014

Pues si, hoy es el Dia Internacion Contra la Corrupción

Se supondría que en un día como este el gobierno del PP, que dice estar comprometido en la lucha contra la corrupción, tuviera una acción ejemplar en este sentido o hiciera una declaración institucional que reafirmara su compromiso. Pues no, este día ha pasado sin pena ni gloria hasta en los medios de comunicación españoles.

El 31 de octubre de 2003, la Asamblea General aprobó la Convención de las Naciones Unidas contra la corrupción, que entró en vigor en diciembre de 2005. Desde entonces todos los 9 de diciembre se conmemora esa efeméride, que como muchas otras se queda simplemente en una declaración de intenciones. El panorama español es simplemente desolador. Los que se autodenominan comprometidos contra la corrupción hoy han demostrado claramente cual es su compromiso en la lucha contra esta lacra política y social. El Partido Popular ha rechazado en el Parlamento la proposición de Izquierda Unida, apoyada por toda la oposición, de constituir una comisión de investigación sobre  la corrupcion en los partidos políticos y otra especifica sobre el escándalo de Bankia.

Partidos, sindicatos y empresarios, todos tienen responsabilidad en la lucha contra la corrupción. Tan corrupto es quien corrompe como quien se deja corromper y quien tapa o justifica sus casos de corrupcion, mientra critica los ajenos. Pero quien mayor responsabilidad tiene en la lucha contra la corrupcion es sin duda el gobierno, en este caso el Partido Popular. Porque es quien puede poner los medios legislativos, policiales y judiciales para luchar contra esa lacra. Pero el P.P. está  muy poco interesado en acabar con la corrupcion y los corruptos. Durante mucho tiempo apenas les ha preocupado porque sus potenciales votantes no eran críticos con la corrupción y seguían votándoles a pesar de las evidentes conexiones de sus cargos públicos y dirigentes del P.P. con los casos  más importantes de corrupcion en el país.

Ahora cuando empiezan a sentir la desafección de sus votantes, es cuando empiezan a preocuparse. Pero ni por esa razón tienen una actitud contundente en la lucha contra la corrupción. Todo se queda en ampulosas declaraciones de principios y en medidas que en ocasiones van en el sentido contrario a la lucha contra la corrupción. Porque pretende limitar por ley el periodo de instrucción de los casos de corrupción es simplemente poner trabas a la efectiva lucha contra esa lacra. Efectivamente la duración excesivamente larga de los más importantes casos de corrupcion va en contra de una eficaz lucha contra la corrupción. Pero eso no se consigue limitando el periodo de instrucción, sino poniendo más medios a disposición la justicia para que la instrucción se pueda llevar con mayor celeridad.

No ayuda tampoco a la lucha contra la corrupción la injerencia del Gobierno, del P.P., en determinados casos de corrupcion, como los casos Noos, Gürtell o Bárcenas. En un caso por proteger a un miembro de la familia real y en los otros porque el PP esta directamente implicado en la corrupción que se está investigando. Se jacta la Cospedal de que el P.P. es el partido que más dimisiones ha provocado por casos de corrupción. El problema es que no es un asunto cuantitativo sino cualitativo. Si se está imbuido en muchos casos de corrupcion, lo normal es que se tengan muchas dimisiones, por tanto lo importante es saber no el número de dimisiones sino el porcentaje de dimisiones que se han producido. Ahí es donde el P.P. flojea, basta ver el número de imputados que continúan en sus cargos públicos y lo mucho que les cuesta tomar medidas contra sus corruptos.

La lucha contra la corrupcion es un asunto de tolerancia cero, de ejemplaridad. De entender que una cuestión es la responsabilidad penal y otra la responsabilidad política. Si todos los partidos fueran tan intransigentes con sus  corruptos como lo son con los corruptos ajenos, si nadie justificara y amparara la más mínima corrupcion y si todos los partidos fueran didácticos con este asunto, asumiendo las responsabilidades políticas y echando de las instituciones y las listas electorales a todos/as aquellos/as que tienen vinculación con la corrupción, no se hubiera llegado a la vergonzosa situación que padecemos en España. Cuando alguien, en España, dimita por cosas como haber  plagiado en su juventud una parte de su tesis doctoral, entonce podremos decir que se está contra la corrupción sistémica de un sistema corrupto. Mientras tanto solamente estaremos viendo la paja en el ojo ajeno y no la viga en el nuestro.

Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails